Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama: la prevención es el mejor tratamiento

Carmen Lara, ciudadana de Unquillo de 81 años, lleva a cuestas y brinda a El Milenio el testimonio de su pelea contra el cáncer. Además, recomienda a todas las mujeres luchar por la vida y confiar.


Por Amira López Giménez | amiralopez@elmilenio.info


El lazo rosado es un símbolo ya conocido a nivel internacional y es utilizado por las personas, compañías y organizaciones que se comprometen a generar conciencia sobre el cáncer de mama. De esta manera, durante el mes de octubre el lazo rosado se hace más presente que nunca. En este período se concientiza a la población sobre la enfermedad.

Anualmente, se realiza la campaña de salud a nivel internacional. En cada lugar del mundo el proyecto es organizado por las instituciones de caridad con el objetivo de aumentar la conciencia, recaudar fondos para la investigación, prevención y cura. La campaña también ofrece información y ayuda para aquellos afectados por el cáncer de mama.

A nivel global, además de la iluminación en rosa de edificios claves, se realiza una maratón como parte de la campaña para generar conciencia. La primera de ellas fue en 1983 en Dallas, Texas. El número de participantes fue aumentando año a año a tal punto que hoy día la cruzada es realizada en muchas ciudades del planeta. Este evento no solo atrae voluntarios sino también a compañías que están dispuestas a patrocinar la investigación, al igual que celebridades y políticos.

Resultado de imagen para lucha contra el cancer de mamaSin lugar al miedo, la historia de Carmen Lara

Lo más importante en esta enfermedad es el diagnóstico temprano, pues distintos especialistas recomiendan a las mujeres que realicen una revisión anualmente. En especial si tienen más de 40 años. Este paso es fundamental ya que si se detecta pronto el cáncer de mama se cura en un 98% de los casos.

Así fue para Carmen Lara, ciudadana de Unquillo de 81 años, lleva a cuestas y brinda a El Milenio el testimonio de su pelea contra el cáncer. Además, recomienda a todas las mujeres luchar por la vida y confiar.

“No hay que asustarse y hay que proceder con calma. El tratamiento no es difícil, depende cómo uno lo tome” cuenta la mujer mientras confiesa que siempre ha sido muy calma para tomarse las cosas, especialmente cuando se trata de algo grave. “Todo depende de cómo uno tome la enfermedad, podría decir que el cáncer viene avanzando pero eso me mataría, me volvería loca”, sostuvo la mujer a pesar de sus años.

“A algunos les dicen que tienen esa enfermedad y les parece que es el fin de todo, creen que van a morir, pero eso sólo lo sabe Dios o en quien creas. Hace 10 años que pase por el cáncer y cinco que termine con el tratamiento. Cuando salí sentí mucho alivio y seguí al pie de la letra con la terapia”, confesó Carmen, quien dejó en evidencia que es sumamente importante seguir las indicaciones del médico.

La tranquilidad mental es fundamental durante procesos caóticos. La señora sostuvo que esa fue la principal fórmula para salir adelante.

“Cuando más nerviosa se pone es peor, más efecto hace la enfermedad. Eso sería mi consejo, tomar las cosas con calma, tratar de cuidarse y pensar con optimismo que se va a curar. Lo mío está quieto en algún lado y ahí se va a quedar”, afirmó con fuerza y orgullo.

“A mí nunca me dolió nada. Yo lo descubrí porque me había golpeado en el pecho. En el momento sentí el dolor. Después al tiempito, noté que me salía como una gotita de sangre. Me asusté. Me fui al médico y me dijo que tenía que hacerme un estudio muestral para ver si era cáncer negativo o positivo, maligno o benigno. Me sacaron una pequeña muestrita y me dijeron que había que operar”, cuenta Carmen recordando el momento del diagnóstico de su doctor.

Así mismo, todas las enfermedades tienen sus desventajas. Para esta mujer el momento más difícil fue la quimioterapia por los efectos adversos como la caída del pelo. Sin embargo, lo recuerda con una sonrisa en su rostro porque “después todo pasa”.

A modo de consejo, la dama luchadora de todo tipo de batallas, deja una recomendación para compartir: “Lo que recomiendo a otras mujeres es que no se amarguen, la enfermedad ya está, de nada te sirve. Al contrario lo empeora y se hace más difícil. Más te amargas más la sufrís. Ahora puedo disfrutar de la vida. Lo importante es eso, luchar por la vida, confiar que te vas a mejorar y confiar en los médicos. Paciencia”.

La importancia del diagnóstico temprano

sintomas-de-cancer-de-seno

Médicamente el cáncer se origina cuando las células en el seno comienzan a crecer en forma descontrolada. Forman un tumor que a menudo se puede observar en una radiografía o se puede palpar como un bulto. El tumor es maligno (canceroso) si las células pueden crecer, propagándose (metástasis) a áreas distantes del cuerpo.

El cáncer de seno ocurre casi exclusivamente en las mujeres, pero los hombres también lo pueden padecer, aunque es menos frecuente, sólo un 2%. Se estima que el cáncer de mama afecta a una de cada ocho mujeres pero la mayoría de los casos son curables, en un 98%, si se detectan a tiempo.

Se aconseja mantener hábitos saludables tales como: el peso corporal, la actividad física y la alimentación que tienen una relación con el cáncer. De esta manera se pude afirmar que hay partes que pueden ser controladas por la paciente, a través de la acción.

Las pruebas y los exámenes de detección tienen el propósito de encontrar una enfermedad. Los exámenes de detección, como las mamografías, descubren los cánceres antes de que empiecen a causar síntomas, cuando todavía son pequeños y se mantienen en el seno. A esto se le llama detección temprana.

Los cánceres que se descubren en etapas iniciales (cuando son pequeños y no se han propagado) son más fáciles de tratar y se obtienen mejores respuestas.

Mientras más temprano se detecte, mejores son las probabilidades de que el tratamiento tenga éxito. La mayoría de los médicos consideran que los exámenes para la detección temprana del cáncer de seno salvan miles de vidas cada año.

Para agendar:

Sanatorio Privado Sierras Chicas en Unquillo, uno de los pocos centros de atención médica que cuenta con las herramientas necesarias para la detección del cáncer. La institución tiene un mamógrafo y los especialistas adecuados. Recibe más de noventa obras sociales.

14642259_1350162298352075_4092135177619459882_n

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: