Además, durante la tarde de ese mismo día, otro hombre fue detenido por violar la cuarentena argumentando que se dirigía a la casa de su madre, porque quería evitar violentarse contra su mujer.

El pasado sábado 11 de abril, un hombre de mediana edad, se acercó a la comisaría de Villa Allende exigiendo que lo detengan argumentando que el encierro provocado por la cuarentena lo llevó a considerar la idea de lastimar a su mujer. Si bien, en una primera instancia el personal policial se negó a cumplir su pedido, el sujeto sacó una pistola para probar que iba en serio. Lo detuvieron por posesión de un arma no registrada, pero a las pocas horas recuperó su libertad.

Durante la tarde de ese mismo día, la policía detuvo a otro hombre por violar la cuarentena. En ese preciso momento, comentó que se dirigía a la casa de su madre, porque se peleó con su pareja y ya no podía controlar sus impulsos. «El hombre, tan convencido de que no quería volver a su casa, se subió al patrullero para que lo lleven preso«, sostuvo un oficial al medio La voz.

Ambos casos están siendo investigados por el Fiscal Raúl Garzón, que dispuso el secuestro del arma de fuego y de un vehículo, además de la prohibición de acercarse a esos domicilios, entre otras medidas de seguridad.

Anuncios

Cabe recordar, que durante este periodo de aislamiento las llamadas al 144 (línea de atención para mujeres en situación de violencia) aumentaron exponencialmente. Se considera que las condiciones de encierro profundizan las situaciones de agresividad, debido a que la frustración de no poder salir se descarga en las personas de mayor vulnerabilidad.

La Brigada de Protección Integral a la Mujer continúa activa las 24 horas, con profesionales dedicadas a la contención y asistencia de personas en situación de violencia en emergencia. Interviene en activación de botón antipánico, y en las situaciones de crisis y emergencia; indica las medidas de autocuidado y resguardo (alojamiento, ayuda económica, alimento) y realiza acompañamiento y contención. Además, entrevista a mujeres después de la denuncia en la Unidad Judicial del Polo de la Mujer, que también funciona las 24 horas.

Como parte del plan de contingencia también permanece abierto el refugio para víctimas en situación de violencia y sus hijos e hijas, en articulación con los centros municipales.