Anuncios

Pensando en los más grandes

En Villa Allende, el hogar de día “La Casa del Árbol” atiende a casi 60 adultos mayores a través de actividades recreativas y viandas alimentarias. Según la Secretaría de Desarrollo Social, los dos pilares de este espacio son el desarrollo de la autonomía en las personas de edad avanzada y el intercambio generacional con niños y jóvenes.


Por Lucía Argüello | luciaarguello@elmilenio.info

Colaboración: Agustina Farías y Zoe Filippelli. 4° IENM.

Felipe Sánchez Díaz y Facundo Ruiz. 4° IMVA


Aunque muchos no lo sepan, los adultos mayores son uno de los sectores más vulnerables y olvidados de la sociedad actual. Situaciones de maltrato, abandono, soledad, problemas de salud, ausencia de recursos económicos, pérdida de autonomía y capacidad de trabajo; son factores que, en muchos casos, conspiran contra el goce y el disfrute de la llamada tercera edad.

Afortunadamente, se trata de una problemática que sí es contemplada por la Secretaría de Desarrollo Social de Villa Allende, encabezada por la trabajadora social Guillermina Linares. Aparte del Área de adultos mayores, la Secretaría incluye los sectores de Hábitat social, Niñez, adolescencia y familia, Mujer y Discapacidad. Según señaló la funcionaria, el enfoque general de la Secretaría busca salir del mero asistencialismo y apuntar al desarrollo de las potencialidades de las personas que concurren a los distintos espacios que gestiona.

El Milenio: ¿De qué se encarga el Área de adultos mayores?

Guillermina Linares: En el Área de adultos mayores se trabajan todas las problemáticas que tienen que ver con las personas de edad avanzada, desde denuncias por situaciones de maltrato hasta trámites de geriatrización. A su vez, dentro de este sector municipal tenemos el hogar de día “La Casa del Árbol”, ubicado en Río de Janeiro 721, que funciona de lunes a viernes por la mañana y recibe a 27 adultos mayores, la mayoría proveniente de contextos de vulnerabilidad social.

EM: ¿Cómo funciona este hogar de día?

GL: Los abuelos, como les decimos cariñosamente, ingresan a las 8:30. Una trafic de Desarrollo Social los busca en sus domicilios, ya que son pocos los que pueden llegar al hogar por sus propios medios. Al ingresar, lo primero que hacen es desayunar y luego tienen una actividad que varía según el día: gimnasia, canto, peluquería y podología, taller de yoga y taller de folklore. Es un momento de encuentro muy importante para ellos. Luego de compartir la actividad, almuerzan y la trafic los lleva a su casa, cerca de las 13:30.

EM: ¿Y cuáles son los objetivos de este espacio?

GL: Los dos pilares fundamentales que tiene el hogar de día son, por un lado, trabajar la autonomía de los adultos mayores, lo cual implica brindarles herramientas para que, cuando ellos estén solos en sus casas, puedan desenvolverse de la mejor manera posible. Vale recordar que son personas que viven en una situación, no digo de abandono, pero sí de soledad. Están solos y vienen al hogar en busca de un espacio de contención, que nosotros buscamos transformar también en un espacio de desarrollo.

Y el otro pilar fuerte que tenemos es el intercambio generacional. Periódicamente vienen chicos de colegios secundarios a compartir actividades y se dan intercambios muy gratos. Los adultos mayores tienen muchas cosas para dar y experiencias para compartir, y por ahí, en esta sociedad que va tan rápido, no nos damos el tiempo para escucharlos. A su vez ellos se nutren de lo que les cuentan los chicos, se les ilumina la cara cada vez que vienen, se ríen, comparten anécdotas.

Tenemos pensado que los jóvenes les enseñen a usar el celular, el año pasado hicimos aprendizaje de cajeros automáticos. También los llevamos a los jardines de infantes a que lean cuentos y se dan encuentros muy lindos con los niños, sumamente afectuosos.

Según señaló la funcionaria, el enfoque general de la Secretaría busca salir del mero asistencialismo y apuntar al desarrollo de las potencialidades de las personas que concurren a los distintos espacios que gestiona.

EM: ¿Qué pasa con aquellos adultos mayores que no concurren al hogar de día?

GL: Bueno, el Área de adultos mayores también se encarga de preparar 30 viandas alimentarias que se entregan a domicilio para las personas mayores con movilidad reducida que no pueden venir al hogar y que suelen tener dificultades con el tema de cocinar. De esta forma, les garantizamos al menos un almuerzo nutritivo. O sea que, en total, “La Casa del Árbol” atiende a casi 60 adultos mayores.

Hay que tener en cuenta que los ancianos que concurren al hogar de día están en situación de extrema vulnerabilidad socioeconómica, hay algunos que no quieren venir (y no los obligamos, por supuesto) y hay otros que por ahí gozan de una jubilación o de una obra social y acceden a otros espacios, como el Círculo de Abuelos y el Centro de Jubilados, que tienen organización propia. En la Casa de la Cultura también hay actividades orientadas particularmente a los adultos mayores.

A nosotros, como dependencia municipal, nos corresponde estar atentos a cualquier caso de un anciano que no está concurriendo a ningún espacio, que está solo en su casa, que está desatendido, etc. Ahí nos toca actuar a nosotros y lo primero que hacemos es ver la red familiar, porque muchas veces pensamos que están solos y en realidad hay vínculos familiares que se pueden retomar o afianzar y que siempre hay que tratar de mantener.

EM: Por último, ¿nos podés contar un poco de las jornadas de “Promoción y Sensibilización del Buen Trato al Adulto Mayor”?

GL: Fue un ciclo de encuentros que hicimos durante agosto y septiembre para tratar la problemática del maltrato al adulto mayor. Asistieron tanto miembros de este grupo etario y personas, organismos e instituciones que trabajan con adultos mayores, así como público en general. Se hizo hincapié en los derechos de la población mayor, como por ejemplo, a poder disponer de su dinero, ya que es muy común que algún familiar se apropie de sus recursos económicos cuando los ancianos aún están lúcidos y muchos no saben en qué se gasta su propia plata. Cerramos con una radio abierta y un acto muy emotivo. Después de tantos años, los adultos mayores merecen transcurrir la última etapa de su vida con dignidad y de la mejor manera posible.

Anuncios

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

Otras noticias de elmilenio.info

Deja un comentario

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: