Cultura

Un hobby que se transformó en vocación

Si bien en sus principios estudió psicología, el teatro terminó conquistando el corazón de Nicolás Torres, quien desde hace unos cuantos años se desempeña como docente de actuación en escuelas de Sierras Chicas y Córdoba.

Si bien en sus principios estudió psicología, el teatro terminó conquistando el corazón de Nicolás Torres, quien desde hace unos cuantos años se desempeña como docente de actuación en escuelas de Sierras Chicas y Córdoba.

13962516_1333123003382715_1018510454005516057_n

Santiago Finizzola
Por Santiago Finizzola, 2° Año, IENM

Colaboración: Matías Pérez, Florencia Giolito.

UNQUILLO – Nicolas Torres es porteño de nacimiento, a los 10 años su familia se mudó a Unquillo en busca de un lugar más tranquilo y desde ese momento su vida estuvo ligada a las Sierras Chicas.

Culminado el secundario, inició los estudios universitarios en la vecina Córdoba Capital. Fue en la Facultad de Psicología donde comenzó a tener contacto con el mundo de las artes escénicas, más precisamente con el psicodrama y tras años de talleres decidió que su vocación estaba dirigida hacia el teatro, por lo que después de haber aprobado más del 50% de la carrera elegida decidió estudiar el profesorado en teatro.

A los 27 años cambió su rumbo para dedicarse a la docencia en las escuelas y para pulir su vocación de actor.


“Paradójicamente, en los primeros tiempos de la facultad debía levantarme temprano – y renegar – para ir a la universidad, hoy a los 33 años y después de estar viviendo 10 en Córdoba, vuelvo a Unquillo para ejercer la docencia”, expresó a El Milenio.


13903375_1333124220049260_5903030188094972710_n

El Milenio: ¿Cómo surge tu amor por el teatro?

Nicolás Torres: Hago un taller de teatro por primera vez a los 23 años, a modo de hobby porque estaba estudiando otra carrera. En realidad todo viene desde mi pasión por el cine, que siempre me gustó mucho, por lo que de chico veía muchas películas. Y una vez que entré a hacer el taller de teatro descubrí algo que no tenía ni idea, que me podía llegar a gustar, que no era nada de lo que yo esperaba, de lo que yo pensaba y me sorprendió mucho.

EM: Antes estudiabas psicología: ¿Cuál fue el click que te hizo elegir teatro?

NT: Ni bien salí del secundario comencé a estudiar psicología, en el programa de la carrera había psicodrama como técnica dentro de la psicología, esto me hizo tomar el riesgo de probar con un taller de teatro.

Mucha gente va a hacer teatro por cuestiones de abrirse más, casi de modo terapéutico. Si bien no fue esa mi intención, pensaba que tenía que saberlo, como futuro profesional de la salud. Era una herramienta de trabajo que me interesaba, me parecía importante y tenía que descubrirla desde el otro lado.

Los sucesivos talleres hicieron que me enganchara más que la carrera, tanto que terminé dejando psicología con más del 50% de las materias aprobadas.

EM: ¿Quién te inspiró para iniciar esta profesión?

NT: Voy a aclarar que en un primer momento fue una decisión personal, necesitaba tener una actividad distinta, pero una vez que comencé con este trayecto, existieron muchas personas que me ayudaron a continuar.

EM: ¿Qué es lo que más te atrae de la actuación?

NT: El teatro es la posibilidad que tiene el adulto de tener un trabajo y un oficio digno, respetable, difícil y relacionado completamente con el arte, pero al mismo tiempo sin perder la posibilidad de jugar y de crear desde ese lugar.

En la docencia también se ve mucho, por ejemplo el aprender a través del juego, es decir, el no olvidarse que uno a través del juego y la diversión es como más aprende y relaciona con los demás.

mmm

EM: ¿Cuál fue tu formación para ser docente y actor?

NT: Comencé con talleres de formación actoral, los que realicé durante muchos años hasta volcarme a la idea de vivir de esta vocación. Pero después de haber cumplido mis 27 años comencé con el profesorado en teatro, en la ciudad de Córdoba. Aclaro que hoy tengo 34 años.

EM: ¿Qué es lo que más te gusta de la docencia?

NT: ¿La verdad? Me divierto muchísimo jugando con los jóvenes y esto me da la posibilidad de compartir algo que a mí me apasiona con otra gente, además de ver a mis alumnos que disfrutan al igual que yo.

EM: ¿Cuál pensás que fue tu mayor logro?

NT: Te digo la verdad, no lo sé bien (risas). En realidad estoy aprendiendo y descubriendo muchas cosas todavía, estoy en proceso de encontrarme como actor y de formarme como docente, como educador. Creo que el mayor logro tiene que estar por venir. Aunque considero que he tenido muchos aciertos, me ha ido muy bien, no solo como profesor, sino también como actor.

10710760_4596411045663_7951142281435853846_n

EM: ¿Formás parte de algún elenco?

NT: No estoy dentro de un elenco estable, me manejo con obras de teatro independiente. En estos años he estado trabajando bastante y por suerte he presentado varias obras de distintos grupos como dramas o ficción en distintas salas de teatro cordobesas: Sala Documenta, La Chacarita, La Balsa y La Cochera.

Hasta tuve la posibilidad de dirigir dos veces, pero me atrae más el estar arriba de las tablas.

EM: ¿Pero de cierta forma sos director adentro del aula?

NT: Claro, desde otro lugar. Adentro del curso te posicionás un poco con un pie en la dirección, viéndolos a los chicos en los trabajos. Pero también un poco como actor, sacándote el gusto de jugar con ellos, participar, meterte y sentir. Esto es algo que estoy armando, por lo que a veces se mezclan el actor y el director.

EM: ¿Tuviste la posibilidad de presentarte en Sierras Chicas con alguna de tus obras?

NT: No se ha dado hasta ahora, por la dificultad que presenta el teatro independiente, el cual es todo a pulmón e implica mucho esfuerzo en la movilidad. Además, es muy difícil contactar con municipios que estén dispuestos a encargarse del traslado de escenografías, de actores, de la estadía en el caso de que sea necesario.

Aunque hace un par de años si pude salir de gira con una obra. Tuvimos funciones en Oncativo y Villa María.

EM: Finalmente: ¿Qué metas a futuro tenés con el teatro?

NT: En pocas palabras, esto recién comienza, hay para rato…

11846579_823299194457949_8927431750109217851_n

Periódico El Milenio y la página web www.elmilenio.info son un Proyecto Comunicativo Escolar de la FUNDACION JOSEFINA VALLI DE RISSO, que gira con el nombre de fantasía Instituto Educativo Nuevo Milenio e Instituto Milenio Villa Allende.

0 comments on “Un hobby que se transformó en vocación

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: