Así lo decidió el Comité de Operaciones de Emergencia de la provincia. La gran mayoría de las ciudades que integran Sierras Chicas, se encuentran en lo que denominaron "Zonas Rojas" es decir, donde todavía es alta la circulación del virus COVID-19.

Invetigación: Juliana Córdoba

6to Año, Instituto Milenio Villa Allende


Así lo dispuso en la noche de este lunes 27 de abril el Comité de Operaciones de Emergencias (COE) de la provincia, luego de evaluar la situación actual del avance de la enfermedad COVID-19 en todo el territorio cordobés y discutir con los representantes de varias localidades del interior de la provincia.

Desde el anuncio de la extensión del periodo de aislamiento social obligatorio hasta el próximo 10 de mayo por parte del presidente de la Nación Alberto Fernandez, quedó en manos de cada provincia establecer que localidades podrían flexibilizar la cuarentena, siempre que tuvieran menos de 500 mil habitantes y se cumplan ciertos requerimientos de seguridad e higiene.

Si bien, la medida tomó por sorpresas a varios gobernadores e intendentes que no se esperaban esa parte del anuncio en el discurso del presidente Fernandez, en muy poco tiempo se logró establecer las nuevas reglas que regirán hasta el fin de la cuarentena.

En un principio, el COE, estableció dividir las localidades cordobesas en Zonas Blancas (es decir, aquellos cuyas tasas de contagios son bajas y es posible flexibilizar la cuarentena) y las Zonas Rojas (aquellos, donde el nivel de contagio es alto y por el momento no es posible realizar algún tipo de flexibilización).

De esta forma, las ciudades que integran el Gran Córdoba, como lo son Córdoba Capital, Los Cedros, Villa Parque Santa Ana, Villa del Prado, Alta Gracia, Toledo, Malagueño, Villa Carlos Paz, Villa Allende, Mendiolaza, Unquillo, Río Ceballos, Salsipuedes, Saldan, La Calera, Río Segundo, Pilar, Malvinas Argentinas, Mi Granja, Monte Cristo, Bower, Colonia Tirolesa, Estación Juárez Celman, Falda del Carmen, Santa María de Punilla y Bialet Masse, entran en la denominada Zona Roja y por ende no se realizará ningún tipo de cambio a lo establecido a nivel nacional.

Por su parte, las localidades de Agua de Oro y La Granja, resolvieron continuar con la cuarentena de la misma forma como se venía desarrollando hasta ahora sin ningún tipo de modificaciones. Mientras que en Colonia Caroya, el intendente Gustavo Brandán informó que solo pedirá al Comité de Emergencia, que se consideren excepciones vinculadas a los que trabajan como cuentapropistas o trabajadores de actividades con escaso riesgo que son los más afectados por la paralización de sus actividades laborales.

Por su parte, vale recordar, que en ningún caso la flexibilización y el permiso para circular alcanza a las personas mayores de 60 años, es decir todas aquellas comprendidas dentro de los grupos de riesgo.