Tema libre

Mediumnidad: Adentrándonos en el tema

Los fenómenos paranormales no son una excepción en la provincia de Córdoba. El Hotel Edén y el Hotel Viena Miramar de Ansenuza, son puntos claves para la investigación de entidades espirituales en nuestra región. El Milenio se contactó con la médium Mariela Medina para conocer más sobre el tema.

  • Por Guadalupe Cagliero,
  • Colaboración: Paz Luque, Álvaro Zentena (IENM)
  • Paula Pavone, Florencia Rivero (IMVA)

Los fenómenos paranormales no son una excepción en la provincia de Córdoba. El Hotel Edén y el Hotel Viena Miramar de Ansenuza, son puntos claves para la investigación de entidades espirituales en nuestra región. El Milenio se contactó con la médium y vecina de Villa Allende, Mariela Medina para conocer más sobre el tema.

Según nos comentó Medina, los médiums son personas que tienen la facultad de ser un instrumento de comunicación entre el mundo espiritual y el mundo físico. Si bien en algunos lugares del mundo, principalmente Estados Unidos, el tema de la investigación paranormal está muy avanzado, en Argentina y sobre todo en Sierras Chicas no se queda del todo atrás.

En ese sentido, Córdoba tiene innumerables sitios catalogados como «paranormales y misteriosos», tal es el caso del mítico Hotel Edén, que se dice es morada de diversos fantasmas, ruidos y sombras desde 1897.

Otro lugar importante para los investigadores de lo paranormal es el Hotel Viena Miramar de Ansenuza  que luego de su inauguración en 1945, hoy en día se pueden hacer visitas guiadas y ver algunas de sus habitaciones donde ocurre gran cantidad de actividad paranormal.

Para conocer más acerca del tema, El Milenio se contactó con Mariela Medina, médium y miembro de Investigaciones Paranormal Córdoba, quien toda su vida ha tenido contacto con el más allá pero tardó años y psiquiatras en descubrirlo. 

Mariela explica que “el  médium tiene desarrollada la facultad del tercer ojo entonces puede ver, escuchar y sentir dolencias que tenía el espíritu, además de comunicarse a través de la simbología”.

Sin embargo, aclaró que esta facultad la traemos todos desde que nacemos pero con el tiempo, “la vamos adormeciendo”. Por eso es común observar a los niños hablar mucho ’amiguitos invisibles’, pero que en realidad “no son tan invisibles como nosotros pensamos que son”. 

Si bien no hay una edad específica para reprimir esta facultad, al niño le puede durar entre 12 o 13 años. Y hasta los 10 o 12 años se pueden recordar con más especificidad vidas pasadas.

La duda de muchos está en si los fenómenos paranormales son reales o no. 

Medina explica que éstos son fenómenos fuera de la normalidad y “la normalidad es lo que todos los seres humanos creemos porque lo vemos o porque la ciencia lo puede comprobar, mientras que los hechos paranormales son difíciles de estudiar porque son intangibles”. 

A lo que cita el ejemplo de ver una bola de luz y pensar que fue un auto, pero si prestamos atención y estudiamos el suceso, nos daremos cuenta que los autos que pasan no pueden reflejar la luz, en ese sentido agrega: “En este plano estamos acostumbrados a ver y tocar para entender”.

Investigar para comprender


Investigaciones Paranormales Córdoba es un grupo integrado por Mariela Medina, Alejandro Ayala, programador de software (ya que los aparatos de investigación paranormal en Argentina son muy difíciles de conseguir), Estefanía Medina, que cuenta con la percepción del bajo astral  y Paola Orellana, que tiene una gran percepción espiritual. Este equipo atiende en toda la provincia de Córdoba y fuera de ella también.

Se trabaja con personas que se comunican para hacer investigaciones en sus casas, a donde a veces hay entidades.

Pero no solo los hogares pueden poseer entidades, las personas también. Hay muchos individuos que están diagnosticados con alguna enfermedad o patología cuando, en realidad, lo que sucede es que son personas sumamente sensibles, con más afinidad el mundo espiritual, por los espíritus del bajo astral (que son el primer plano que tenemos arriba de nuestra cabeza) y no están locos sino que están siendo asediados, explica la médium. 

El plano espiritual está organizado en diferentes órdenes jerárquicos de acuerdo al grado, progreso evolutivo y el nivel de conciencia que tenga cada espíritu. 

“Cuando pasamos al otro lado seguimos siendo lo mismo, seguimos teniendo la misma personalidad lo que sí cambia es que somos más sabios porque hay una expansión de conciencia, las cosas las vemos diferentes.

Al hablar del bajo astral hacemos referencia a los espíritus malignos que son los que han venido tomando malas decisiones, por eso van allí, pero en algún momento van a decidir bien y lograrán salir porque es por voluntad propia. Nosotros tenemos el libre albedrío tanto en la tierra como en el mundo espiritual”.

Mariela se lamenta de que nos hayamos criado bajo diferentes religiones y que éstas  hayan sido grandes manipuladores de la humanidad, muchas veces a través de la condena del cielo y el infierno. “Nos han dicho que no hay que molestar a los muertos, que hay que dejarlos descansar en paz, sin embargo, yo nunca hablé con un muerto porque el espíritu está muy vivo. Lo que nos define y nos condena a nosotros mismos son las consecuencias de nuestras acciones. Eso es lo que va a definir a qué plano espiritual vamos a ir”.

“Todos los seres del universo (porque el planeta Tierra no es el único que tiene vida) vivimos bajo tres leyes generales: Ley de atracción, atraigo lo que emano, Ley del progreso evolutivo, reencarnaciones y Ley de causa y efecto, me hago cargo de las consecuencias de mis acciones”.

“Por eso en cada reencarnación se nos da la amnesia para poder tener una nueva oportunidad de hacer bien las cosas pero no dejamos las cargas kármicas en cada vida que transitamos. Por ejemplo, si una persona es adicta o está en situaciones malas, está deprimida, es pesimista, de pensamientos negativos lo que emana es una energía negativa  que va a atraer al plano bajo astral como también a las personas que están en la misma sintonía, en el mismo padrón vibratorio”, se expande Medina.

También relata que “los espíritus están en todas partes, sobre todo, con los familiares, pero  no las 24 horas del día. Nosotros seguimos evolucionando, aprendiendo, haciendo cosas. El espíritu no se cansa ya que es energía pura, lo que se cansa es el cuerpo. 

Cuando dormimos hay un desdoblamiento, el cuerpo físico queda acá y el espíritu vuelve al mundo espiritual por eso es que nos encontramos con nuestros seres queridos que ya partieron o nos encontramos haciendo cosas que no sabemos dónde estamos. Esto es porque el espíritu sigue haciendo cosas en el mundo espiritual y se sigue conectando con los otros seres queridos”.

Un fenómeno que crece en el mundo


Un ejemplo a seguir para el mundo de lo paranormal es Estados Unidos, un país avanzado en este asunto.

En Cassadaga, un pueblo ubicado a 40 km de Florida, conocido como “la capital psíquica del mundo” hace más de 130 años que se albergan más de 70 psíquicos, médiums y sanadores. Allí se realizan exploraciones y recorridos por la ciudad, donde uno puede contactar con cualquier médium o psíquico para ver el futuro, para sanarse, para hablar con nuestros familiares del plano espiritual, etc. Pero en nuestro país todavía cuesta internalizar o creer que existe algo más después de la muerte física.

“El alma es energía y es inmortal, lo que pasa es que el físico es un envase que se nos presta para venir a vivir esta experiencia en este plano de la dualidad, acá podemos experimentar amor, odio, tristeza, alegría, frío y calor. 

Empero creo existe cada vez más aceptación por este tipo de temas en la sociedad, no se trata de obligar a creer en estos temas, ni tampoco a discrepar de los mismos. Es importante respetar a quien no cree en estas cosas, está en un proceso de entendimiento para aceptar este tipo de situaciones”, opina la entrevistada.

Además analizó los populares juegos paranormales como la Ouija o el Juego de la Copa, a lo que explicó que no es recomendable convocar presencias que después no van a saber manejarlas.

Es importante entender que esas entidades pueden apegarse a nosotros, por ende hay que tener cuidado, porque con estos juegos “convoco cualquier entidad y puede provocar muchísimos problemas de salud, teniendo incidencia sobre nuestro comportamiento”.

En esta lineal de ideas, Mariela advirtió que si llegáramos a presenciar un hecho paranormal, es recomendable no tratar de solucionarlo por nosotros mismos, sino buscar ayuda especializada.

“Hay grupos muy serios trabajando en esto que no tomamos al tema como un chiste, no lo tomamos como falta de respeto. Estamos trabajando porque sabemos que hay lugares y familias que han sido muy asediadas con el tema de los espíritus y que necesitan ayuda”, sostuvo la entrevistada.

“Hay personas que están siendo subyugadas por espíritus que en la jerga católica se le llama posesión. Es muy importante no hacerlo por ustedes mismos, hay gente que ha querido hacerlo por ellos mismos y han convocado a más entidades y han complicado más la situación. Entonces lo que hay que hacer es entender que esto existe aunque no lo veamos y pedir ayuda”.

“Cualquier persona que sienta que está viviendo este tipo de situaciones que no puedan ser explicadas por la razón, no sientan miedo y no crean que van a ser catalogadas de locos”.

Finalmente, la médium afirmó que incluso al día de hoy, existe mucha gente está atravesando crisis existenciales por no saber qué les está pasando. “Cada vez van a existir más médiums, es un proceso evolutivo del planeta. Tenemos que empezar a entender que aquello que no podamos ver, no significa que no exista”.

Para contactar: a través de WhatsApp al 3543 578509 o por medio de las páginas Péndulo Hebreo Villa Allende o Investigación Paranormal Córdoba.

0 comments on “Mediumnidad: Adentrándonos en el tema

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: