Desde la Dirección de Maternidad e Infancia subrayan la importancia de continuar los controles del embarazo, aún durante la contingencia por COVID-19. Además, el equipo de especialistas detalla los controles necesarios y las prácticas saludables para cada trimestre.

¿Encontraste algún error? Avísanos


Durante la pandemia de Covid-19, las personas que están cursando un embarazo pueden sentirse más vulnerables y evitar el contacto con el sistema de salud. Desde la Dirección de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud enfatizan en la importancia de continuar los controles y advierten que la evidencia hasta el momento demuestra que las personas embarazadas no parecen tener un mayor riesgo de contagiarse o de tener una infección grave en comparación con las personas no embarazadas del mismo grupo de edad. 

En cuanto a los servicios de salud en este nuevo escenario, las áreas de perinatología debieron readaptar su modalidad de atención para prevenir la transmisión del virus, lo que representa un desafío para los centros de atención primaria de la salud, donde se atienden las embarazadas de bajo riesgo, y para las maternidades.  

Marcela Yanover, directora de Maternidad e Infancia, destacó queToda persona gestante tiene derecho a vivir una experiencia de parto respetada y positiva, aún en contexto de Covid-19. Para que ello sea posible, es necesario el compromiso del equipo de salud, y también que quienes cursen un embarazo acompañen las medidas de cuidado dispuestas por las instituciones y no abandonen las consultas,subrayó Yanover.

Recomendaciones para cada trimestre del embarazo



Para que quienes cursen un embarazo lleven un buen control de su situación de salud, es importante que, además de continuar las consultas médicas, conozcan los cuidados y estudios que se requieren para cada etapa. Para ello, desde Maternidad e Infancia informan respecto a las principales recomendaciones en cada trimestre.

El equipo de especialistas indica que ante la primera falta menstrual se realice la consulta al centro de salud más cercano, y allí le solicitarán una ecografía para confirmar el embarazo.

En los primeros meses se indicará hierro y ácido fólico, y hasta cuándo tomarlo. En esta etapa es importante realizar estudios de laboratorio, que incluyan el test de infecciones de transmisión sexual -ITS-, para la mamá y su pareja; acceder a un examen ginecológico; realizar un control odontológico y aplicarse la vacuna antigripal. Además, desde este momento inicial se debe contar con el carné perinatal.

También se indica acompañar estos controles con prácticas saludables. En este sentido, destacan que fumar, beber alcohol y consumir medicamentos sin receta médica o drogas, perjudican la salud de la persona gestante y la del bebé.

La Secretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones brinda acompañamiento gratuito a quienes requieran ayuda para abandonar el consumo de sustancias. Para las mujeres interesadas en dejar de fumar, desde esta semana se puso en marcha un nuevo espacio destinado a ellas, el acceso a la consulta se realiza a través de un mensaje de WhatsApp al 351-3810583; para abandonar otro tipo de consumo se puede acceder al siguiente link: https://bit.ly/CuarentenaAdicciones.



Además, en esta etapa se aconseja consumir alimentos ricos en hierro, verduras, frutas y disminuir el uso de sal; también se recomienda realizar actividad física suave, como caminatas diarias. En tanto la actividad sexual puede continuarse, usando preservativo siempre y de manera adecuada.

Durante el embarazo pueden presentarse cambios emocionales y físicos que varían en cada persona, al respecto debe considerarse que no existe un embarazo ideal.

En el segundo trimestre deben continuarse los controles prenatales. En este periodo también es importante realizar: estudios de laboratorio, que incluyan el test de ITSuna ecografía y una consulta odontológica.

En cuanto a las inmunizaciones, apartir de la semana 20, corresponde la colocación de la vacuna Triple Bacteriana Acelular; y si aún no se aplicó la vacuna antigripal, debe solicitarse en el centro de salud.

Asimismo, sugieren en esta etapa hacer averiguaciones sobre los encuentros de preparación prenatal, donde la embarazada podrá sacarse dudas y consultar acerca del proceso de parto, lactancia materna y crianza.

Respecto a las prácticas saludables para estos meses, aconsejan mantenerse en movimiento, de manera adecuada y cuidar la hidratación, para lo cual se indica tomar al menos 8 vasos de agua al día. Igualmente, recomiendan compartir con los afectos miedos y emociones que se presenten.

Para los últimos meses de embarazo se indica también continuar los controles prenatales, realizar los estudios de laboratorio, que incluyan el testeo de ITS, para la mamá y su pareja; hacer una ecografía y un nuevo control odontológico.

En esta etapa corresponde, además, efectuar el hisopado para estreptococo y un control clínico con electrocardiograma.

Otras actividades importantes para el periodo previo al parto son: participar de los encuentros de preparación prenatalacceder a información sobre el parto, la lactancia materna y crianza; consultar con tu médica/o sobre el método anticonceptivo que utilizarás después del parto y elegir con quién te gustaría estar acompañada durante el proceso de parto/nacimiento.

También en este periodo es bueno mantener la actividad física, siempre de manera adecuada. Se aconseja, además, alistar todo lo necesario para la llegada del bebé: el bolso, el carné perinatal, los documentos, los análisis y estudios que se dispongan.



Para un mejor contacto con el bebé, se recomienda acariciar la panza, escuchar música y buscar espacios donde haya silencio.

El equipo de especialistas indica hacer una consulta médica rápida, en cualquier momento del embarazo, si se presenta pérdida de sangre o líquido, fiebre, contracciones frecuentes, disminución de movimientos habituales del bebé, ardor al orinar, nauseas o vómitos persistentes  o ante un golpe.

En el nacimiento, es importante el contacto piel a piel entre el bebé y la mamá desde el primer momento, a excepción que sea necesaria la separación. Además, es bueno darle el pecho lo antes posible. El bebé debe mamar desde la primera hora de vida a libre demanda; esto fortalece el vínculo entre ambos y forma la primera leche “calostro”, que aporta nutrientes y defensas, entre otros beneficios.

El parto respetado en Argentina

En Argentina, desde el año 2004 existe la Ley Nacional 25.929 de Derechos de Padres e hijos al momento del nacimiento. En 2005, Córdoba adhirió a la Ley Nacional mediante la Ley 9.227. Asimismo, a partir de la sanción de la Ley Nacional 26.485, de protección y prevención de la violencia hacia las mujeres, la violación a los derechos emanados por la Ley Nacional 25.929, constituyen Violencia Obstétrica.

Conocé más sobre los derechos de las personas gestantes y recién nacidas, haciendo click aquí.