fbpx

Suscribite

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir avisos de nuevas entradas.

26 octubre, 2020

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Río Ceballos: preocupación por el avance del desmonte ilegal en Ñu Porá

Tanto vecinos como la Dirección de Ambiente están alertas por los crecientes desmontes en la zona de Ñu Porá. Silvana Herrero, Directora del área municipal, afirmó que hubo alrededor de 40 actuaciones de este estilo y que las multas se han vuelto moneda corriente.

¿Encontraste algún error? Avísanos


“La voracidad inmobiliaria no se detiene en cuarentena”, así manifestaron vecinos de la Perla de las Sierras Chicas su indignación frente al avance del desmonte ilegal en la zona de Ñu Porá. Además, en el comunicado que difundió la agrupación “Cuando el Río Suena”, se informa que el “intenso” trabajo se lleva a cabo “con movimiento de suelo en la ladera media del Cerro”.

María Castillo, referente de la organización, señaló que la problemática inició el pasado jueves 2 de julio, en la calle Coronel D´Elías, debajo de la Confitería Ñu Pora. Tras alertar a la Municipalidad sobre los acontecimientos, el Área de Ambiente labró un acta el viernes 3 del mismo mes, sin embargo, las labores continuaron.

Además, los vecinos afirmaron que se tomaron “varios lotes sin autorización”, que se habrían abierto ilegalmente calles y se proyectaría un loteo. 


Silvana Herrero, Directora de Ambiente de Río Ceballos afirmó que los desmontes aumentaron en la cuarentena. / Foto: El Milenio.


La preservación del bosque en dicho cerro es indispensable, entre otros beneficios para la comunidad, para la retención del suelo y absorción del agua, en una zona muy afectada por las inundaciones de 2015”, destacó Castillo.

Silvana Herrero, Directora de Ambiente, comentó a El Milenio que los desmontes en la zona se incrementaron notoriamente en cuarentena y que datan con anterioridad a este último. “Estamos sumamente preocupados, hicimos cerca de 40 actuaciones, es muy triste”, indicó la funcionaria.

En cuanto al procedimiento que se está llevando a cabo para mitigar la situación explicó: “se ha hecho la inspección y constatación, labrado actuaciones y luego pasan directamente a Tribunal de Faltas para la multa” y agregó: “pero lamentablemente la multa no nos devuelve el monte ni la situación inicial del lote”.


En la zona de Ñu Porá, se ubica el Monumento al Cristo Redentor, una joya de la localidad. / Foto gentileza.


Asimismo, aseguró que los responsables de los hechos son “propietarios y/o poseedores”, “personas que no entienden cuál es el valor de la conservación de los bosques”. En este sentido, tanto a éstos como a los maquinistas se les efectúa la sanción. No obstante, aunque algunos abonan, otros han presentado descargos o persistieron con la tarea, a pesar de tener la obligación de frenar. “En ese caso se adquiere un carácter mucho más grave en el caso y se debe convocar a otros actores, con procesos específicos”, aseguró Herrero.

Ante la complejidad del asunto, la Dirección no descarta incursionar en nuevas medidas, para lo cual cuentan con el apoyo de la comunidad. “La intención es trabajar en la prevención, que permita bajo todos los aspectos conservar las situaciones originales y prevenir situaciones irremediables, atendiendo a la necesidad de conservación para mitigación de futuros probables impactos ambientales”, concluyó.