Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

La guía para comer fuera de casa

Si se es diabético, comer fuera de casa parece ser un reto. A continuación una guía de cómo comer en los restaurantes de manera segura y sin descuidar la dieta. Esta está basada en recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación.


Por Redacción El Milenio | periodico@elmilenio.info


Ya sea una reunión de trabajo con almuerzo o cena, comprados en una casa de comidas para llevar del barrio o una comida rápida, comer afuera es parte de la vida cotidiana de cada persona, principalmente porque es fácil, es rápido y es divertido. Pero para alguien que tiene diabetes puede ser poco saludable, a no ser que se planifique con anticipación, lo que implica elegir con prudencia las comidas que se ajusten a cada plan alimentario.


Aprender los índices glicémicos de los alimentos

Para poder ganar la batalla de comer fuera de casa como diabético, es necesario entender cuáles alimentos probablemente no afectarán los niveles de glucosa o azúcar. Ciertos granos, frutas, verduras y fuentes de proteínas no afectan tanto dichos niveles como otros alimentos. Si se aprende a reconocer este tipo de alimentos, se puede detectar los índices glicémicos de cualquier menú y escoger la opción más saludable de manera simple al memorizarlos.

  1. Memorizar las mejores opciones de verduras.
  2. Memorizar las mejores opciones de granos.
  3. Recordar las fuentes de proteínas más útiles.

Defender cada posición en los restaurantes

De manera general, los restaurantes tienen personal que puede dar información acerca de los alimentos que son seguros para quienes son diabéticos. En este sentido, cada comenzar es libre de preguntar acerca de cómo fue preparada la salsa, si se usó azúcar para ello o si se puede cambiar, por otro sustito un determinado plato de comida.

  1. Preguntar acerca de las opciones para personas diabéticas al personal del restaurante.
  2. Seleccionar los alimentos bajos en carbohidratos del menú.
  3. Pedir que empaquen la mitad de la comida para llevar a casa antes de servirla.
  4. Preguntar acerca de los ingredientes cuando sea necesario.

Cuidar la cantidad de azúcar que se consume cuando se sale a comer afuera

Es necesario leer las opciones del menú cuidadosamente en búsqueda de palabras que indiquen que tienen azúcar escondido. El azúcar en la forma de carbohidratos refinados o endulzantes de origen natural pueden estar ocultos entre los detalles.

  1. Evitar las bebidas azucaradas.
  2. Compartir el postre o saltearlo.
  3. Mantener la alerta de las azúcares ocultas en los alimentos.

Monitorizar los niveles de azúcar cuidadosamente

Si se utiliza una bomba de insulina o un monitor de azúcar sanguíneo, revisar antes y después los niveles para seguir en un rango seguro.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: