El centro abarcará 49 localidades y seis departamentos del norte provincial. Además, se suplicó la unidad de terapia intensiva del Hospital Vicente Agüero.

Se abrió en Jesús María el cuarto Centro de Emergencias Regional contra el coronavirus COVID-19, el que fue puesto en funcionamiento por el gobernador Juan Schiaretti y el vicegobernador Manuel Calvo, a través de una videoconferencia.

Según informaron fuentes oficiales, el accionar de este centro abarcará a 49 localidades de seis departamentos del norte provincial. Asimismo, se duplicó la unidad de terapia intensiva del Hospital Vicente Agüero.

Habrá tres centros más, los cuales serán habilitados en distintos puntos del territorio de Córdoba. En Río Cuarto, Villa María y San Francisco ya se encuentran funcionando los tres restantes.

En ese contexto, Manuel Calvo señaló que “el principal objetivo del Centro de Operaciones de Emergencia (CEO) es generar una coordinación interdisciplinaria entre todas las áreas del Estado para llevar a cabo acciones sanitarias, sociales y de seguridad”.

En esta línea, al referirse a los siete COE regionales, el vicegobernador subrayó: “Estamos federalizando cada uno de estos centros para llegar a todo el interior provincial, a los 26 departamentos y a los 427 municipios y comunas que tiene nuestra provincia”.

Por su parte, el director de Hospitales del Interior, Carlos Negro, destacó que el hospital Vicente Agüero duplicó las Unidades de Terapia Intensiva, es decir que ahora hay 12 unidades, y otras 36 camas de aislamiento.

Además, en el caso de que se requiera, de las 36 camas comunes, 11 pueden equiparse para atender a pacientes críticos. También se sumarán 14 nuevos profesionales (entre médicos y enfermeros) para la contingencia del COVID-19.

Por último, Schiaretti, que siguió el acto desde Córdoba por tele-conferencia, dijo: “Tenemos que trabajar y prepararnos para enfrentar de la mejor manera posible la pandemia en el momento que llegue con más intensidad. Eso es lo que estamos haciendo”.

El mandatario cordobés añadió que, junto a los COE, los hospitales regionales cumplirán un rol fundamental en la lucha contra la enfermedad. “En todos ellos estamos ampliando el número de camas críticas, incorporando profesionales y organizando a la sociedad mientras se pelea por aplanar la curva (de contagios). Estamos, en definitiva, actuando para que esta pandemia nos golpee lo menos posible”, concluyó.

Siete centros regionales

Los COE son centros se seguimiento del coronavirus en la provincia de Córdoba que, con equipos interdisciplinarios e interinstitucionales, tienen el objetivo de recopilar, analizar y gestionar toda la información y las acciones que se lleven a cabo en los ámbitos de la salud, la seguridad y la acción social, para paliar los efectos de la pandemia.

Cabe recordar que ya viene funcionando el COE central en el complejo Pablo Pizzurno de la ciudad capital, donde se lleva a cabo la planificación, organización, dirección, coordinación y control de todas las acciones. Estará en permanente contacto con los centros regionales de Río Cuarto, San Francisco, Villa María y Jesús María -ya habilitados- y los que se inauguren próximamente en Punilla, Villa Dolores y Alta Gracia.

Los siete centros asistirán a los intendentes, aportándoles soluciones inmediatas cuando se presente alguna contingencia, además de un protocolo de actuación claramente establecido y el acompañamiento necesario.

Como estableció el COE central, al proceso de apertura de los centros regionales le seguirá una etapa de acompañamiento en la que delegados del COE central permanecerán en la localidad para brindar apoyo e ir despejando dudas durante los primeros días de funcionamiento y hasta que sea necesario. En una tercera etapa, se prevé una nueva visita de las autoridades para generar una retroalimentación con el COE central, que recoja las necesidades e inquietudes que puedan surgir en las distintas regiones.