Para el cuarto cobro se debe actualizar los datos y firmar una Declaración Jurada.

Debido a que ANSES sospecha que hay una posible falsificación de datos por parte de los beneficiarios del ingreso familiar de emergencia (IFE), se determinó que se tomarán acciones legales para recuperar el dinero.

Hay tiempo hasta el final del día 4 de septiembre para modificar los datos ingresados en la primera instancia, los cuales serán presentados en carácter de Declaración Jurada. De esta forma, se acusará de estafa y falsificación de documento público a quien corresponda.

Desde el organismo informaron que se suspenderá el pago a personas privadas de su libertad o a jóvenes con domicilio igual al de sus padres empleados en blanco. Por ello, los menores de 25 deberán firmar una declaración jurada certificando que no viven con sus padres o que están desempleados.

En la Declaración Jurada se especifica: “En los casos que el titular hubiese percibido sumas por haber falseado los datos consignados en la presente declaración, Anses procederá por las vías administrativas y legales al recupero de las sumas cobradas indebidamente“.