Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

¿Huevos de oro?

Los precios de los productos de la canasta de Pascuas se incrementaron un 27,5% anual promedio, con alzas mayores en los segmentos premium y de segundas y terceras marcas, según reportó hoy un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda.


Una pieza grande de chocolate hueco con forma de huevo para compartir en familia, o uno de menor tamaño para los más pequeños, es el máximo al que puede acceder- en el mejor de los casos– el bolsillo del grueso de la población.

Es que los huevos de pascuas están año a año cada vez más caros. Si aún no tiene uno para compartir en el almuerzo familiar del domingo que viene, aproveche y vaya a comprarlo con los descuentos de último momento.

Es que en cercanías a la fecha aparecieron algunas ofertas en las grandes cadenas de supermercado, rebajas del 15 al 25% del precio original, o sea, el de unos pocos días atrás. El almacenero de barrio no tiene la posibilidad de variar tanto los precios, no obstante generalmente, optan por ceder en ganancia -aun cuando sea muy poca- en virtud de no dejarse un producto de consumo tan puntual como este y que no dura hasta la próxima temporada.


Un 27,5% arriba 


Los precios de los productos de la canasta de Pascuas se incrementaron un 27,5% anual promedio, con alzas mayores en los segmentos premium y de segundas y terceras marcas, según reportó hoy un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda.
   
Se relevaron 15 establecimientos comerciales del área metropolitana de Buenos Aires, Córdoba y otros tantos del interior del país por canales digitales, se llegó a un valor de 893 pesos para la canasta total de 8 productos. Ese valor de la canasta representativa de consumos característicos de clase media resultó un 27,5% más elevado del registrado en la misma época del año pasado, destaca el informe.

Todos los huevos de pascuas considerados aumentaron de precio respecto a 2017, entre el 15,65% y el 32,97%. El huevo de 150 gr de primera marca es el que mayor incremento interanual presentó (32,97%),pasando de costar $227,50 en 2017 a $302,50 en 2018. 

Cuando la canasta se integra con segundas y terceras marcas, se tiene un valor menor a los 390 pesos, pero la variación porcentual se acerca al 29% respecto de las Pascuas de 2017, se informó. En contraste, el segmento premium consolidó una canasta de 1.214 pesos, con una suba cercana al 11 por ciento en el último año. Del seguimiento a lo largo del tiempo de estos productos, se verifican aumentos sustantivos: de la comparación contra 2016 se desprende un alza del 81%, mientras que con relación a la Pascua de 2015 se acumulan aumentos del 140%.
   
En cuanto al desagregado por producto también hubo subas sustantivas: el segmento de productos dulces presenta subas del 29,3% promedio a partir de “rosca de pascua” (32,3%), “conejo de pascua” (30,7%), “chocolate en barra” (29,4%) y huevo de pascua (25%). Del grupo de productos ictícolas, se desprende un encarecimiento promedio del 25,7%: esta suba se explica, en gran medida, por el alza en el salmón (27,2%) y merluza (26%), dice el informe de la Universidad Nacional de Avellaneda. En menor proporción, aumentaron langostinos (25,6%) y camarones (24%).
   
Al comparar con los ingresos de las familias, el análisis precisó que en 2017 se podían comprar casi 27 veces la canasta más económica mientras que, en la actualidad, un salario mínimo alcanza para poco más de 24 canastas de pascuas. Estos incrementos por sobre el nivel general de precios –e ingresos- determinan una caída del 7,5 por ciento en el poder adquisitivo de las familias.


El origen


Resultado de imagen para pascuas chocolate

Asimismo, vale recordar la tradición que nos lleva a hacer este gasto. Originalmente los huevos se pintaban de colores luminosos y fuertes para representar la luz de la primavera (en este hemisferio la adoptamos, como a tantas otras, aunque estemos en otoño).

Históricamente, el huevo fue sinónimo de fertilidad, esperanza y renacimiento y adquirió importancia dentro de la mitología egipcia cuando el Ave Fénix se quemó en su nido y renació a partir del huevo que lo había creado. También los hindúes sostenían que el mundo había nacido de un huevo.

Los huevos de pascua en la antigüedad eran de gallina y de pato y en la edad media les eran regalados a los chicos durante las celebraciones. Además, se usaban en ritos y festivales de primavera y se regalaban o se intercambiaban, ya pintados o decorados.

Durante los siglos IX a finales del siglo XVIII, la iglesia católica prohibió a sus feligreses comer huevos durante la cuaresma por considerarlos un alimento equivalente a la carne. Los partidarios de esta tradición guardaban los huevos y para mantenerlos frescos los bañaban con una fina capa de cera líquida. Terminada la cuaresma, se reunían frente a las parroquias y los regalaban.

Con el tiempo, la iglesia católica fue cambiando las costumbres recomendando, en la actualidad, la abstinencia de carne los viernes de la Semana Santa. Sin embargo, la práctica de regalar huevos el domingo de Pascua siguió y de hecho, continúa en muchos países del mundo. Si hablamos de los huevos como símbolo cristiano, estos simbolizan una ‘vida nueva’, tal como significa la palabra Pascua.

Los de chocolate son una invención relativamente reciente que inició a principios del siglo XIX en Francia y Alemania y se trataba de huevos macizos, ya que la técnica para hacerlos huecos no estaba desarrollada. Cada huevo era decorado con chocolate o con flores de azúcar.

Por tanto, si el bolsillo aprieta, se puede optar por volver a los orígenes y aprovechar un entretenimiento familiar y pasar un rato del largo fin de semana que nos da la pascua, decorando la cáscara de huevos duros con fibras, témperas, esmalte de uñas o los materiales que se tengan a mano, para aprovecharlos posteriormente y compartirlos en el menú del domingo que viene. Sano y barato, pero si aun así se queda con ganas de comer chocolate, cómprese una tableta o uno de los que hace la vecina, que son mucho más económicos.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: