Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

A no tragar el agua

En el verano, época de temperaturas muy altas suelen aparecer con mayor frecuencia algunas enfermedades, como las que se transmiten durante actividades en el agua, y más cuando este medio no está correctamente cuidado. Entérate cómo prevenirlas


Por Francisco Del Río | periodico@elmilenio.info


Estas enfermedades pueden adquirirse durante actividades divertidas al tragar, respirar o tener contacto con parásitos y bacterias, en piletas, spa, lagos o ríos. Los más propensos a contraerlas son los niños pequeños, ancianos, mujeres embarazadas y personas con las defensas disminuidas, por eso es importante saber cómo prevenirlas.


Recomendaciones para evitar cualquier contagio de este tipo son:


Evitar bañarse en piletas, ríos o balnearios que no cuentan con la debida habilitación.

Practicar una buena higiene: ducharse al salir del agua y lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño o cambiar pañales.

Secar bien y en detalle cada parte del cuerpo, en especial oídos y pliegues en la piel.

Evitar tragar y consumir el agua en que se está sumergido.

Evitar el ingreso y/o acceso de mascotas en las piletas de uso familiar.

En el caso de los niños, llevarlos al baño reiteradamente y utilizar zonas alejadas para el cambio del pañal.

El cloro es muy importante en el caso de las piletas, es importante realizar el tratamiento con la cantidad adecuada de cloro, teniendo en cuenta el volumen de agua que contiene la pileta. También debe controlarse periódicamente que la cantidad no sea excesivamente alta o baja, y para ello pueden utilizarse kits de tiras de prueba que permiten su medición. En las piletas de natación es importante controlar el PH del agua al menos una vez por semana.


Además de lo relacionado con los espacios de inmersión, existen otras medidas que debemos reforzar. Las cuales son:


Lavarse bien las manos con agua y jabón, frecuentemente, sobre todo después de ir al baño y antes de comer y preparar los alimentos.

Limpiar muy bien el ambiente y los utensilios de cocina antes de preparar los alimentos.

Lavar con abundante agua todas las verduras y frutas, en especial las que se consumen en crudo.

Extremar los controles en los niños menores de 5 años: lavado de manos, evitar que se lleven elementos a la boca y en el contacto con animales domésticos.

Limpiar el tanque de agua domiciliario una vez al año.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: