Tolerancia Cero: Villa Allende se suma a la restricción del alcohol

El intendente Héctor Colombo recibió un alcoholímetro como resultado de su adhesión al plan provincial para disminuir el riesgo vial. La implementación del mismo todavía no tiene fecha.

Los controles de alcoholemia pronto comenzarán en las Sierras Chicas.
Los controles de alcoholemia pronto comenzarán en las Sierras Chicas.

Por Pamela Benitez. ECI-UNC

La semana pasada Héctor Colombo adquirió un alcoholímetro de última generación, en el marco de la aplicación del Programa Alcoholemia Cero. El plan se enmarca en la ley 10.181 sancionada a fines de 2013, la cual alienta a los municipios, dentro de esta provincia, a incorporarse al plan para lograr “disminuir la cantidad de siniestros viales relacionados al consumo de alcohol”.

“Cada alcoholímetro cuesta aproximadamente 3.500 euros, para nosotros es una herramienta más en todo el trabajo de prevención”, expresó Colombo, apuntando a que durante su gestión la seguridad es un tema siempre vigente. “Este es el mes de la seguridad vial,  y es un orgullo que estemos en la lista de los municipios que se benefician directamente de la provincia”, continuó el intendente al referirse sobre los proyectos que se desarrollan en su municipio y en relación con las políticas delasotistas.

“Antes de implementar el uso del alcoholímetro tenemos que capacitar a los inspectores porque el alcoholímetro es un equipo de última generación. Entonces, la policía provincial va a estar capacitando a los inspectores municipales”, detalló el intendente sobre los pasos a seguir en adelante. Asimismo, agregó que la policía va a ser la encargada, también, de determinar cuándo se va a proceder a instruir a los inspectores.

Córdoba es la primera provincia con total restricción de esta sustancia para conductores, esto implica la toma de conciencia por parte de los ciudadanos al momento de conducir. A esto se agrega el surgimiento del ‘conductor designado’: aquel encargado de manejar el vehículo y que no toma alcohol.

Sobre la Ley.

La ley 10.181, llamada “Programa Alcoholemia Cero”, procura la erradicación del acohol del tránsito público. Los conductores se encuentran ante un plan que estipula duras sanciones a quién presente desde 0,01 % de alcohol en sangre. Para Colombo esta nueva adquicisión de la localidad es “remarcable” porque “nosotros trabajamos en conjunto con la provincia.”

La ley provincial, impulsada por José Manuel De la Sota, rige hace un año. Mediante la instrumentación de la misma, Villa Allende se convirtió en la primera localidad de las Sierras Chicas en recibir el sofisticado indicador europeo. A su vez, se puede apreciar en su corpus que la ley invita a la adhesión del programa. En consecuencia, junto al gobernador, esta localidad firmó en enero un convenio para ser parte del plan.

Por supuesto, en ella se establecen las sanciones para quienes transgredan las normas: suspensión del carnet, multas -económicas y quita de puntos- e inhabilitaciones son las estipuladas por la normativa. Al mismo tiempo, el intendente aclaró que por el momento no están reglamentadas las multas a nivel local.

Colombo admitió que por el momento la Municipalidad no tiene predeterminado donde se va a desplegar el uso de esta nueva herramienta. Y rápidamente destacó que “llegado el momento se va a priorizar el uso del alcoholímetro, de acuerdo a lo que Tránsito de la Municipalidad crean que es lo conveniente.”

Archienemigo.

En muchas ocasiones de felicidad, una situación de brindis es el acontecimiento ideal para compartir y celebrar.  Sucede que la historia del ser humano guarda una larga e íntima ligazón con las bebidas alcohólicas. Los estudios antropológicos evidencian que ciertas bebidas alcohólicas fermentadas, como el vino y la cerveza, eran ya consumidas hace al menos cinco mil años.

Aunque este flechazo tenga miles de años, lo cierto es que en la actualidad su consumo excesivo tiene como consecuencia el peligro no sólo para quien lo ingiere, sino también para quienes lo rodean.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el uso nocivo de alcohol es un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos. Además, su informa agrega que “cada año se producen 3,3 millones de muertes en el mundo debido al consumo nocivo de alcohol, lo que representa un 5,9% de todas las defunciones.”

En este sentido, es importante que la prevención se cumpla al pie de la letra según la normativa sancionada, así como es fundamental la permanente presencia de la autoridad correspondiente para lograr una aplicación efectiva y constante.


Cuáles alimentos sí, cuáles no.

Las dudas más comunes de los conductores siguen siendo sobre cuáles son las sustancias que pueden inducir a una lectura “positiva” por parte del alcoholímetro.  Es imporante recordar que la metabolización al alcohol varía en cada organismo, en parte, de acuerdo al tiempo transcurrido tras la ingesta.

Las sustancias que pueden arrojar un Sí:

Enjuage bucal

Vaso de cerveza sin alcohol. Si bien la empresa que fabrica la cerveza sin alcohol asegura que el porcentaje es de 0%, es muy probable que el resultado sea ¡positivo!.

Postre borracho

Bombón de licor

Jarabe para la tos no provocaría alcoholemia positiva, a pesar de contener antitusivos.

El dato: Tras la ingesta de alcohol, si se consume un caramelo de menta “extra fuerte”, la prueba en el alcoholimetro puede arrojar resultado negativo… ¡Creer o reventar!, afirma el dicho popular.

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

ESTAMOS SEGUROS QUE TE VA A GUSTAR

Comentarios en Facebook

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: