fbpx

En el marco de la contingencia mundial de pandemia por el nuevo coronavirus COVID-19, el Gobierno Nacional informó que se encuentran en investigación casos de posible transmisión comunitaria del virus en el país. Ese tipo de transmisión se produce cuando ya no es posible rastrear el origen de la infección, es decir, cuando el virus circula entre personas que no viajaron al exterior ni tuvieron contacto estrecho con una persona que lo hizo.

Hace dos días, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, había advertido en conferencia de prensa que «se está iniciando la transmisión comunitaria» del COVID-19 y apuntó que las zonas más comprometidas son «el Área Metropolitana de Buenos Aires, alguna ciudad de Chaco, Tierra del Fuego y la ciudad de Córdoba». Asimismo, añadió que se tomarán medidas específicas en cada jurisdicción afectada.



¿En qué consisten los cambios de fase?

Los primeros casos COVID-19 fueron importados, es decir, personas que se contagiaron en otros países. Cuando las personas se contagian por haber estado en contacto estrecho con algún caso importado, se habla de transmisión local.

Si hubiera mayor circulación del virus, se pasaría a un tercer tipo de caso que se denomina de transmisión comunitaria, lo que implica la posibilidad de ser contagiados o contagiar a otras personas en espacios compartidos (es lo que sucede todos los años con los virus estacionales).

Si bien es probable que en algún momento haya casos de trasmisión comunitaria, cumplir con el aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional baja las probabilidades de transmisión y ayuda en especial a las personas que presentan más riesgos en caso de contagiarse.

La situación de Córdoba

Córdoba se encuentra actualmente en una fase de transmisión local, ya que -a la fecha-, de las 28 personas con diagnóstico confirmado para coronavirus, 20 son viajeros (casos importados) y los 8 restantes corresponden a personas con contacto estrecho de casos confirmados e identificados. Esos contactos, además, se encuentran identificados y siendo seguidos por el Área de Epidemiología o referentes del equipo de salud local.

Esto quiere decir que la provincia transita aún la denominada “fase de contención”, es decir, la etapa de la epidemia en la que los casos confirmados son aislados y detectados de manera oportuna. Asimismo, se llevan a cabo todas las acciones sanitarias de prevención y control necesarias con esos casos y con sus contactos, a los fines de minimizar la transmisión de la enfermedad.

¿Qué requisitos deben darse para pasar a fase de mitigación?

Para pasar de la fase de contención a la de mitigación, deben darse algunas condiciones, tales como la imposibilidad de identificar el origen de la transmisión de los casos confirmados (transmisión comunitaria) y verse comprometida la capacidad operativa del sistema sanitario para dar respuesta a la fase de contención.

En este sentido, el Gobierno Provincial trabaja intensamente para duplicar la cantidad de camas críticas en la capital e interior de la provincia y así estar preparados para dar respuesta ante un probable aumento de casos.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: