fbpx

Este martes 9 de junio, el Centro de Operaciones de Emergencia de la Provincia por fin publicó el protocolo de atención que tendrán que respetar todos los locales gastronómicos en el interior para volver a funcionar.

Se trata de una de las actividades más demandadas por las autoridades de las Sierras Chicas, donde por ejemplo, el intendente de Mendiolaza, Daniel Salibi, ya había informado que estaban en tratativas para habilitar nuevamente el sector.

Por medio de su Twitter oficial, Salibi destacó que este avance le hace bien al comercio de la zona y que a partir de los próximos días, van a estar hablando con los representantes del sector comercial para asegurarse el cumplimiento del citado protocolo.



Recordemos, que a mediados de mayo, la actividad gastronómica había regresado en provincias donde hacen más de treinta días no se registraban casos nuevos de la COVID-19, como es el caso de Jujuy, Salta y recientemente, Tucumán.

El protocolo de unas 19 páginas, avisa que está destinado a “todos aquellos establecimientos que brindan servicios de gastronomía en el territorio de la provincia de Córdoba, con el fin de asegurar en todos los puntos críticos de la prestación, la prevención de la propagación del virus en la comunidad y la afectación de las y los trabajadores de todo el sector”.

Este mismo, también está dividido en secciones, donde se habla de la preparación y capacitación del personal del establecimiento y las normas que deben tomar en caso de alguno de los empleados presente algún tipo de síntoma de la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus.

En la parte de atención al cliente se destaca, la implementación del sistema de reservas, para evitar la aglomeración de clientes. Se trata de una opción y no de una obligación.

Por otro lado, solo podrán atender hasta un máximo de dos personas, con excepción que se trate de grupos familiares. No obstante, en todos los casos, se les pedirá los datos a los comensales con el fin de colaborar con un posible registro epidemiológico.

Se les pedirá los datos a los comensales con el fin de colaborar con un posible registro epidemiológico.

La permanencia en el lugar, supone un máximo de una hora y en todos los casos será obligatorio el uso del barbijo para el ingreso al establecimiento, además de ofrecer limpieza y desinfección de manos por medio de alcohol en gel.

En Villa Allende, destacaron que el horario comercial será de 8 de la mañana a 20 horas, mientras que durante la semana las demás municipalidades definirán como van a proceder.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: