La realidad que atraviesa Córdoba respecto al fútbol femenino, las prohibiciones por parte de la Liga Cordobesa de Fútbol y un límite de edad innecesario.

Por Delfina Dowling


¿Encontraste algún error? Avísanos


La Liga Cordobesa de Fútbol sorprendió a jugadoras y entrenadores cuando a fines de febrero, pocas semanas antes del inicio de la competencia, informó que a partir de este año (2020) se aplicaría un límite de edad más restrictivo en el femenino, de hasta 32 años.

El problema se originó ya que la nueva medida dejaría sin competencia a muchas jugadoras que integraban distintos planteles hasta el año pasado, cerrándoles las puertas a nuevas futbolistas en medio de un contexto de claro crecimiento de la disciplina en todo el país.

A su vez, sin inferiores muchas jóvenes seguirán a la deriva sin instancias formativas ni espacios de contención y con menos acceso al deporte más popular.

Como consecuencia de esto las jugadoras se organizaron y solicitaron ayuda a diferentes entes, como la Agencia Córdoba Deportes y el Ministerio de la Mujer.

Por esta razón, el pasado miércoles 15 de julio el equipo de INADI Córdoba junto con Futboleras Organizadas Córdoba, agrupación de hinchas, futbolistas y trabajadoras, vienen trabajando desde hace más de un año en la construcción de un espacio que permita discutir las condiciones en las que se desarrolla este deporte en Córdoba y proponer acciones de visibilización y de cambio. Las cuales tuvieron una reunión en la que profundizaron acerca de la presentación del Proyecto para una mejora en el fútbol femenino:

Inferiores de femenino en todos los clubes, no al límite de edad y sobre todo que vuelva la obligatoriedad de los clubes de tener un plantel femenino, puesto que, en 2018, luego de que un grupo de jugadoras manifestara en un medio de comunicación la necesidad de exigir igualdad de condiciones respecto al masculino, Emeterio Farias, en ese entonces presidente de la LCF, cambiaría la reforma: “Si las mujeres piden igualdad, la van a tener”, advirtió Farias.

Desde este hecho, muchos clubes decidieron abandonar la competencia y eliminar sus planteles.

El límite de edad se mantiene, pero podría sufrir modificaciones cuando retornen las charlas. La competencia oficial en el 2020 es una incógnita, pero en el caso de que se pueda jugar, se presume que se aplicará algún tipo de restricción.