9 agosto, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

La Dupla FC: más que un deporte, una pasión

Martín Cancina, uno de los fundadores de La Dupla, canchas de fútbol en Río Ceballos, que reúnen a muchos equipos de la región, relató los inicios del proyecto y los valores más importantes que manejan con su socio, Matías Quintana.

Colaboración: Brunella Rolandi y Jazmín Lasso

Instituto Educativo Nuevo Milenio

Fotografías gentileza La Dupla


Martín Cancina junto a su socio Matías Quintana son los fundadores de  “La Dupla FC” canchas de fútbol. Las mismas se ubican en Ruta Pajas Blancas a la altura de km 20, en Barrio Los Vascos y funcionan desde 2012, combinando amistad y pasión.

El nombre surgió a partir del vínculo entre los amigos, que viene desde la infancia y hoy, apostando a este emprendimiento, señalan que lo más importante es estar siempre presente en el predio. “Nos destacamos no sólo por la infraestructura, lo mejor es la calidad de trabajo, dedicarle tiempo y que estén siempre presente los dueños, para poder brindar más atención a los clientes y que tengan la mejor experiencia”, asegura.

La Dupla funciona desde 2012.


El Milenio: ¿Cómo surgió la idea de este proyecto?

Martín Cancina: La idea básicamente surgió porque yo era una persona que trabajaba en otra provincia y viajaba mucho con mi papá. Tuve mi primer hijo en 2010 y opté por permanecer acá, así que durante un año entero (2011) pensé en armar un negocio que me guste y sea rentable en la zona para poder pasar tiempo con mi familia.

Finalmente, en el año 2012 empecé con las averiguaciones y decidí llevar a cabo este proyecto. En mayo de ese mismo año me asocié con mi amigo Matías Quintana y juntos, después de mucho esfuerzo, el 1 de diciembre del 2012 pudimos abrir lo que hoy es La Dupla; hicimos una inauguración a la que fueron todos nuestros conocidos y familiares.

Martín Cancina junto a su socio con uno de los ganadores de un partido.


EM: Habiendo tantos emprendimientos parecidos en la zona ¿cómo trabajan?

MC: El primer año de nuestro proyecto no fue nada fácil, ya que arrancamos con lo mínimo y con deudas, así que fue toda una temporada de mucho esfuerzo. Comenzamos alquilando las canchas por turnos y luego iniciamos con la organización de torneos que hoy en día es nuestro mayor potencial. Al año vimos los frutos de todo el trabajo y dedicación que hacíamos a diario con mi socio y de ahí fuimos creciendo progresivamente, actualmente somos muchos los que trabajamos en La Dupla y estamos muy contentos porque a todos nos gusta el fútbol y el ambiente que logramos en el trabajo.

Creemos que para destacarnos no sólo es la infraestructura, lo mejor es la calidad de trabajo, dedicarle tiempo y estar siempre los dueños para poder brindar más atención a los clientes y que tengan la mejor experiencia.


EM: ¿Pueden jugar personas de todas las edades?

MC: Sí, en los turnos pueden alquilar personas de todas las edades. También tenemos cinco torneos clasificados en “categoría libre” (masculino para cualquier edad), “subveintiuno” (masculinos menores de veintiún años), el femenino para todas las edades, “para mayores de treinta años” y, por último la categoría “senior” (mayores de treintaiocho años).

EM: ¿Cómo creen que evolucionará este proyecto? ¿Piensan que se puede expandir?

MC: Sinceramente nos han ofrecido varios complejos para que nosotros podamos manejarlo o administrarlo y no lo hemos aceptado, ya que tenemos mucho trabajo en nuestras canchas y nos lleva la semana completa, por lo cual ocupa todo nuestro tiempo; preferimos hacer las cosas correctas para que salgan bien.

Ganadores de la primera edición del torneo “Futsal” en la localidad de Unquillo.


El año pasado realizamos torneos que salen del pueblo, en la localidad de Unquillo, y la idea es realizarlos dos veces por año para poder ampliar el mercado. Cada torneo tiene una entrega de premios y hasta confeccionamos indumentaria para entregar a los equipos. Esto fue algo que creció mucho por lo tanto comenzamos a invertir en máquinas y hoy estamos lanzando una empresa que se llama “La Dupla Indumentaria” para no solamente abastecernos a nosotros, sino también poder proveer a distintos equipos.