Anuncios

La pirámide del esfuerzo

El cheerleading, también conocido como porrismo, es en Argentina una disciplina deportiva emergente, que cada vez alcanza mayor popularidad. En esta oportunidad, El Milenio dialogó con Emiliano Ruffinatto, profesor de cheerleading en el Círculo Italiano de Río Ceballos, e hijo de Enrique Ruffinatto y Mónica Buendía, dos pioneros del porrismo argentino.

Por Ignacio Parisi | ignacioparisi@elmilenio.info

Martina Pedrón y Renata Mina. 4° IENM

“Competimos contra naciones que llevan desde 30 a 100 años practicando esta disciplina, nosotros ni siquiera llegamos a diez años y ya nos estamos metiendo entre los dieciséis mejores”, subrayó Emiliano Ruffinatto, en relación a la participación en el último campeonato mundial de porrismo.

Cheerleading, es el nombre de esta disciplina que articula el uso coordinado de baile, acrobacia, música y gimnasia. Se trata de un espectáculo de animación que en reiteradas ocasiones se ve relacionado a otros deportes en equipo, y de hecho allí radica su origen.

El porrismo surge a fines del siglo XIX en Estados Unidos. Contrario a lo que piensa el público, en su mayoría, el deporte nace integrado por varones, que intentaban alentar a sus amigos mientras jugaban al fútbol americano. Con el paso de los años el “cheer” ha pulido las diferentes técnicas, hasta llegar a niveles de exigencia y elaboración contundentes. En la actualidad este deporte sostiene un ascenso en su popularidad notable, y fue aprobado como disciplina olímpica para la próxima cita máxima del atletismo mundial.

El Milenio: ¿De qué se trata este deporte Emiliano?

Emiliano Ruffinatto: El Cheerleading, que significa ‘animación Deportiva’ es un conjunto de pirámides humanas y elevaciones. Al mismo tiempo, también cuenta con destrezas de gimnasia artística, lanzamientos a cuatro o cinco metros de altura y un bloque coreográfico de baile. En competencias hay un panel de jurados frente a la coreografía. Ellos evalúan dificultad, destrezas, pirámides, las exigencias de las elevaciones, la coordinación del movimiento. Todo eso lleva un puntaje que hace a un total, y a partir de ahí los equipos quedan mejor o peor posicionados. El cheer se divide en niveles, del uno al seis, a medida que van subiendo el nivel de exigencia se magnifica.

EM: ¿Cómo llegó esta disciplina a nuestro país?

ER: Bueno, el porrismo tiene ya una gran tradición en Estados Unidos y Canadá por ejemplo, pero acá, a nivel nacional, arrancó hace poco. Mi mamá vio una película de porristas, le gustó, se interesó y tomó la decisión de buscar por internet la posibilidad de contactarse con algún experto en la disciplina. Al final pudo dar en la tecla, se comunicó con un integrante de la federación internacional de cheerleading, y así nació el porrismo acá. Al principio éramos muy pocos realmente, pero en la actualidad somos cada vez más y ya contamos con muchas provincias practicando este deporte.

EM: ¿Qué destrezas se requieren para realizar este deporte?

ER: No se necesita ninguna destreza, se puede empezar desde cero. La mayoría comienza con mucho miedo porque no conocen demasiado, pero la verdad que es un deporte muy atractivo. Y también es importante el hecho de que todo lo que se hace es en equipo, ninguno llama la atención por si solo sino que trabajamos en pos de un rendimiento grupal. Solo se necesitan ganas de trabajar en conjunto, y de a poquito se van logrando las cosas.

EM: ¿A qué edad comienzan a practicarlo?

ER: Desde los cuatro o cinco años. Yo tengo alumnas de esa edad y la verdad es que se manejan de gran manera.

EM: ¿Hace cuánto trabajás en el Circulo Italiano de Río Ceballos? ¿Cuántos alumnos participan en porrismo?

ER: Hace cinco años estoy en el club, estamos trabajando con 40 chicos, tenemos dos equipos de cheerleading, el infantil que se llama Picolinas y el de adultos que se llama Alidorate. En el último nacional salimos campeones de Argentina, está creciendo muchísimo la actividad en Río Ceballos. Hay que tener en cuenta que el cheer arrancó hace menos de diez años en el país. Arrancamos viendo qué onda y ahora contamos con cinco o seis provincias que están practicando el deporte. Viajamos constantemente a dar cursos, ya hay una federación y el crecimiento es increíble. En cada clase va un padre a preguntar o algún chico nuevo.

EM: Hace muy poco participaron en el ICU World Champions hips. ¿De qué se trata?

ER: Es como decir el Mundial de FIFA en fútbol. Es el mundial más importante de este deporte, es lo que todo deportista de cheerleading anhela, llegar a esa competencia que es el campeonato del mundo. En esta ocasión fue en Orlando, Florida, Estados Unidos, dentro de las instalaciones de ESPN en Disney, y en la cancha de los Orlando “Magic”, uno de los equipos de la NBA. También es importante decir que por suerte nos han aprobado como deporte olímpico, así que hay muchas posibilidades de que Argentina participe en los próximos juegos olímpicos en China, llevando esta disciplina.

EM: ¿Esta fue su primera participación en una competencia de esta categoría?

ER: En mi caso yo tuve la posibilidad de participar en los cinco mundiales que se realizaron, pero esta fue la primera vez para dos chicas del Círculo Italiano de Río Ceballos, que pudieron representar de gran manera a la provincia. Este año la federación nacional realizó una pre-selección en la que te presentabas, mostrabas lo que sabías hacer y el cuerpo técnico elegía quiénes eran los mejores 24 para integrar el equipo nacional.

EM: ¿En qué aspectos se sintieron fuertes en la competencia y cuáles piensan que tienen que mejorar?

ER: Estuvimos fuertes en la parte de las elevaciones, nos sentimos muy cómodos en ese aspecto, y lo que deberíamos mejorar son las destrezas, aumentarle un poco la dificultad.  Mortales con piruetas no tuvimos en este mundial, sería un buen puntapié para mejorar en eso y para estar mejor preparados. En cuanto a la posición terminamos numero dieciséis, teniendo en cuenta que hay noventa países que hacen cheerleading. Competimos contra naciones que llevan entre 30 a 100 años practicando esta disciplina, nosotros ni siquiera llegamos a diez años y ya nos estamos metiendo entre los dieciséis mejores. La verdad es que eso nos genera mucha esperanza para seguir practicando y creciendo.

Anuncios

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

Otras noticias de elmilenio.info

Deja un comentario

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: