16 mayo, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Saldán: sobreseyeron al médico del caso Santa Lucía

eldoce.tv

El juez Carlos Romero lo sobreseyó al médico Lucas Figueroa por “duda insuperable”, al no poder establecer si fue el responsable de propagar el virus en el geriátrico donde se generaron más de 60 contagios y fallecieron al menos 12 personas.

Finalmente el día de ayer, miércoles 30 de marzo, el juez de Control N° 8, Carlos Romero decidió sobreseer al médico Lucas Figueroa, quien en mayo del año 2020, fue acusado del delito de “propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”, por un brote de Covid-19 en el geriátrico Santa Lucía de la ciudad de Saldán.

El magistrado explicó que el caso entra en la categoría de “duda insuperable”, al ser imposible establecer a ciencia cierta si Figueroa fue responsable de propagar el Covid-19 en el establecimiento donde fallecieron más de 12 personas por dicha enfermedad.



No obstante, continúa imputado el director médico de la Residencia, Marcelo Santiago Lázaro, por “propagación culposa de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”, agravada por el resultado de enfermedad y muerte, en calidad de autor.

El caso


A principios de abril del 2020, un brote de casos de Covid-19 en el geriátrico “Santa Lucía” de la localidad de Saldán, despertó las alarmas epidemiológicas de toda la provincia y el país, debido a que era el primero de gran magnitud sucedido en una casa de adultos mayores.

En ese momento, un audio de WhatsApp se viralizó rápidamente por las redes sociales, donde Figueroa comentaba que tuvo que aislarse debido a que presentaba síntomas relacionados con la enfermedad y que como correspondía, informó de todos los lugares donde estuvo presente, incluido el Santa Lucía.

Recordemos que para esas fechas, los datos que se tenían sobre la enfermedad eran todavía escasos y las medidas de seguridad, como el uso del barbijo en la vía pública, todavía no eran obligatorias.

El caso, puso en evidencia las frágiles condiciones en las que se encontraban (y se encuentran) los sistemas residenciales de adultos mayores para enfrentar la emergencia sanitaria. Tan solo unas semanas después, aparecerían casos similares en varios puntos del país.