25 millones de personas a nivel mundial la padecen.

25 millones de personas a nivel mundial la padecen.

El 5 de mayo, se celebra el Día Mundial de la Hipertensión Pulmonar, con el objetivo de informar y concientizar a la población y a la comunidad sanitaria sobre la realidad y necesidades de más de 25 millones de personas a nivel mundial que la padecen.

La fecha guarda relación con el fallecimiento, de hace más de 30 años, del primer niño diagnosticado en España, como consecuencia del síndrome tóxico causado por el aceite de colza.

La hipertensión arterial pulmonar (HAP) es una enfermedad multifactorial, de baja incidencia y prevalencia, carácter clínico progresivo y elevada morbimortalidad.



El primer registro para evaluar la sobrevida y desarrollo de un modelo pronóstico en HAP fue dirigido por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH), en 1981.

Desde esa década, surgieron múltiples registros modernos y de factores pronósticos identificados, como al papel de la etiología, el sexo, los parámetros hemodinámicos, los biomarcadores, la capacidad funcional  y la presencia de insuficiencia cardíaca o sincope que actúan como variables asociadas en forma independiente a la mortalidad.  

La historia natural de esta enfermedad librada a su evolución, desde el diagnóstico, presentaba una sobrevida de 2.8 años en la década del 80, en estrecha relación con la sintomatología de los pacientes.

Desde la era de los tratamientos específicos y a través de los primeros estudios prospectivos se observó una evolución más favorable y una expectativa de vida promedio del 68-77%, del 40-56% y del 22-38% al 1º, 3º y 5º años respectivamente. En la actualidad, disponemos de datos más alentadores con una sobrevida que alcanza al 95% y 90% en el primer y segundo año, en subgrupos específicos de HP.

El enfoque terapéutico basado en la estratificación de riesgo y los diferentes esquemas farmacológicos combinados han logrado disminuir la morbi-mortalidad a largo plazo y en conjunto con una mejoría en la calidad de vida de los pacientes.

Este 5 de mayo de 2020 nos encuentra transcurrido una emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19 y ha generado un cambio del paradigma de los vínculos humanos y la relación médico-paciente; sin embargo, no debemos perder la oportunidad de continuar con la concientización y educación de la población y el personal sanitario sobre HAP, como expreso Viktor Frankl: “He encontrado el significado de mi vida ayudando a los demás a encontrar en sus vidas un significado”.

Fuente: Sociedad Argentina de Cardiología (SAC).