2 julio, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Charatas: un nuevo habitante de las Sierras Chicas

Se trata de un ave que habita en el Cerro Colorado, pero recientemente se ha expandido al cordón serrano. Guillermo Galliano, ornitólogo y fotógrafo de aves, explicó a El Milenio cómo se comporta esta especie.

Fauna autóctona


Se trata de un ave que habita en el Cerro Colorado, pero recientemente se ha expandido al cordón serrano. Guillermo Galliano, ornitólogo y fotógrafo de aves, explicó a El Milenio cómo se comporta esta especie.

Mide alrededor de 52 centímetros y es autóctona de la provincia de Córdoba.

(La región) – El Charatas es un ave que habita en el Cerro Colorado, hace poco era difícil de observar en otra región. Sin embargo, actualmente se han incorporado a la avifauna de Sierras Chicas, según publicó Guillermo Galliano, avistador y fotógrafo de aves.

Galliano divulgó que esta especie es más común en el norte del país y que su llegada es muy reciente. Asimismo, contó a El Milenio que ya le han llegado varios videos, audios y fotos de vecinos y vecinas de las sierras, ya que “estaban sorprendidos, y en algunos casos asustados por su potente y singular vocalización”.

Además, Galliano afirmó a este medio que la aparición del Charatas en la región se debe a que es una especie de expansión rápida, la cual descendió del norte hacia el centro y sur de la provincia.



“Va colonizando distintos y nuevos ambientes con más velocidad que otras, por eso lo notamos más rápido nosotros también”, afirmó el avistador.

Respecto a cómo afectará la aparición de esta ave al ecosistema serrano, el profesional manifestó: “Cada organismo que pertenece a un ecosistema interfiere o modifica algo en él. Por ejemplo, esta especie en su dieta incluye semillas, lo cual incidiría en la dispersión de especies arbóreas nativas y exóticas”.

Su cantar se emite generalmente al amanecer y en grupo.

Galliano explicó que las condiciones que necesita esta especie para subsistir son: buen estado arbóreo, para poder edificar y buscar refugio y árboles con frutos, aunque también comen brotes y pétalos.

Su expansión fue posible debido a que las condiciones en el cordón serrano son similares a las del Cerro Colorado.

“Allá es más al norte pero son lugares que reúnen similitudes en las características tanto de vegetación como en su geografía misma”, concluyó el profesional.