16 mayo, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Detenidos en Córdoba por el Sistema de Reconocimiento Facial

Se trata de nueve personas que eran buscadas por la Policía. Este sistema que funciona a través del monitoreo por cámaras, se instaló en la capital cordobesa hace 15 días.

Se trata de nueve personas que eran buscadas por la Policía. Este sistema que funciona a través del monitoreo por cámaras, se instaló en la capital cordobesa hace 15 días.


(La capital) – A través del Sistema de Reconocimiento Facial que empezó a funcionar hace 15 días en Córdoba capital, se logró detener a un total de nueve personas. Se trataban de prófugos que eran buscados por la Policía. Este software adquirido en Israel cuenta con una base de datos de personas con algún tipo de restricción, ya sea pedido de captura, de paradero o impedimento de salir del país. 

El Sistema se encuentra instalado en diferentes puntos de la ciudad, y cuenta con un móvil desde donde se monitorean las imágenes y filmaciones. A través de una inteligencia artificial, este software obtiene altos índices de aciertos en el reconocimiento de personas en fracciones de segundos. 

Cuando se encuentra una coincidencia entre la base de datos y la filmación, suena una alarma que lo advierte, explicó a Cadena 3, la directora general de Tecnología de la Policía de Córdoba, Claudia Salgado. “A partir de ahí, agentes policiales se acercan a la persona identificada y le piden el DNI”, agregó Salgado. 

Otra de las potencialidades de este sistema es que además permite la identificación de personas desaparecidas. «Estamos trabajando junto al Ministerio Público Fiscal para que nos acerquen fotos de las personas que se buscan, de forma tal que si pasan por estos puntos puedan ser identificadas», expresó la entrevistada a la radio cordobesa. 

Además, la directora de Tecnología informó a ese medio que prevén un sistema de cámaras en los móviles policiales para que identifiquen las patentes de los autos. 

A su vez, aseguró que, si el software se equivoca en el reconocimiento, se le pide disculpas a la persona y se le permite ir. 

En conclusión, como se mencionó anteriormente en El Milenio, el uso de este software tuvo sus críticas. Los argumentos estaban relacionados con los errores que podía tener el sistema, y la vulneración de los Derechos Humanos que podían sufrir las personas al ser detenidas por error.