Parque Guerrero: dos barrios

Una parte del barrio está cuidada, y la otra en situación de abandono total. La ola de inseguridad preocupa a todos los vecinos por igual. El complejo Arco Iris intenta recomponerse tras las inundaciones acaecidas en febrero.

Transitar por las calles de Parque Guerrero representa un peligro para los peatones, y una imposibilidad para los vehículos.
Transitar por las calles de Parque Guerrero representa un peligro para los peatones, y una imposibilidad para los vehículos.

Redacción El Milenio 

Parque Guerrero presenta una dicotomía entre ser un barrio ultra ordenado, cuidado y organizado, y por otro lado, se observan calles intransitables, ausencia de veredas, maleza que llega hasta el camino.

Una parte del barrio que colinda con la avenida San Martín -arteria principal de la localidad de Río Ceballos- está totalmente asfaltada, con veredas demarcadas, cesto de basura y luminaria pública. Sin embargo, mientras más se adentra al barrio las calles comienzan a tornarse intransitables, ya que están pedregosas, con zanjas y pozos por todos partes. Sumado a que desaparecen las aceras, y el ciudadano se ve obligado a caminar por la calle.

En esta zona, las viviendas se dispersan más, lo cual durante el día es inspiración de paz y tranquilidad, pero de noche se vuelve tenebroso e inseguro, ya que el alumbrado público también se disipa.

Uno de los vecinos, que hace 75 años que vive en el barrio, comentó a El Milenio que en los últimos años la ola de inseguridad y robos aumentó vertiginosamente.

“Siempre entran a robar a los nuevos vecinos, porque todas las casas nuevas están la mayoría del día deshabitadas, y los ladrones saben a dónde entrar”, aseguró el vecino.

Arco Iris.

El complejo turístico Arco Iris espera reabrir sus instalaciones el verano próximo.
El complejo turístico Arco Iris espera reabrir sus instalaciones el verano próximo.

Martín Cornejo, encargado de la pileta y parte del complejo Arco Iris, contó a El Milenio que el predio -que se encuentra inmerso en barrio Parque Guerrero- quedó devastado tras la inundación de febrero, y que aún continúan trabajando para recomponerlo.

“Nos salvamos de perilla. Nos arrasó todo, se llevó todo lo que es mobiliario, desde sillas, sombrillas y mesas. Tuvimos un metro y medio de agua; la pileta estaba repleta de barro, que aún no terminamos de sacar”, describió Cornejo.

En cuanto a la infraestructura del lugar, el encargado explicó que se perdieron todos los cerramientos del complejo, desde las medianeras de pirca y alambrados, como también las rejas. También contó que se vio afectada la cancha de césped sintético, la cual se perdió por completo.

Los trabajos de recomposición de Arco Iris se están efectuando de manera privada, solventado por los dueños del predio, aunque reconocen que la Municipalidad de Río Ceballos otorgó ayuda los primeros días tras la inundación para quitar gran cantidad de barro que se encontraba dentro de la pileta.

“Desmiento la información de que encontraron cadáveres dentro de la pileta”, afirmó Cornejo, cansado de que se divulgue falsas noticias.

Por otra parte, el salón de fiestas reabrió hace aproximadamente dos semanas, después de una reconstrucción total. En cambio, la pileta y el predio aún no se recuperan del todo, y esperan poder recibir usuarios el verano próximo.

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso – Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

ESTAMOS SEGUROS QUE TE VA A GUSTAR

Comentarios en Facebook

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: