La correcta limpieza del hogar es una medida fundamental para prevenir Covid-19 y otras enfermedades. Se recomienda utilizar detergente y jabón para realizar la limpieza domiciliaria, además de lavandina diluida. También se insiste en el lavado de manos como medida preventiva. Además de las superficies del hogar, es importante la desinfección de los objetos de uso común.

A través de Gobierno de la provincia de Córdoba


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al igual que con otras enfermedades respiratorias, una persona puede contraer el COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus, al inhalar las gotitas que son expulsadas cuando una persona con el virus tose o estornuda, pero también al tocar superficies u objetos con presencia del virus y luego llevarse las manos a la boca, nariz u ojos.

Por este motivo, realizar una correcta limpieza del hogar es una medida fundamental para prevenir esta y otras enfermedades. La Sociedad Argentina de Infectología (SADI) brinda recomendaciones a tener en cuenta para una adecuada higiene de los espacios y superficies.

Es importante tener en cuenta que el virus que causa la enfermedad Covid-19, tiene membranas proteínicas y grasas (lípidos). El palmitato de sodio es el elemento básico de cualquier detergente y del jabón de manos, y disuelve la membrana grasa volviendo al virus inactivo. Por eso, la entidad recomienda utilizar esos productos para realizar la limpieza domiciliaria, además de lavandina diluida, y el lavado de manos como medidas preventivas ante el coronavirus.

Además, el organismo recuerda la importancia de chequear la fecha de vencimiento de los productos de limpieza, usarlos de acuerdo con las instrucciones del fabricante, y no diluir y ni mezclar productos entre sí ya que pueden inactivarse o generar vapores tóxicos.

Anuncios

En cuanto al procedimiento de limpieza, se recomienda usar guantes, lavarse las manos luego de terminar la limpieza, y evitar salpicaduras en el rostro. También sugiere evitar el uso de las formulaciones en spray, ya que al aplicar en forma directa sobre una superficie puede no tener acceso a las zonas más contaminadas.

En relación a la lavandina, se recomienda la compra de presentaciones que contengan 45 gr. por litro y su uso en tres tiempos: lavado y fregado con agua jabonosa y/o detergente, enjuagado y secado y por último, desinfección con lavandina diluida al 0,1 por ciento.

Con respecto a la uso de lavandina, explica que la preparación adecuada se hace diluyendo 10 ml. (2 cucharadas grandes) en 1 litro de agua, en un envase limpio, sin detergente y opaco, aunque remarca la necesidad de descartar esa mezcla pasada una hora, dado que pierde sus características.

Tampoco debe mezclarse lavandina con detergentes u otros desinfectantes, porque se inactiva, ni diluirse en agua caliente o tibia, porque se forman vapores tóxicos. En este sentido, se recuerda la importancia de ventilar los ambientes mientras se limpia.

En el caso de superficies que no sean aptas para la limpieza con soluciones de agua con detergentes o lavandina, como teléfonos celulares y teclados de computadoras entre otros, y de ser aptos a limpieza con alcohol, utilizar solución alcohólica al 70%. De lo contrario utilizar productos aptos para ese fin.

Es importante tener en cuenta que, además de las superficies del hogar, también se recomienda la desinfección de los objetos de uso común, es decir aquellos que son altamente manipulados por los integrantes del hogar, y que suelen presentar mayor posibilidad de presencia de virus y bacterias: manijas de puertas, teléfonos celulares, interruptores de luz, controles remotos, grifos de cocina y botón del inodoro, entre otros.