Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

A favor de los niños

Vanesa Dellavale es miembro de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia de Córdoba. En diálogo con El Milenio, aseguró que “son múltiples las causas de la vulneración de los derechos y hay un rol fundamental de las familias de origen”.


Por Pablo Brueyne | periodico@elmilenio.info

Colaboradores: Gaspar Donemberg. 4°B IMVA.

Martín Mías y Tomás Bronstein. 4°A IENM


Los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, una construcción colectiva y un gran desafío para reflexionar, involucrarse y hacer cotidiana la protección de los chicos y chicas desde el lugar en que cada uno ocupe como ciudadanos. 

Vanesa Dellavale, miembro de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia de Córdoba (SENAF), responsable en el corredor Colón de la coordinación de acciones tendientes a garantizar sus derechos; “nos informa sobre nuestras posibilidades de ser parte de este sistema integral de protección, nos propone mirarnos como seres humanos, a prestar el oído y a adentrarnos en las necesidades ajenas, donde siempre podemos hacer algo por ese otro/a”.

Los principales protagonistas de este sistema son ellos: los Niños, las Niñas y los Adolescentes.

→”Conocer nuestros derechos es sin dudas el primer paso…”

El Milenio: ¿Cuál es la importancia del sistema de protección de niños, niñas y adolescentes?

Vanesa Dellavale: Es una disposición legal, hay dos leyes (una nacional y otra provincial) que vienen emprendidas en los tratados y convenciones internacionales de protección integral de los derechos de los niños, niñas y adolescentes (NNyA).

Argentina tiene una ley Nacional que es la N° 26.016 y la ley provincial que es la N°9.944 que son de protección y promoción de los derechos de niños, niñas y adolescentes, entonces en ese marco, en primera instancia, decimos que el sistema de protección lo establece la ley, y por otro lado que este sistema lo conformamos con los diferentes sectores que van a participar de promover y de tomar acciones sobre situaciones de vulneración de derechos.

EM: ¿Cómo nos damos cuenta que un N, N y A está siendo vulnerado en sus derechos? ¿Qué debemos hacer?

VD: Acá lo más importante es preguntarnos qué son los derechos, y de qué derechos hablamos   para decir si hay vulneración. De nuevo la ley N° 9.944 nos lleva al artículo 13, donde hace mención y puntualiza sobre los derechos básicos de los niños, niñas y adolescentes. No se debe reducir solo al maltrato y a lesiones físicas, sino que hay otras vulneraciones que no se garantizan y pueden tener intervención del Estado, por ejemplo.

Entre esos derechos que menciona la ley están: el derecho a tener documentación, a la identidad, a la libertad de expresión, al acceso a la salud, etc. Y cada uno de ellos tienen mucha implicancia en toda la comunidad, porque no es el Estado solamente el que debe garantizar esos derechos sino cada uno, desde el lugar que ocupa en las instituciones y como ciudadanos podemos aportar para garantizar esos derechos.

Uno de los derechos que a mí me gusta reflexionar es el de “un medio ambiente saludable”, indudablemente que en eso todos tenemos algo que hacer para garantizarlos, no solo en los niños sino en adultos también.

Nosotros como institución SENAF, como Secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, las denuncias de supuesta vulneración de derechos nos ingresan por una persona, que se acerca a la sede por una situación de un niño o adolescente que lo está viviendo en las instituciones educativas, que a veces ingresan demandas o solicitudes de intervención de los equipos. Se evalúan esas situaciones puntuales que se están denunciando, poniéndonos en contexto para determinar si hay o no vulneración de derechos.

“Un niño que no va a la escuela es un derecho vulnerado”. Tratamos de ver por qué ese niño no va a la escuela, quizá hay algunos factores que se pueden modificar y el niño retorna a la institución educativa o no, las situaciones son complejas y son muchas las causas que hacen, entre otras cosas, que no vaya a la escuela. Cuando un niño o adolescente no responde a los parámetros socialmente establecidos por la ley, en materia de desarrollo saludable, podemos decir que puede haber márgenes de vulneración de derechos.

→”Es necesario que todos y todas seamos parte de esta construcción, es indispensable para la protección y garantizar derechos…”

EM: ¿Cuáles son causas de la vulneración de derechos?

VD: Multicausales. De las demandas que recibimos, si bien hay un alto porcentaje de situaciones de supuestos abusos sexuales sobre todo en la franja de los adolescentes, son múltiples las causas de la vulneración de los derechos y creo que, en esto, hay un rol fundamental de las familias de origen, en donde por acción u omisión lleva a estos niños o adolescentes a diferentes situaciones de riesgo o de vulneración de derechos como le llamamos.

Pueden ser omisiones el no ocuparme de que mi hijo tenga documento, que no tenga su estado de salud asistido, no tenga un certificado de discapacidad en tiempo y forma o que tenga lesiones físicas y psicológicas. Por eso se apunta a trabajos de abordaje intersectoriales, quiere decir que un psicólogo por sí mismo no puede solucionar o tratar de arreglar la situación de vulneración. Tiene que haber un equipo de intervención de los sectores: me refiero a salud, educación, SENAF, comunidad, recreación; todos estos sectores van a tener competencia en poner una estrategia de intervención que se plantea y se diseña para restituir ese derecho que no está siendo cumplimentado. Por eso hablamos de un sistema de promoción, porque son diferentes sectores los que se ven involucrados en la intervención.

La escuela, “nuestra lupa para los niños, niñas y adolescentes”

EM: ¿Qué rol cumplen las escuelas con esta problemática?

VD: Muchas de las denuncias que recibimos vienen de las instituciones educativas, porque son las comunidades que tienen más llegada a los jóvenes y niños, entonces estas pueden ver si hay algún cambio de conducta en el niño o niña, que a nosotros nos lleve a pensar que algo no anda bien. El año pasado se logró implementar el primer documento de orientación de actuaciones de nivel ministerial llamado “Entre SENAF y el Sistema Educativo”.

EM: ¿Quiénes son los más afectados los niños, las niñas o los adolescentes?

VD: En primer lugar, la sociedad en general, y si nos referimos a cuestiones de edad y género es indistinto, estadísticamente se da igual en nenas y varones, ahora si nos centramos en los tipos de vulneración, como por ejemplo vulneración sexual, tiene más implicancia en adolescentes mujeres, pero si hablamos de maltrato físico, es más en niños pequeños, indistintamente varón y mujer.

Garantizando el bienestar integral de ellos/as

EM: ¿De qué se trata la llamada restitución de derechos?

VD: Cuando hablamos de vulneración de derechos, decimos que hay algo que no se está respetando en cuanto a la educación, salud, integridad física o la libertad de expresión. Muchas veces los que vulneran derechos son las instituciones, no sólo son las mamás o los papás de los niños, también los medios de comunicación vulneran derechos. Pero cuando hablamos de restitución es poner en ejecución acciones a cargo de los distintos sectores para trabajar o diseñar dispositivos de intervención para que ese derecho sea de nuevo garantizado.

EM: ¿Qué aspectos influyen en las familias para respetar o vulnerar estos derechos?

VD: Yo creo que hay un aspecto estructural y social que es fundamental, porque hoy sí puedo decir que muchas de las que llamamos vulneraciones de derechos no se deben reducir a una sola lectura, porque tiene que ver con una trama social tan compleja que presiona, de un modo particular, a las familias: desde lo económico, las exigencias, familias con una pobreza estructural que no llegan a cubrir sus necesidades básicas o a no tener un acceso a la salud ni a la educación. Indudablemente va generando tensiones en el interior de la familia que hacen que se incrementen las discusiones. Entonces nosotros tratamos de que las familias vuelvan y centren su ojo en su objetivo que es cuidar a su hijo.

Lo que aún nos falta como sociedad: manos a la obra

EM: ¿Cuál es tu opinión personal sobre el funcionamiento del sistema de protección de niños, niñas y adolescentes?

VD: La verdad es que falta muchísimo, todavía estamos tratando la Nueva Ley de Niñez desde 2006, a nivel provincial. Nos falta mucho porque está faltando seguir diseñando verdaderas políticas en materia de niñez, aportar verdadero presupuesto en la misma y hay un desconocimiento de la Ley Nacional y Provincial, incluso por parte de las instituciones y de los agentes que trabajamos en estas. A partir del 2014, cuando me toca trabajar en esta secretaría y en el rol que me compete, conocí esta Ley verdaderamente, pero la Ley está desde el 2006 cuando yo ya era agente público.

Este sistema no me genera más trabajo como agente de estado, sino que me da la posibilidad de poder trabajar de manera intersectorial, desde otros puntos de vista, donde se enriquece la profesión en las tareas que uno realiza. Desde mi puesto he podido ver que en estos últimos dos años ha habido un salto bastante importante de crecimiento, apostando a la construcción del sistema de protección.

Me gustaría decir que desde el lugar que ocupe cada uno, incluso como estudiante, podemos estar comprometidos en mirar al Otro como una persona, como un ser humano, como un niño, verlo con sus necesidades donde siempre podemos hacer algo por el Otro. A veces, lamentablemente, hay que llegar a una denuncia como puesta en conocimiento de la situación para que otros puedan involucrarse. No siempre es necesario llegar a una denuncia y cada uno puede prestar oído, tener una mirada más atenta a la necesidad del otro. Un ejemplo sería la institución educativa donde cuentan con un cuerpo de docentes y gabinetes que pueden ayudar a un compañero que esté atravesando situaciones difíciles, y sinó, las autoridades saben cómo actuar para modificarla.

Cabe recalcar que los principales responsables de sus derechos y de los derechos de los niños son la familia, obligados por el rol que tienen. Estos derechos nunca están garantizados al 100%. Ustedes son los protagonistas de este sistema.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: