Groenlandia perdió 532 gigatoneladas de masa de hielo en 2019. Se convierte así en uno de los mayores contribuyentes al aumento del nivel del mar.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad Estatal de Ohio en Estados Unidos ha revelado que los glaciares de Groenlandia se han derretido hasta un «punto sin retorno».

En 2019, la isla ártica sufrió una pérdida de masa de hielo récord, estimada en unas 532 mil millones de toneladas. Varios estudios y científicos acuerdan en que el deshielo podría aumentar el nivel del mar.

Este récord rompe la tendencia de los dos años previos, cuando el nivel de fusión fue «anormalmente bajo» y la pérdida de hielo fue un 58% menos que el promedio de 2003 a 2018. El equipo atribuye ese menor nivel a dos veranos anormalmente fríos en el oeste del territorio y a la cantidad de nevadas en otoño e invierno en el este del territorio.

Entonces, la rápida pérdida en 2019 indica que la capa de hielo «ha permanecido en una trayectoria de creciente pérdida de masa desde finales de los años 90 en respuesta al calentamiento del Ártico«, escribieron los autores.