Ante la presencia de síntomas como fiebre, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria y pérdida súbita del sentido del olfato y del gusto es fundamental consultar al sistema de salud y mantenerse aislados de otras personas.

En los últimos informes emitidos por el Laboratorio Central Provincial se explicaba que los casos de contagio por la Covid-19 en la provincia de Córdoba se han logrado contener y que, en la mayoría de las localidades del interior cordobés casi no se registraron contagios desde hace varias semanas, salvo excepciones. Por lo que, se traslada así, la máxima atención hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Área Metropolitana de la misma. Esto se debe, a que es “donde se circunscribe predominantemente la transmisión comunitaria en el país”.

Como explica la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, en los últimos reportes diarios, el logro de que las provincias registren pocos casos se debe a que “esto muestra la importancia de la recomendación que reiteradamente transmitimos de tener la vigilancia muy sensible”.

Por esa razón, aunque en sean en una gran mayoría las jurisdicciones que no notifiquen casos, es importante estar atentos a los síntomas compatibles con la COVID-19 como fiebre, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar y pérdida reciente de sentido del olfato y del gusto, consultando rápidamente y evitar el contacto con otras personas.


COVID-19: Confirman un nuevo caso en Villa Allende

COVID-19 en Villa Allende: Cómo actúa el “Programa Identificar” ante la sospecha de un brote


Además, la secretaria de Acceso a la Salud explicó que los ejes del Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Territorio de Argentina (DETeCTAr) consiste en buscar a las personas que puedan tener síntomas compatibles con COVID-19 y acompañarlas a un centro de testeo cercano para hacer el hisopado y esperar los resultados en un lugar seguro.

Si el resultado es negativo vuelve a su domicilio, si es positivo se define, según el cuadro clínico, a dónde se deriva para su cuidado y aislamiento”, afirmó Vizzotti y aclaró que “el procedimiento de hisopado no se realiza en la casa ya que requiere equipo de protección personal, una técnica y medidas de bioseguridad”.

El peligro de la sobre-información y de la des-información


Pablo Fernández.


El director general de El Gato y La Caja, Pablo Fernández, habló sobre el desafío comunicacional que plantea la pandemia de la COVID-19 ante la cantidad de información, verdadera y falsa, que circula.

Fernández advirtió sobre los riesgos de la sobre-información: “Hay que mantener el volumen de información al que nos exponemos bien manejado. Una situación como esta nos pone en alerta y nos genera ansiedad”. Por eso recomendó informarse pero en forma medida y de buenas fuentes como la expertos en el tema y periodistas especializados.

La des-información es otro de los peligros que señaló a partir de la proliferación de noticias falsas, de conspiraciones y de todo tipo de discursos polarizantes. “En general, mientras más nos estimule emocionalmente una idea más rápido le vamos a dar valor de verdad y más rápido vamos a querer compartirla”.

Otro factor necesario para la diseminación de noticias falsas que describió es “que resuene en nuestros miedos, emociones o prejuicios”.

Finalmente, sostuvo que “la solución para la desinformación es tomar un rol activo en la información que retransmitimos, tomarnos un minuto antes de hacerlo y conversar sobre la veracidad de la información con la persona de la cual la recibimos de una manera cooperativa y centrada en atacar la idea y no a la persona que la sostiene”.