fbpx

Villa Allende. En la butaca derecha del buggy tipo UTV pilotado por Stefano Marrini, Nicolás García demostró en el último Dakar su extensa experiencia como navegante. Si bien, el regreso de la tripulación de Marrini – García había estado en el aire por algún tiempo, nada impidió que esta dupla recorra el Rally más complejo de la Tierra y llegan con energía de sobra, tras ganar el rally de San Marino y haber competido en Rumania.

Es que uno de los mayores obstáculos sobre competir juntos en esta importante fecha fue la complicada agenda como copiloto que tenía García. Ya que en esta región de América del Sur se alterna entre el Campeonato Rally Argentino junto a Gerónimo Padilla y en el Rally Mobil (el Campeonato Nacional de Rally de Chile) junto a Samuel Israel, por mencionar algunas de sus obligaciones.

En un breve ida y vuelta, el piloto villallendense comparte con los lectores de El Milenio un poco de su exitosa profesión.

El Milenio: ¿Cómo te capacitaste para ser copiloto?

Nicolás García: Fue la suerte de tener a mi tío que ya tenía mucha experiencia corriendo y él me ayudo a poder comenzar a correr en auto y poder seguir ejerciéndolo hasta el día de hoy.

EM: ¿Siempre quisiste ser copiloto?

NG: La verdad sí, siempre quise ser copiloto, como anteriormente dije, mi tío ya corría autos y yo quería también hacerlo como copiloto hasta la actualidad.

EM: ¿A qué corredores acompañaste?

NG: Hace 20 años que corro y tuve la suerte de poder hacerlo con muchos, entre los mejores puedo nombrar a Claudio Mensi, Sespedes, Matías Ramos, Luciano Benardi y actualmente con Gerónimo Padilla, en el Rally Argentina y Samuel Israel, en Chile, también comparto algunas carreras con Stefano Marrini que es un piloto italiano.

EM: ¿Tenés otra profesión?

NG: No, me dedico solo a correr autos, también entreno mucho tiempo en bicicleta que es una actividad que me gusta mucho.

EM: ¿Tenés mayores aspiraciones? ¿Hasta cuándo pensás correr?

NG: Dentro de las aspiraciones que tengo, una de estas sería poder correr el Campeonato del Mundo, es un sueño muy alto, pero lograr un certamen mundial es una de las aspiraciones por la que cada uno trabaja, a veces llega y otras n.

EM: ¿Te dificulta vivir en Sierras Chicas?

NG: La verdad que no, es vivir en un lugar de tranquilidad, la ciudad está muy bien ubicada para poder viajar tanto por Argentina como al exterior. Así que Sierras Chicas, para mi, es uno de los mejores lugares para vivir y descansar.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: