fbpx
Anuncios

Del césped a la pista de atletismo

Pasó de jugar al fútbol a correr 100 metros llanos en las pistas de atletismo más destacadas del país. Máximo Minué, oriundo de Unquillo, registró su mejor marca en 11.09 segundos y apunta a seguir en carrera.

Anuncios

Siendo un niño, Máximo Minué se interesó por el deporte y las exigencias físicas. Pasó de competir en diversos equipos de fútbol a las particulares pistas de atletismo, un salto motivado por la curiosidad. “Me gustó más que el fútbol”, afirma, mientras valora la práctica del atletismo como una oportunidad para el desarrollo físico individual y también para la visibilidad. La incorporación de nuevas técnicas de entrenamiento le ayudó a potenciar su velocidad, una cualidad que ya lo distinguía en las canchas de fútbol.

En un corto período de entrenamiento en materia de atletismo (un mes) en los espacios del Estadio Mario Alberto Kempes, logró clasificar para los torneos nacionales. Comenzó formando parte del equipo representante de la Provincia de Córdoba en los masivos Juegos Nacionales Evita realizados en Mar del Plata el pasado 2019, donde corrió los 100 metros con una marca registrada en 11.22. Para ello,  primero participó de las competencias regionales y provinciales como el Córdoba Juega, donde clasificó primero para la clásica competencia nacional  luego de una semana de iniciar sus prácticas.

A partir de la primera experiencia en Mar del Plata, participó del 53º Campeonato Nacional U18 celebrado en noviembre del 2019 en el mítico estadio Kempes. Allí registró se mejor marca en 11.09 en los 100 metros, mientras que en los 200 metros hizo un tiempo de 23.09 segundos. También participó del Campeonato Nacional de Atletismo en la provincia de Santa Fe de las categorías U18 donde registró el primer lugar en los 100 metros con un destacable tiempo de 11.05.

A su vez, la Asociación Atlética Córdoba Centro registró el primer lugar para Máximo Minué en los 60 metros con un tiempo de 7.2. A fin de cuentas, las diversas competencias ayudan a mejorar su marca personal y a perfeccionar su técnica.  Sus docentes, Guevara Gonzalo, Valeria Cemino y Edgardo Mazzeo destacaron el esfuerzo y la voluntad de este joven atleta que promete.



Máximo es un chico nuevo en atletismo que tiene mucho para aprender, pero tiene mucha aptitud para el deporte, además de una muy buena actitud personal. Disfruta mucho entrenando y se esfuerza por mejorar en todos los entrenamientos. Viaja todos los días hasta el kempes, con el tiempo y el esfuerzo económico que eso implica. Hay que apoyarlo para que siga creciendo y que su actitud se contagie a los otros chicos”, apreció Guevara en diálogo con este medio.

Las metas pasan por alcanzar un nivel panamericano y olímpico, lo que implicará un gran trayecto de entrenamiento y dedicación, una mezcla de salud física, atención nutricional, gimnasio y deportólogos. Para el joven, además de la habilidad se requiere aptitudes como el compromiso, la voluntad y la dedicación, partes esenciales para el entrenamiento y para su carrera a la meta.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
Comunicate con El Milenio
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: