Este protocolo no solo será aplicado en la Capital sino también en el interior provincial, incluyéndose una planilla de registro de clientes. La actividad podrá dar inicio oficialmente desde el 7 de julio.

¿Encontraste algún error? Avísanos


Tras la conferencia del gobernador Juan Schiaretti, que en la mañana de este jueves 2 de julio anunció el arranque de la Fase 5 en búsqueda de la nueva normalidad, incluyéndose la reapertura de locales gastronómicos como bares y restaurantes desde el próximo martes 7 de julio en la Capital.

Vale recordar, que en el interior provincial pudieron reabrir sus puertas a los clientes desde hace tres semanas.

En este sentido, desde el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) se elaboraron los protocolos específicos para estas actividades que permitirán la atención presencial y no sólo la modalidad de delivery o take away.

Dichas pautas siguen las recomendaciones establecidas por el Ministerio de Salud de la Nación, ofreciendo diversas medidas y acciones específicas para hacer frente a la situación actual y ayudar a la recuperación de la actividad, siendo su principal objetivo resguardar la salud y bienestar de las personas, trabajadores y turistas.


Foto: Eduardo Parrau/ El Milenio.


Por esto mismo, se recomiendan las diferentes cuestiones mencionadas a continuación:

  • Se realizará un triage en el ingreso para detectar si los clientes tienen síntomas o fibre.
  • No habrá barras habilitadas en el interior de los locales
  • Se prohibe el uso de ventiladores.
  • Los empleados no podrán utilizar el transporte público.
  • El horario de apertura en Córdoba Capital sólo será entre las 10 y las 23 horas.
  • Se recomienda ofrecer servicio de reserva anticipada a fin de planificar la cantidad de comensales desde el día anterior, previendo un tiempo prudente de consumo para cada reserva y cumplimiento del distanciamiento social.
  • Se deben informar las condiciones de la reserva, tales como tiempo de tolerancia, horarios de atención, menú disponible, opciones particulares, cantidad máxima de comensales por cada reserva, condiciones de accesibilidad del local, así como cualquier medida dispuesta para la permanencia en el mismo.
  • Se recomienda exhibir en un formato visible al ingreso al Restaurante, una leyenda que advierta a los clientes el deber de no ingresar al establecimiento si cumple los criterios de caso sospechoso vigente, definido por el Ministerio de Salud de la Nación.
  • No deben ingresar personas que puedan ser consideradas como casos sospechosos, es decir toda persona que presente fiebre (37.5º o más) y uno o más de los síntomas compatibles con COVID-19 (dolor de garganta, tos, dificultad respiratoria, pérdida del olfato o pérdida del gusto de reciente aparición), que resida o haya transitado en zonas de transmisión local en Argentina.
  • Señalizar cantidad máxima de personas por área de servicio y controlar que no se supere la misma, cumpliendo las pautas de distanciamiento.
  • Asegurar que la densidad de ocupación no exceda, en ningún momento, 1 persona cada 2,25 metros cuadrados.
  • Se sugiere brindar opciones de pago a través de medios digitales que eviten la manipulación de dinero, por ejemplo, tarjetas de débito, crédito, billeteras virtuales y/o pagos con Códigos QR.
  • Se sugiere exhibir el menú en carteles, atriles o pizarras, dispuestos en el exterior y/o interior del local, presentar la carta en formato digital o plastificada para facilitar su desinfección, para facilitar el cumplimiento del distanciamiento social.
  • Se debe requerir durante el ingreso y la permanencia de personas el uso de tapabocas que cubra la nariz, la boca y el mentón, mientras las normas vigentes en su jurisdicción lo exijan.
  • Los comensales podrán quitarse el tapabocas solamente para ingerir alimentos y/o bebidas.
  • Se debe evitar la colocación de manteles. Utilizar individuales y retirarlos luego de cada uso para su limpieza y desinfección. En caso de tener que utilizar manteles, cubrirlos con un protector de nylon cristal para facilitar su limpieza o cambiarlos tras la utilización de cada cliente.
  • Las servilletas del servicio deben ser de papel, sin excepción.
  • Se debe implementar una adecuada política de lavado de vajilla
  • Deben ofrecer a las y los clientes solución de alcohol 70%, agua 30% antes de ingresar.
  • Se recomienda no disponer utensilios platos, vasos, etc. en las mesas antes de la llegada de las y los comensales.
  • En casos de autoservicio de alimentos. Se sugiere ofrecer platos a la carta, en porciones individuales.
  • Se debe asegurar la desinfección de los utensilios utilizados entre comensal y comensal.
  • Se deben ofrecer bebidas cerradas en botella o lata.

El protocolo completo