Deportes

Martín Bargados: «La vida de club es lo más sano que conocí en mi vida»

El actual entrenador del Río Ceballos Hándbol nos cuenta sobre sus experiencias y proyectos para seguir potenciando al equipo rioceballense.

Desde el barrio de Merlo, en el conurbano bonaerense, hasta Río Ceballos llega el compromiso de Martín Bargados con el deporte que ama: el hándbol. El actual entrenador del  Río Ceballos Hándbol nos cuenta sobre sus experiencias y proyectos para seguir potenciando al equipo rioceballense.


Por Ignacio Parisi

ignacioparisi@elmilenio.info

Colaboración: Clara Spinosa y Camila Bergel. 4° IENM.

Martin Bargados

RÍO CEBALLOS – Río Ceballos Hándbol arranca un nuevo calendario competitivo que tendrá como objetivo, una vez más, convertir el poderío de las distintas categorías femeninas de la “Perla” de Sierras Chicas en grandes resultados deportivos. Atraído por la belleza y tranquilidad de la ciudad serrana, y la enorme cantidad de talentos vinculados al hándbol, Martín Bargados llegó para entrenar al equipo, y aportar su cuota de conocimientos después de 27 años de carrera vinculado a esta disciplina.

El entrenador bonaerense, de amplísimo recorrido, pasó como jugador por Deportivo Merlo, Colegio Belgrano, Club Los Indios de Moreno, Ferro de Moreno, River Plate, Polisportiva Cingoli (Italia), y el Club Alemán de Lanús. Siguiendo esta línea, afirma: “Como deportista la verdad es que pude alcanzar mis sueños. Cuando uno empieza a jugar desde chico va estableciendo metas, como jugar en mayores, ser parte de una selección, jugar torneos internacionales, jugar en otro país, a nivel profesional. Pude alcanzar todos y cada uno de estos objetivos, tuve la oportunidad de jugar en la Selección Nacional de Hándbol durante casi tres años”.

Luego de su retiro como jugador, Bargados decidió que su camino seguiría ligado a este deporte, y es por ello que hace ocho años se encuentra abocado al rol de director técnico, intentando poner en juego su experiencia y de esa forma enseñar y hacer crecer a distintos equipos.

En ese sentido, Martín sostiene que en el camino como líder, y cabeza de distintos equipos, se ha encontrado con vivencias de todo tipo, algunas de las cuales reafirman su idea de seguir vinculado al hándbol. “Los mejores momentos como técnico siempre se me dan durante los entrenamientos. Hay un momento en el que el entrenador logra hacer un clic en sus jugadoras, en su equipo. Porque los objetivos reales de un entrenador están ligados al entrenamiento, al desarrollo de sus jugadores, después los objetivos deportivos decantan como resultado de este proceso”.

“Estoy orgulloso y feliz de la vida que viví junto al hándbol y por eso elijo seguir volcándome a ello acá, en Río Ceballos”, afirmó Bargados a El Milenio.

Sin embargo, no todas son luces a la hora de estar al frente de un grupo deportivo, mucho más cuando se trata de un deporte amateur. “Me han tocado momentos malos también, y se dan sobre todo cuando la institución en la que estamos desarrollando la actividad pasa por un proceso negativo. Hasta ahora me pasó en una sola institución, en ese caso, un club en el que viví todo, donde fueron mis comienzos y cumplí varios de mis sueños como técnico. Se terminó derrumbando el proyecto por motivos institucionales, entonces el peso cae siempre sobre los jugadores. Es un deporte amateur, los deportistas terminan poniéndole el pecho a todo y eso no es nada fácil”.

Bargados relata con alegría su llegada a Río Ceballos encontrando el equilibrio que buscaba entre un ritmo de vida tranquilo, alejado de la gran urbe, entre las sierras y los arroyos, sumado a la posibilidad de seguir entrenando. A partir de allí es que sostiene: “La verdad es que me sorprende en algunos aspectos y sé que hace falta muchísimo trabajo en otros. Me sorprende porque hay  pasión deportiva, pasión por el hándbol. Ahora mismo estoy formando parte de la subcomisión directiva de hándbol. Entreno juveniles, juniors y mayores de damas. Al mismo tiempo estamos por arrancar la división de caballeros, así que en cuanto podamos tener una convocatoria de jugadores más amplia vamos a empezar a armar las categorías masculinas”.

El entrenador bonaerense se siente cómodo además con el grupo de trabajo y la calidad de jugadoras que tiene a su disposición. “Si hablamos del nivel táctico y técnico tenemos un club nutrido. Creo que hay mucho por hacer, pero lo más importante, en primera instancia, es expandir los números, agrandar las plantillas, convocar jugadores, tenemos que ser más. La base de cualquier proyecto deportivo es tener unas inferiores de calidad, y para eso tenemos que consolidar en números los equipos. Creo que los entrenadores y los actuales dirigentes de la subcomisión de hándbol son gente muy predispuesta y con muchas ganas de brindarse a la actividad, eso es importante”.

Martin Bargados 1

El hándbol para Bargados es familia, amigos y un estilo de vida definido por el amateurismo. La vida inclinada hacia el deporte es definida por el entrenador como generadora de valores, y costumbres asociadas al esfuerzo y el respeto, aplicables a la vida fuera del hándbol también. Sus años disputando distintos torneos le han dejado una gran impronta de competitividad y sacrificio en pos del mejoramiento en el juego. Sentado en estas bases, Bargados buscará dejar su huella en una ciudad con gran tradición orientada al hándbol.

“A Río Ceballos con Hándbol creo que le voy a aportar la visión como institución, la estructura de crecimiento. Pienso que es lo más importante con lo que se puede consolidar una institución, después a nivel deportivo trataré de trasmitir los conocimientos que pude adquirir a partir de los años dentro y fuera de la cancha y hacerlo de manera didáctica”.

0 comments on “Martín Bargados: «La vida de club es lo más sano que conocí en mi vida»

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: