El Ministerio del Interior de Perú informó que el sábado 22 de agosto al promediar las 21:00 horas, hubo una fiesta ilegal de aproximadamente 120 personas en la localidad de Olivos. Desafortunadamente, se produjo una avalancha humana al tratar de evadir el control policíal, como producto de estos hechos, perdieron la vida trece personas.

  • Colaboración: Candelaria Mur y Lucas Acevedo
  • 6to Año, Instituto Milenio Villa Allende

Al menos 13 personas fallecieron asfixiadas en una discoteca de Lima, Perú en el momento de desalojar el local Thomas Restobar. El suceso ocurrió el pasado sábado 22 de agosto alrededor de las 21:00 horas local y todo habría sucedido en el momento en que los presentes trataban de huir de los controles policiales.

Según informó el Ministerio Público peruano, pese a que en el país regía un estricto toque de queda con el objetivo de frenar el avance del virus SARS-Cov 2, en el local bailable se encontraban más de 120 personas en el momento en que llegaron las fuerzas policiales a desalojar el lugar.

Todavía se investigan las causas de la estampida, pero desde el Ministerio Público aseguran que al observar la llegada de las fuerzas policiales, muchos de los presentes trataron de huir bajando por la única escalera que conectaba con la salida principal.

Las personas que estaban en el segundo piso y las escaleras daban justo a la calle, al finalizar las escaleras había una puerta metálica que abría para adentro, entonces en esas circunstancias las personas se ponen nerviosas, algunos empezaban por salir y se cierra la puerta. Por la desesperación por salir todos se quedaron atrapados, también nuestro capitán con dos policías más”, declaró el comandante general de la Policía Nacional del Perú, Orlando Velasco a la emisora radial RPP.

Desafortunadamente, de los 13 fallecidos 12 eran mujeres que murieron camino a los hospitales más cercanos, según comentarios de varios testigos esto se debió a que la primera orden de los oficiales aparentemente fue que vayan bajando primero las mujeres.

Detenidos positivos


La multa por infringir el toque de queda asciende a los 110 dólares, razón por la que muchos trataron de evadir los controles policiales. FOTO. Reuters

Otro dato preocupante de aquella trágica noche, es que de los 23 detenidos en aquella noche, más de la mitad dieron positivo en el test de COVID-19. Además, según información revelada a la prensa por parte del Ministerio Público, 11 de los fallecidos también dieron positivo del nuevo coronavirus.

Hubo un foco de infección muy grande del coronavirus (en la fiesta)”, detalló el doctor Claudio Ramírez del Ministerio de Salud en el mismo comunicado.

Con 33 millones de habitantes, Perú es el tercer país en América Latina en decesos por la pandemia después de Brasil y México, y segundo en contagios detrás del gigante sudamericano.

Según los últimos datos, desde el inicio de la pandemia el país andino contabiliza 27.453 muertos y más de 585.000 casos confirmados desde que se identificara el primer caso.