fbpx

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Eduardo Romero: “Vamos despacio, pero seguro”

Con esta frase resumió Eduardo “el Gato” Romero su primer año de gestión como intendente de Villa Allende. Durante su charla con El Milenio, el ex golfista,habló de las dificultades que encontró al asumir el gobierno, los logros alcanzados este año y las cuentas pendientes. Renovó su promesa de construir un hospital modelo para Villa Allende y anunció sus metas para el 2017.

Con esta frase resumió Eduardo “el Gato” Romero su primer año de gestión como intendente de Villa Allende. Durante su charla con El Milenio, el ex golfista,habló de las dificultades que encontró al asumir el gobierno, los logros alcanzados este año y las cuentas pendientes. Renovó su promesa de construir un hospital modelo para Villa Allende y anunció sus metas para el 2017.


Por Lucía Argüello

luciaarguello@elmilenio.info

Colaboración: Sofía Bobbiesi, Valentina Sastre, Janet Luján, Pedro Carballo, Matías Cataldi, Martín Rivero, Gerónimo Mabres y Juan Pablo Alladio. 4to IENM.

gato-romero

VILLA ALLENDE – Ha pasado más de un año desde aquel 12 de diciembre en que Eduardo “el Gato” Romero asumió como intendente tras el triunfo de “Juntos por Villa Allende” (alianza PRO-Frente Cívico-Coalición Cívica) con el 45,51% de los votos.

Durante su campaña, Romero había hecho hincapié en diversos temas, como la construcción de un hospital modelo, la concreción de las cloacas, la puesta en marcha de un plan de asfaltado integral, el desarrollo de un plan hidráulico para prevenir futuras inundaciones, la mejora de la educación pública y la lucha contra las drogas. En aquel momento, prometió también una gestión abierta y transparente, que dialogase con el vecino y con los gobiernos nacional y provincial.

En medio de un 2016 marcado por la transición política, “el Gato” repasó sus propuestas e hizo un balance de su primer año de gobierno.Anticipó a posibilidad de un aumento de impuestos, aunque señaló que sería menor al que experimentaron los vecinos de Villa Allende este año. Asimismo, renovó sus promesas de campaña y el compromiso de concretar obras en lo que queda de su gestión.

o_1437986911

El Milenio: ¿Cómo lleva el cargo de intendente?

Eduardo Romero: Ahora mucho mejor. Al principio era un poco complicado porque yo vengo del deporte, donde nada que ver con la política, y hoy en día, cuando uno dice que es político, te empiezan a mirar con un solo ojo. Lo que me ayudó mucho fue que la gente me conocía de antes. Aun así, es entendible que los vecinos piensen “¿qué va a hacer este hombre que nunca estuvo en política?”, pero me dieron su apoyo y hoy por hoy, aunque todavía no tenemos todo ordenado, venimos mucho mejor, nos sentimos más cómodos y estamos conformes.

EM: ¿Qué es lo más difícil de ocupar esa posición?

ER: Yo creo que lo más difícil de ser intendente es el contacto con la gente, llegar al vecino. A mí por suerte eso no me costó tanto porque vengo de una carrera deportiva exitosa, la gente de Villa Allende iba a esperarme al aeropuerto cuando ganaba afuera y todas esas cosas me habían acercado mucho al vecino.


“Nosotros no hemos venido a hacernos ricos con la política, a mí no me hace falta, yo ya hice mi vida por otro lado. Yo he venido a prestarle un servicio a mi querido Villa Allende, a devolverles a los vecinos el cariño que me han dado toda la vida”


romero-2

EM: ¿Considera que se alcanzaron las metas que se habían propuesto para este año?

ER: “Durante la campaña largamos un par de obras que íbamos a hacer, pero cuando uno asume se va encontrando con problemas que no se ven desde afuera. Por ejemplo, pensábamos empezar el hospital modelo este año y no hemos podido hacerlo porque a medida que íbamos caminando, nos encontrábamos con otros problemas,más chicos pero más urgentes al costado, como la mejora del hospital existente, que era una necesidad inmediata. Entonces, a medida que avanzábamos nos íbamos volcando en los problemas más chicos, dejando las metas grandes que teníamos para el año que viene. Pero aún así, de a poco las vamos cumpliendo”.

EM: ¿Y qué otros problemas encontraron al asumir el gobierno?

ER: El municipio tenía a la parte humana en una desidia total, no había una buena comunicación con el empleado municipal, no se lo tenía como realmente se lo tiene que tener al trabajador. Por eso desde un primer momento empezamos a trabajar en ese sentido y hoy por hoy creo que somos el único municipio que no ha tenido problemas con el pago. Los empleados cobran a principio de mes, cuando en gestiones anteriores cobraban recién el 10 o el 15 y no todas las categorías.

EM: ¿Y qué pasa con las metas u obras pendientes que mencionaba? ¿Planea realizarlas durante el resto de su mandato?

ER: Sí, seguro, las metas siguen firmes. Hay que hacer el hospital ya que el que actualmente posee Villa Allende está quedando chico. Este año hemos atendido a 97 mil pacientes, incluyendo gente de Mendiolaza, Unquillo, Argüello, incluso hay personas que, teniendo obra social, se hacen atender en el hospital. Nosotros no le negamos la atención a nadie, pero sí estamos organizando para que los vecinos de Villa Allende, que son los que pagan los impuestos en definitiva, no se queden sin servicio.

Lo que queremos es mejorar el hospital que tenemos y por ahora eso está dando buenos resultados. Parece tan chiquito y hay tantas cosas para hacer, todavía tenemos oficinas sin techo. El año que viene ya tenemos el presupuesto para el hospital, para terminar esos edificios que están empezados, modernizarlo, etc.

EM: ¿Qué otros puntos tiene en mente para trabajar?

ER: Pronto vamos a inaugurar dos nuevos puentes muy importantes, que dicho sea de paso, la inundación del 2015 fue una problemática que se volvió una prioridad y también nos obligó a dejar para más adelante algunas metas que teníamos. Hemos ensanchado y limpiado los ríos y, a través de un convenio con la provincia,estamos entregando viviendas para que la gente que vive en la ribera se mude y destruir a su vez las construcciones que ocupaban, para que no sean habitadas por otras personas y volver a tener el mismo problema.

EM: ¿Se está trabajando con los demás intendentes del corredor?

ER: Sí, de hecho hemos conformado un ente y nos reunimos cada 15 días. Cuando hay que reclamar al gobierno nacional o provincial por un problema común, vamos en conjunto. Nos están dando mucha ayuda, a pesar de que con provincia somos de diferentes partidos políticos. Creo que ha cambiado la visión en ese sentido, antes era: si no sos peronista, nada. Hoy la relación es diferente.

b8746017-4e46-46bb-97f3-f16f349756ad

EM: ¿Cómo será el presupuesto para el 2017?

ER: Todavía lo estamos estudiando, pero hay que decir que ha aumentado mucho el poder con la suba de impuestos en Villa Allende, nosotros tenemos un presupuesto de 175 millones de pesos al año y ahora se fue cerca de 300. El problema es que casi el 76% de la plata del municipio se va en sueldos y sólo queda un 24% para hacer obras. Ahí es cuando tienen que actuar la nación y la provincia para socorrernos y de hecho, estamos trabajando en conjunto porque de otra manera no podríamos hacer obras como la repavimentación, los puentes, la iluminación, el bacheo. Vamos despacio pero seguro.

EM: A principio de este año hubo un aumento de impuestos importante, ¿prevé un aumento similar para el año que viene?

ER: No, posiblemente haya un aumento, pero no va a ser de ese nivel. Hay que destacar la actitud de los vecinos que, obviamente nos querían matar, pero aún así aceptaron un 120% de aumento en los impuestos municipales, de movida. Lamentablemente era necesario, porque las arcas de la municipalidad las encontramos con sólo 175 mil pesos y una deuda de 45 millones que en realidad, con el correr del año, descubrimos que eran 90. Para un municipio de 47 mil habitantes eso es muchísimo. Con ese dinero estamos haciendo obras, arreglamos las calles, compramos camiones nuevos, renovamos personal, iluminamos muchas partes de la ciudad, etc.

EM: En ese sentido, ¿cuáles considera que son los mayores logros que ha tenido su gestión en este primer año?

ER: Yo creo que haber puesto en marcha Villa Allende, una ciudad que estaba dormida y hoy le estamos dando mucha fuerza. Ver, por ejemplo, la cantidad de gente que se junta los fines de semana en el Polideportivo, es fantástico.

Empezamos con la Escuela de Verano en San Cayetano, el año pasado tuvimos 600 chicos, algunos nunca habían ido a una pileta de natación. Otra cosa que hemos hecho este año es ir más directo al vecino, tratamos de resolverle todos los problemas en una sola ventanilla. Además, nos gusta que la gente sepa lo que estamos haciendo, que todo sea transparente y cualquiera pueda venir a la muni y pedir información de lo que sea.

En términos culturales, turísticos y deportivos se ha avanzado bastante. Se han abierto nuevas disciplinas deportivas en el poli, hemos vuelto a llevar el deporte y la cultura a los barrios. Ahora en el verano se vienen un par de eventos muy buenos como el “VA Lunar” en diciembre, donde se van a cortar un par de calles de la Villa para convertirlas en peatonal, va a haber gastronomía, compras navideñas, pesebre viviente, etc.Y ya tenemos confirmado el Festival de la Solidaridad para el 11 y 12 de febrero en el Polideportivo.

Estamos remontando, si uno viene de Córdoba y pasa de Argüello a Villa Allende, se nota la diferencia. La gente nos ha dado un voto de confianza y eso es lo que no tenemos que defraudar. Por lo pronto lo venimos haciendo bien, creo, al principio teníamos los teléfonos llenos de quejas y hoy nos llaman para darnos felicitaciones.

romero-1

EM: ¿Cuáles son las principales demandas que le plantean los vecinos?

ER: Hoy por hoy creería que el principal reclamo es el tema de la inseguridad. Nosotros apuntamos, en primer lugar, a lo que es iluminación y desmalezado. En segundo lugar, estamos trabajando mucho con la Policía de Córdoba y con Seguridad Ciudadana, ya tenemos móviles propios y hemos incrementado el personal también. Otro paso importante que dimos, fue llamar a Gendarmería para que se instale en Villa Allende. Hoy hay 140 gendarmes con la posibilidad de que dentro de dos años sean dos mil, porque está la idea de poner una Escuela de Cadetes de Gendarmería en Villa Allende, algo que le serviría a todo el corredor de Sierras Chicas.

EM: ¿Y qué pasó con el tema de las cámaras?

ER: Tendríamos que tener 140 cámaras pero sólo tenemos 80, de las cuales 65 están trabajando y aportan una gran ayuda para resolver un montón de problemas y casos. Tenemos una central donde se las monitorea, la cual se comunica directamente con Seguridad Ciudadana y les avisan lo que está pasando en tiempo real, si hay un auto sospechoso en tal calle, por ejemplo.

EM: Haciendo un examen autocrítico, ¿cuál le parece que es la falencia más importante que tuvo su gestión hasta ahora?

ER: Durante este año hemos tenido falencias pero no sin darnos cuenta. Dado los problemas que nos encontramos al asumir, sabíamos que íbamos a tener que dejar de hacer ciertas cosas para poder hacer otras y fallamos un poco en esto de no poder cumplir lo que habíamos prometido. Pero bueno, estamos en camino para conseguirlo. Como dijo Alfonsín, hoy la casa está (casi) en orden.

EM: Dentro de los planteos que nos llegan de los vecinos, está muy presente el tema del abandono de animales y los perros callejeros, ¿piensa hacer algo en este sentido?

ER: Hoy tenemos 430 perros en el refugio, estamos al límite. Son terrenos prestados por la cantera El Ombú. Lo que se nos ha complicado un poco es el tema de los perros callejeros, lo cual nos hace pensar que tendremos que ampliar el espacio. El año que viene vamos a empezar con un plan de castración y decretaremos normas para que los que tienen mascotas, lo hagan responsablemente, sancionando a los que abandonan. A principios del 2017 nos vamos a poner a trabajar directamente en esta problemática, por suerte algunas veterinarias nos ayudan.

EM: ¿Qué pasó con las recisiones de contratos que hubo en algunas áreas como la Oficina de Empleo?

ER: Lo que pasó es que son personas contratadas por la nación, a las cuales les paga la nación. Fue una decisión del gobierno nacional cortar esos contratos, no dependía de nosotros.

A %d blogueros les gusta esto: