Por un año nuevo sin accidentes

El uso responsable de la pirotecnia es una de las claves para disfrutar las fiestas de fin de año. Te recordamos algunos consejos útiles y qué hacer en caso de accidentes.

Pirotecnia

Mientras Córdoba se prepara para vivir las últimas fiestas con pirotecnia autorizada para el uso particular (ver: ¿Fin de la pirotecnia?), los bomberos, policías, autoridades provinciales y funcionarios de la salud ruegan extremar las precauciones para evitar accidentes.

Durante la madrugada del 25 ya se registraron ocho casos de quemaduras por pirotecnia en el Instituto del Quemado (tres adultos y cinco menores) y, aunque los volúmenes de venta en materia de fuegos artificiales han bajado notoriamente en los últimos años, no está de más recordar las medidas básicas de precaución.

Por lo pronto, estos son algunos de los consejos para el uso responsable de la pirotecnia que anunció el Gobierno de la Provincia de Córdoba en el marco el “Programa Integral de Seguridad Ciudadana”:

Sólo para adultos: La pirotecnia debe ser manipulada únicamente por los adultos, con protección ocular y ropa no inflamable. Los niños deben permanecer alejados de la zona.

Recordar que toda la pirotecnia es riesgosa, los productos sonoros son más peligrosos por su poder explosivo pero tampoco hay que subestimar los artículos con efectos de luz y color, que son más propensos a producir quemaduras o incendios.

Precauciones en la compra: Es fundamental comprar los productos en comercios autorizados para la venta de pirotecnia. Los productos autorizados tienen la leyenda “autorizado por el Renar” (Registro Nacional de Armas) o por la DGFM (Dirección General de Fabricaciones Militares). Los productos ilegítimos contienen pólvora blanca, un compuesto muy inestable que explota ante la mínima fricción, sin necesidad de encenderlos.

Cabe recordar que está prohibida la venta de artículos pirotécnicos de alto poder a los menores de 16 años.

2012 Publicidad roba2 610x325px

Los lugares: Los productos pirotécnicos deben manejarse en lugares abiertos, lejos de edificios y nunca en el interior de las viviendas. No se debe apuntar contra otras personas, animales u hogares, ni arrojarla contra muros, cajas de luz o casillas de gas.

Se debe encender la pirotecnia siempre en el piso, alejado de la cara y el cuerpo, nunca en la mano ni dentro de botellas, latas o cualquier otro recipiente. También es importante no guardar los productos en el bolsillo, ya que pueden explotar, ni dejarlos al sol o próximos a fuentes de calor. Vale recordar que los artefactos de pirotecnia pueden causar incendios, ya fuere en el lugar o a distancia.

A la hora de usarla: Es fundamental leer y respetar las indicaciones de uso de cada artículo. No experimentar con fuegos de artificio de elaboración casera. Encender de a un elemento por vez y siempre retirarse rápidamente a una distancia prudencial.

En general, hay que evitar encender petardos con mechas cortas (un centímetro o menos), ya que no dan tiempo a quien los enciende de alejarse lo suficiente. Cuando un producto no explota, es importante no tocarlo, aunque la mecha parezca apagada. Lo ideal es arrojarle abundante agua y mantenerse alejado. Bajo ninguna circunstancia se debe intentar encender nuevamente.

Tampoco está de más proteger los oídos de los niños con tapones.

Qué hacer en caso de accidente

Como era de esperarse, las lesiones más frecuentes son las quemaduras, generalmente en las manos ya que muchas veces los petardos explotan antes de que se los pueda arrojar (nuevamente, recordar la precaución de encenderlos siempre en el piso).

Sin embargo, también pueden producirse intoxicaciones, ya que los productos contienen plomo, azufre y pólvora. Por eso es importante lavarse las manos tras manipular los artículos pirotécnicos y no llevarlas a la boca o los ojos.

Por último se encuentran las lesiones en los ojos, que pueden ir desde quemaduras de párpados hasta perforaciones.

En caso de que se produzca un accidente, se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Si la ropa se prende fuego, sofocarlo envolviendo al accidentado con una manta o haciéndolo rodar por el suelo. Nunca debe caminar y menos correr.
  • Lavar la zona lesionada con agua fría o helada, lo cual disminuye el edema y calma el dolor. Retirar anillos, pulseras u otros elementos que causen presión sobre la zona quemada.
  • Cubrir la zona afectada con paños limpios, toallas o sábanas.
  • Si la quemadura es en la zona de los dedos, separarlos con gasas húmedas antes de vendarlos.
  • Concurrir al centro médico más cercano.

Lo que NO hay que hacer

  • Nunca colocar cremas, pomadas, ungüentos caseros o medicinales sobre las quemaduras.
  • En caso de accidentes con compromiso ocular, no tocar ni realizar ninguna maniobra sobre los ojos.
  • No remover la piel resquebrajada ni reventar las ampollas
  • No aplicar presión en la zona.

A dónde concurrir

Los centros de referencia en caso de quemaduras son:

Para adultos: Instituto del Quemado. Av. Patria 660. Tel.: 0351-4349001 / 0351-4343013

Para Niños: Hospital de Niños. Bajada Pucará esquina Ferroviarios. Tel.: 0351-4586406

Hospital Pediátrico, Castro Barros 650 Tel.: 0351-4346062

Otros teléfonos útiles: 101 Policía, 100 Bomberos y 0810-888-3368 para Denuncias Anónimas.

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso – Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

ESTAMOS SEGUROS QUE TE VA A GUSTAR

Comentarios en Facebook

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: