La dietética conocida como "La Tana" puso a disposición una caja con alimentos, para que quien necesite insumos pero no tenga la posibilidad de comprarlos pueda retirarlos sin costo.

Es sabido que la cuarentena obligatoria ha afectado la situación económica de muchas familias, dado que el ingreso monetario depende de la posibilidad de trabajar independientemente en múltiples casos. Debido a esta problemática, algunas personas tienen inconvenientes para adquirir elementos básicos como por ejemplo, los alimentos. Consciente de lo que sucede, la solidaridad se hizo presente una vez más en Unquillo con la iniciativa de Ornella. «La Tana», conocida así por los vecinos del pueblo de los artistas, es oriunda de Italia.


Todo el que quiera colaborar puede depositar un alimento en la caja.


Fue durante una mañana, que mirando las noticias de su país natal descubrió que desde un balcón de Nápoles, la ciudad más poblada del sur italiano, bajaban una canasta con alimentos. En ese momento, sintió en el corazón que debía hacer lo mismo, pensando que en esta cuarentena hay muchas necesidades.

Anuncios

Así fue como en la puerta de su local, “Fuente de Vida”, pero más conocido como la dietética de «La Tana», puso una caja donde se pueden depositar alimentos no perecederos para que quien los necesite pueda llevarlos.


El negocio esta ubicado sobre Avenida San Martín y 9 de Julio.


El objetivo principal es que de esta manera la gente no tenga que exponer su necesidad, que a algunos les da vergüenza”, explicó a El Milenio.  “Con la caja de alimentos sacan lo que necesiten, además hay gente de buen corazón anónima que pasa y siempre dejan algo. Lo más emocionante no fue ver un joven trayendo su mercadería”, agregó Pablo, su marido y compañero.

Para concluir, resaltaron que “en estos momentos es fundamental que quien pueda ayude al que menos tiene, es hasta un mandamiento bíblico: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.