Anuncios

De un hobby a una pasión

La profesora de danza, Fernanda Neder, nos cuenta un poco más sobre su pasión: el baile. “Por ahí en un futuro me daría ganas de enseñar algo relacionado con la composición coreográfica y más el contemporáneo”, confió a El Milenio. 


Por Camila Ceballos, 4to Año “A”  | periodico@elmilenio.info 


¿El único trabajo que ejerces es el de profe de danza o te dedicas a algo más?

Bueno, yo además de estudiar para ser profesora de jazz y de tap, hice una carrera universitaria, que es Licenciatura en Administración Hotelera.

Actualmente, ejerzo como docente de danza y como bailarina, y en ciertos momentos del año combino esta profesión con la otra, de la cual yo me recibí.

En enero, febrero, julio y en ciertos eventos del año voy a un hotel all inclusive que queda en Valle Hermoso, se llama “El Castillo”, y ahí atiendo a los huéspedes y además doy algunas clases de danza para la gente que se aloja en el lugar.

A su vez, tengo un microemprendimiento llamado “La Borleria”, en el que diseño y coso cosas para el hogar, como por ejemplo manteles, cortinas, hago borlas, cartucheras, entre otros objetos.

¿Solo enseñás jazz y tap?

Actualmente, enseño danza jazz y tap porque son de las carreras en las que me recibí acá en la escuela Dance Center, pero por ahí, en un futuro me daría ganas de enseñar algo relacionado con la composición coreográfica, y más el contemporáneo.

¿A qué edad empezaste a bailar y con qué danza empezaste?

Empecé cuando estaba en primer año del secundario, en el 2001 que yo tenía 13 años creo, y empecé como hobby haciendo danza jazz.

¿Cuál fue la razón que te incentivo a seguir bailando?

Principalmente, porque una amiga me dijo que viniera, y la razón por la que seguí fue que me fascinaba hacerlo, después empecé con tap y después clásico, más tarde contemporáneo y bueno cada vez me gustaba más.


“Cada vez que me paro en un escenario, me siguen dando las mismas cosquillas en la panza y las ganas de hacer pis, y me encanta”

¿Bailás otro tipo de danza además de las que enseñas?

Sí, actualmente estoy en una compañía de danza contemporánea así que bailo contemporáneo allí, también nos dan clases de ballet de clásico, y también tomo clases de hip hop. El año pasado también tomé clases de composición coreográfica.

Desde tu punto de vista: ¿qué se necesita para ser un buen bailarín?

Bueno, para mí para ser un buen bailarín se necesita disciplina, porque bailar bien implica mucha constancia en el trabajo diario de desarrollar las capacidades, a su vez hay que tener algo que por ahí se le dice cliché, pero es pasión, algo que te nazca del corazón, algo que alimente los movimientos de la danza desde algo más abstracto para poder llegar al público o a quien vos estés bailando.

Entonces, también hace falta trabajar la técnica, la expresividad y también trabajar la mente para poder tener la serenidad y el foco que hace falta cumplir, lo que cada bailarín aspira y desea.

¿Qué te gusta transmitir al bailar?

Lo que me gusta transmitir seria: todo depende de lo que la coreografía o la danza pida, pero me gusta mucho transmitir la sensación de disfrute y, creo que, principalmente depende de las características de la coreografía y del sentido que tenga eso que estoy bailando, porque no es lo mismo conectarme con la tristeza que con la desolación, que con la alegría o la euforia.

¿De qué forma te inspirás para crear tus coreografías?

¡Que buena pregunta! Creo que la inspiración la podes encontrar en cualquier lugar. Sucede que me conecto mucho con la canción que tengo que coreografiar, me gusta buscar la letra, también qué quiso decir el cantante o el escritor cuando la hizo y me inspiro en movimientos, en la música.

Hay veces que no se, busco cosas en la naturaleza, cosas en mis compañeras, en personas, películas, son infinitos los lugares en donde podes conseguir la inspiración.

La imagen puede contener: una o varias personas
“Por ahí en un futuro me daría ganas de enseñar algo relacionado con la composición coreográfica y más el contemporáneo.”

¿Estudiaste siempre en la misma academia o fuiste cambiando?

Desde que empecé seguí estudiando en Dance Center, pero hace dos o tres años lo hago también en otros lugares.

¿Qué sentís al estar parada en un escenario haciendo lo que te gusta?

Es uno de los momentos más felices de mi vida, siento mucha adrenalina a pesar que hace varios años que bailo, como que cada vez que me paro en un escenario, me siguen dando las mismas cosquillas en la panza y las ganas de hacer pis, y me encanta.

Creo que ese momento es hermoso, es en donde se pone en manifiesto todo el trabajo que hago durante los ensayos y de práctica.

¿Por qué te gusta tanto lo que hacés? ¿lo dejarías?

No lo dejaría ni loca, incluso no sé si algún día pasa algo que no pueda bailar más, seguiría conectada a la danza desde otro lugar.

Me gusta tanto porque me hace sentir muchas cosas placenteras y hermosas, me gusta mucho bailar y también ser maestra, ver como todo el conocimiento que yo tengo, se lo puedo regalar y transmitir a mis alumnas, y que ellas puedan hacer este camino que yo transite en algún momento.


DATOS CURIOSOS DE FER


No hay texto alternativo automático disponible.

Esta de novia hace 12 años.

Tiene 28 años.

Nació el 1 de mayo de 1989.

Su animal preferido es la orca desde chiquita.

Danza favorita jazz contemporáneo.

Un sueño seria bailar en Brodway.

Anuncios

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

Otras noticias de elmilenio.info

Deja un comentario

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: