Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Reforma educativa, secundarios más exigentes

La reforma educativa, presentada hace un par de semanas, traerá cambios significativos para el nivel secundario de los colegios de Córdoba. Si bien en este 2018 sólo se hará prueba piloto en 60 establecimientos educativos, en el 2019 ya regirá para todos, dando prioridad a los colegios estatales.


Por Redacción El Milenio


La transformación se enmarca en la propuesta Secundario 2030 que consensuaron todos los ministros de Educación del país reunidos en el Consejo Federal y que obliga a todas las jurisdicciones a elaborar un Plan Estratégico para el nivel secundario entre 2018 y 2025.

Con esta nueva disposición, los alumnos aprobarán las materias con 7 (siete), actualmente es con 6 (seis), el promedio será anual, y el ciclo lectivo se dividirá en semestres, y no en trimestres como hasta el momento.

Es decir, la aprobación de las materias deberá darse con el 70 por ciento o más de los aprendizajes considerados prioritarios en el año, ya que el promedio se efectuará anualmente.

Los alumnos que no lleguen al 70 por ciento deberán rendir un coloquio en diciembre, y si tampoco logran acreditar el conocimiento tendrán una segunda oportunidad en febrero, sólo con el profesor a cargo de la cátedra y no con un tribunal, como lo es actualmente.

Con esta nueva reforma aparece la figura del recuperatorio de manera formal, en la cual el alumno tendrá dos instancias de recuperación (de examen o trabajo práctico evaluado), y la nota válida será la de la evaluación que demuestre que sabe la  materia, es decir, no se promedia con las otras notas anteriores.

Las calificaciones seguirán siendo del 1 al 10. Las valoraciones parciales se consignarán en números enteros y el promedio final se expresará en número entero o en 50 centésimos. Si los centésimos son menores a 50 se redondeará en 50, si fuera mayor a 50 se redondeará al número entero superior.

Las calificaciones por motivos disciplinarios o conductas inadecuadas no serán válidas. Desaparece la figura de la nota concepto.

En el caso de la repitencia, será una situación “límite”, puesto que se llegará a ello después de tener numerosas oportunidades de adquirir los conocimientos. Es decir, se intentará que los niños no repitan.

Asimismo, se mantendrán los mismos planes de estudios actuales – materias y orientaciones-, pero se hará hincapié en el trabajo interdisciplinario y el seguimiento de la trayectoria del niño.

alumnos-secundarios

A su vez, se hará un control más estricto de las inasistencias y no se podrá pedir ampliación de la cantidad de faltas, salvo por alguna excepción.

Para mantener la condición de regular, el estudiante no debe superar las 25 inasistencias anuales. Se realizará un seguimiento de quienes acrediten tres faltas injustificadas, en primer lugar; y, después, a las 5 . Lo mismo ocurrirá a las 10 faltas, justificadas o no, y a las 20 se citará a un adulto responsable.

No se computará inasistencia a las alumnas embarazadas y se diseñará un acompañamiento escolar virtual. En el caso de los varones que sean padres, no se le computarán tres faltas. Para ello debe acreditar el vínculo con el acta de nacimiento.

Además, desaparecerá la figura de “alumno libre” por ausencias o por problemas de conducta y pasará a ser un “estudiante en trayectoria escolar asistida”.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: