Unquillo quiere volver a brillar

Se lanzó la nueva Comisión de Turismo del Centro Comercial de la ciudad de Unquillo con miras a potenciar la economía en base al desarrollo del turismo.


Por Amira López Giménez | amiralopez@elmilenio.info


Muchos memoriosos recuerdan aquella época en que Unquillo era la villa veraniega por excelencia, incluso a nivel nacional. Las vacaciones en familia, las lunas de miel, las excursiones y las tardes en los balnearios, formaban parte del cotidiano a principios del siglo pasado. Según cuentan los pueblerinos, las familias adineradas crearon este pueblo a base del turismo, que se ve reflejado en las grandes casonas con diferentes estilos, conservadas hasta el día de hoy. Muchos podrán decir que fueron las épocas doradas de la ciudad, posiblemente, por lo cual un innovador proyecto de parte del Centro Comercial de la ciudad pretende “sacarle brillo a esta perla” que es Unquillo.

La alquimia entre la belleza de los paisajes y el aire serrano, resulta musa inspiradora para cientos de artistas que eligen este valle para vivir. Las históricas casonas, los museos y la calma del paisaje se suman a la nueva imagen que comerciantes de la ciudad proponen para levantar la economía local, en base a un acuerdo común para atraer el turismo.

Paola Dávalos (37), Secretaria del Centro Comercial y Técnica en Turismo, Verónica Regalo (38), emprendedora y dueña de A`gusto, y Anabella Astrada (50), emprendedora y dueña de lo que fue Moderada Bohemia, son algunas de las integrantes que llevan adelante un proyecto esperanzador. Unidas por el amor al pueblo y las ganas de crecer es que lanzaron oficialmente la Comisión de Turismo del Centro Comercial Unquillo. A ello, se le suman otras propuestas comerciales como el nuevo bar-museo Ochentópolis, Doña Pichona, Sabores Argentinos, La Minerita o La Posada.

“Unquillo era un lugar turístico y de alto nivel; nosotros queremos reflotar eso porque consideramos que el turismo es una poderosa herramienta para generar una economía regional sustentable. En una época tuvimos fábricas, industrias y ahora no tenemos nada, pero sí tenemos el potencial turístico. Lo pensamos en un turismo cultural, medio ambiental, contemplando los valores de la gente de Unquillo, las cuestiones ancestrales, los sabores ancestrales”, comenzó relatando Verónica Regalo.

El principal interés del proyecto radica en el movimiento comercial con un fuerte perfil turístico, de entretenimiento y dispersión. Al respecto, Paola Dávalos especificó: “Sustentable en las tres facetas, es decir, en lo cultural, lo social, lo económico y ambiental. Lo que vamos a buscar es preservar la identidad cultural de Unquillo, lo que nos representa. La parte ambiental es para que las personas que nos visiten y nosotros mismos podamos cuidar el ambiente, cuidando las sierras, sin tirar basura, buscando ser más conscientes en el consumo. En la parte social, dónde vamos a consumir, visitando lugares con distintos emprendimientos. Sucede que muchos dicen “no hay nada para hacer en Unquillo”, pero no se ha tomado el trabajo de ir a La Minerita o almorzar en A´gusto o en Ochentópolis, hay variedad pero no están bien difundidas. Es tanta la visión negativa de la gente y el estancamiento que no se pasa a la acción de ver que es lo que hay”.

Probablemente, una de las principales barreras a superar es la difusión de las opciones de entretenimiento y dispersión de la viña unquillense. La arraigada costumbre de asistir a las zonas más céntricas y la falta de conocimiento de otras opciones, llevó a las emprendedoras a fomentar la difusión, el consumo local y la promoción de los espacios a través de bouchers y otras alternativas de manera concéntrica.

“Ya empezamos a trabajar en la formación de productos para convocar el consumo de turismo local, para que el pueblo mismo sea el que se vuelva a reconocer en los lugares. Hay mucha gente que está en el pueblo y no lo conoce. Promover el turismo en Unquillo es atraer a personas de otros lugares, pero también a nosotros mismos para que conozcamos y generemos una actividad comercial. El pueblo tiene mucho potencial desde lo cultural, hay más museos y artistas que en cualquier otro lado, hay una arquitectura “art deco” increíble, una amplia cultura gauchesca en Cabana, la geografía, las reservas naturales, los paisajes, los sabores que se trasmiten de generación en generación, la belleza que tiene Unquillo nos interesa difundirla de una manera activa. Esta comisión será la promotora, en primera instancia, de la actividad económica y también de la difusión del pueblo”, expresó Anabella Astrada.

Por su parte, Dávalos apuntó que la nueva Comisión de Turismo busca desarrollar valores como el trabajo en equipo, la solidaridad más bien comercial, el compromiso social y el respeto. Y agregó: “También apuntamos a la calidad y a la excelencia en el servicio, la creatividad y la innovación que tienen que ver con lo que vamos a ofrecer, que sean llamativos para el consumo”.

Ahora bien, toda ciudad debe construir una imagen de sí misma si desea desarrollar el turismo como fuente de la economía. A diferencia de otras ciudades, Unquillo debe conocerse. “De manera personal creo que Unquillo es un lugar que es una experiencia. No es para cualquier turista, es para el que quiere descubrir otras cosas. Unquillo es totalmente distinto. Acá vienen a conectarse con los sentidos, se encuentran con otras cosas, es una experiencia lo que vamos a vender porque es real, lo puedo decir yo o los cientos de artistas que eligieron Unquillo para vivir, porque los inspira, porque hay magia, porque hay miles de historias desde el corazón y esa es la imagen que queremos transmitir”.

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso – Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

ESTAMOS SEGUROS QUE TE VA A GUSTAR

Comentarios en Facebook

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: