Villa Allende pide justicia.

Ya pasaron varias semanas desde que Benjamín Romero fue asesinado en el barrio Villa Allende Parque, en el límite con la ciudad de Córdoba, cuando regresaba de comprar cigarrillos en una estación de servicios junto a un amigo. Familiares y amigos marcharon para pedir justicia.

Benjamin-1

Redacción El Milenio

La Municipalidad de Villa Allende fue el marco de la marcha que se realizó el pasado jueves 18, y en la que decena de vecinos reclamaron por el esclarecimiento del asesinato de Benjamín Romero, quien a los 21 años fue asesinado por una patota que le robó dinero y un celular.

De la procesión participaron familiares y amigos, entre los que se encontraban Marta Iriarte, la mamá de Benjamín. Hasta el momento, no se sabe nada del paradero del asesino.

El asesinato.

Era la madrugada del pasado sábado 6 de junio, cuando Benjamín Romero y su amigo, que venían de comprar cigarrillos en una estación de servicios, fueron abordados por motochorros. Y pese a que no se resistieron y entregaron el dinero con los celulares, Romero fue ejecutado de un tiro en la sien por uno de los malvivientes.

Agonizando, fue trasladado al Hospital de Urgencias donde finalmente falleció el 8 de junio por la mañana.

En declaraciones a otros medios, la familia cree que lo hizo porque el asesino lo reconoció, dado que eran de la misma zona.

Cartas en el asunto.

El pasado lunes 15, los padres de Benjamín Romero fueron recibidos por el ministro de Gobierno y Seguridad, Walter Saieg, además del jefe de Policía, Julio Cesar Suarez.

En dicha reunión, tanto el funcionario como el jefe de Policía se comprometieron a atrapar al asesino del joven.

Recordemos, que Marta Iriarte hizo pública la intención de tener una reunión con el gobernador José Manuel de la Sota. El objetivo de la mujer es pedir justicia y el compromiso de que no se repitan estos lamentables hechos de inseguridad.

En libertad.

Si bien por el crimen hay un hombre de 20 años detenido, que además fue reconocido por un testigo del asalto como uno de los integrantes de la banda que interceptó a Benjamín; quien disparó a Romero en la sien y le causó la muerte horas más tarde se encuentra prófugo.

La madre de Benjamín donó los órganos de su hijo muerto porque siente que su vida continuará en la vida de otros.
La madre de Benjamín donó los órganos de su hijo muerto porque siente que su vida continuará en la vida de otros.

Dar vida.

Al morir Benjamín, su mamá tomó la ejemplar actitud de donar los órganos para ayudar a otras familias. Por un lado, el hígado del joven fue trasplantado a una niña de 2 años oriunda de Buenos Aires, quien necesitó un trasplante urgente.

Por otro lado, y a pedido de la madre, los riñones, el páncreas y el corazón de Benjamín se quedaron en Córdoba.

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

ESTAMOS SEGUROS QUE TE VA A GUSTAR

Comentarios en Facebook

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: