Los espacios llevan cerrados desde que se decretó la cuarentena. Sus dueños y clientes piden que habiliten los lugares para poder trabajar.

¿Encontraste algún error? Avísanos


Desde que se decretó la cuarentena obligatoria el 18 de marzo, los gimnasios cerraron sus puertas y no hubo flexibilización alguna a pesar de los pedidas de la Cámara de Gimnasios de Córdoba. Esto lleva una suma de 112 días sin que aquellas personas puedan trabajar. 

Debido a la situación, muchos lugares han tenido que cerrar (al igual que otros rubros). Algunos trataron de mantenerse a flote a través de clases online o alquilando equipos, sin embargo eso no llegó a cubrir todos los gastos en muchos casos. 


Los gimnasios llevan 112 días sin abrir sus puertas.


Para visibilizar la situación, se han realizando marchas en caravanas de autos. Esto también se vivió en el día martes 7 de julio, en Colonia Caroya y Jesús María desde las 11.30 de la mañana. 

La Policía acompañó a la caravana de 15 vehículos de manera preventiva. Éstos eran conducidos por propietarios y clientes de los gimnasios locales, quienes partieron desde la plaza central de Colonia Caroya hasta la explanada del Ferrocarril de la ciudad de Jesús María.