La causa fue descubierta en marzo de 2019 y se trató de uno de los casos de Grooming más polémicos de Sierras Chicas. El acusado chantajeaba a menores no solo de Argentina, sino también de Venezuela, México, España y Brasil. Actualmente sigue detenido en el complejo de Bouwer.

  • Por Florencia Sánchez, Lucrecia Lopez y Camila Centeno
  • 6to Año, Instituto Milenio Villa Allende

¿Encontraste algún error? Avísanos


La Fiscalía de Instrucción de Jesús María, a cargo de María Guillermo Monti, dispuso el pasado martes 11 de agosto el Requerimiento de Citación a Juicio al acusado del delito por Grooming ocurrido en marzo de 2019.

Además del pedido del fiscal Monti, este fue realizado con la colaboración del Área de Cibercrimen de la Fiscalía Adjunta Penal del Ministerio Público Fiscal, Detectives de la División de Investigaciones Operativas (DIO), el Área de Delitos Informáticos y Cibercrimen, la Unidad de Equipos Informáticos de Policía Judicial y la Brigada de Investigaciones de la Departamental Colón de la Policía de la Provincia de Córdoba.

Este hecho aconteció un 21 de marzo de 2019, cuando el acusado (del cual no se reveló su identidad) fue detenido en posesión de más de 2 mil imágenes y videos que incluían a menores de edad. Actualmente, permanece detenido en el complejo carcelario Bouwer.

Una de las maniobras que utilizaba el presunto acosador era conectarse con con sus víctimas a través de las redes sociales, mediante un perfil falso, y establecer relaciones de confianza para luego obtener fotografías o videos de contenido sexual de menores de diferentes países como México, España y Brasil.

El Grooming y sus consecuencias


Según explicó Cynthia Sarmiento, representante de Grooming Argentina para El Milenio, en el Grooming es el acoso a través de Internet por parte de un adulto hacia niños, niñas o adolescentes con una intención sexual.

Generalmente, se utiliza específicamente esta palabra porque tiene ciertas características que no tiene el resto. Siempre es de un adulto, a través de Internet, hacia un menor con una intención sexual.

No se utiliza la palabra acoso, porque con esta nos podemos referir a distintos tipos del mismo, el acoso callejero, el acoso sexual. Pero se utiliza específicamente Grooming porque tiene ciertas características que no tiene el resto. Siempre es de un adulto, a través de Internet, hacia un menor con una intención sexual”, explicó la profesional.

Además, en los últimos meses, la citada ONG puso en el ojo de la tormenta a la famosa aplicación Tik Tok al firmar que puede poner en riesgo a los jóvenes usuarios de no usarse con precaución. Accidentes como exposición de datos personales y cyberbullying son solo alguno de estos problemas.

TikTok es una App que ha causado furor a nivel mundial, especialmente en el público adolescente. Se usa para compartir vídeos cantando, haciendo playback y/o alguna coreografía de moda lo cual, normalmente, se conoce como “reto” o “Challenge”. Sumado a la coreografía, la App permite la utilización de múltiples filtros, máscaras y animaciones, lo que la hace aún más atractiva.

Básicamente, lo que hace peligrosa a esta aplicación son los Challenges, donde la confidencialidad de los datos puede estar comprometida, además es posible que se genere un posible enganche a través de la ludopatía (moneda propia de cambio llamada “Tik Tok Rewards Points”), y por último, el siempre latente, riesgo de exposición y contacto.



Advierten el aumento de casos por culpa de la pandemia


Finalmente, Hernán Navarro, presidente de la ONG Grooming Argentina, confesó ante la TV Pública a mediados de julio que, “6 de cada 10 chicos se comunican con adultos desconocidos en Internet”, explicando que la mayoría de los implicados tenían edades que oscilaban entre los 14 y 17 años.

3 de cada 10 adolescentes fue a un encuentro personal con un desconocido”, advirtió Navarro. Estos casos han generado alarmar al mundo adulto porque hoy en día un niño a muy temprana edad tiene acceso a un teléfono celular.

Durante este tiempo de pandemia, las llamadas al Ministerio de justicia y derechos humanos han aumentado un 135%, lo que da a entender es que al estar en cuarentena, los niños y adolescentes pasan todo el día en contacto con la tecnología por lo que se encuentran más expuestos a estos delincuentes.