La medida de fuerza se toma en reclamo a la falta de pago de sueldos desde el mes de marzo. Desde Aoita reclaman la totalidad de haberes adeudados. El paro se concretaría el próximo 13 de abril desde las 0 horas.

Tal y como anunciaban la semana pasada desde la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (Aoita), la falta de pago de sueldos a los trabajadores desde el mes de marzo, los obligó a replantearse su estrategia de lucha sindical.

Sucede que, en una primera instancia desde el gremio que nuclea a los chóferes de interurbanos, habían notificado que no pensaban cortar el servicio de transporte atendiendo a la necesidad de colaborar con el traslado de miembros del sector salud y de seguridad policial para combatir el avance de la enfermedad covid-19. Pero la falta de pago de sueldos y la negativa de las empresas en buscar una solución los llevó a tomar esa nueva decisión.

«Elevamos una propuesta para que se determine la redistribución de los subsidios nacionales y provinciales para hacer frente al salario íntegro de todos los trabajadores del sistema, pero fue rechazado rotundamente por ambas cámaras», expresaron desde Aoita en un comunicado en sus redes sociales.



Emiliano Gramajo, secretario general de Aoita amplió la información al argumentar que «por tiempo indeterminado a partir de las 0 horas del día lunes 13 de abril, fecha de finalización del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta tanto se verifique el pago íntegro de los salarios de marzo«.

Desde Aoita habían sostenido que, según sus cálculos, si las empresas redistribuyen los subsidios que el Estado Nacional les entregará para paliar la crisis, se podría pagar la totalidad de los sueldos atrasados, pero el planteamiento fue rechazado en una primera instancia de reunión.