16 mayo, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Renovando miradas: extensiones de pestañas

Este tratamiento es una tendencia del momento. La razón es que brinda una solución para quienes quieren cambiar y lucir una mirada más profunda, sin depender del maquillaje todos los días.

Este tratamiento es una tendencia del momento. La razón es que brinda una solución para quienes quieren cambiar y lucir una mirada más profunda, sin depender del maquillaje todos los días.  


  • Por Joaquina Insausti Aldacour
  • 4to Año, Instituto Educativo Nuevo MIlenio
  • Milagros Dolores Alcantaro
  • periodico@elmilenio.info

 La extensión de pestañas consiste en colocar desde la raíz pestañas artificiales sobre las naturales, mediante la técnica “pelo por pelo”.

Esta técnica estética es usada para mejorar la longitud, curvatura y grosor de la base natural, creando una mirada nueva, amplia y rejuvenecida. Aunque el uso de este tratamiento es popular desde hace muchos años en el mundo artístico y del entretenimiento, recién en el último tiempo se dio el aumento exponencial en las sociedades del globo. 

El ciclo estimado de duración de las pestañas es de tres a cuatro semanas, siempre y cuando se cumplan las indicaciones de los especialistas. Entre los cuidados para mantenerlas, se recomienda no utilizar máscara ni productos muy oleosos cerca del párpado. Además, lo ideal es no frotar ni mojar los ojos. Estos cuidados son para prevenir que el pegamento se ablande y las colocaciones se despeguen.

Por otro lado, también se sugiere cepillarlas diariamente para acomodar cada pelo y que no se peguen las pestañas artificiales con las naturales. Estas precauciones llevan a que algunas personas se bañen con antiparras, aunque no sucede nada si se mojan una vez al día.

Con cuidado. Al momento de elegir el lugar y especialista para realizar este tratamiento, se debe tener cautela. Debido a su reciente popularidad en los últimos años, cada vez son más los fraudes y estafas que se cometen respecto a esta técnica.

En diálogo con El Milenio, Agostina Cristofoletti, colocadora de pestañas de Río Ceballos, señaló que es muy importante realizar este tratamiento con una profesional para no correr riesgos. “Se pueden debilitar y caer las pestañas naturales sino se realiza bien la técnica”, expresó. Además, agregó que si se coloca mucho adhesivo se puede obstaculizar el folículo impidiendo el ciclo normal de crecimiento de la pestaña.  

Costos. El precio de las extensiones varía según la técnica que se utilice. Aunque la más utilizada es la de “pelo por pelo”, también existen otras más económicas, como la técnica japonesa, la técnica de volumen ruso y la plancha de pestañas entera.

El valor también puede variar según el tipo de pelo que se elija: puede ser mink, seda o cashmere sintético. Cada tipo de material difiere en brillo, peso y suavidad. 

Otro elemento que hace variar el precio, es el largo de las pestañas que el cliente elige, y que dependerá del resultado deseado, ya sea más natural o artificial. Por lo general, van desde $500 hasta $2000, dependiendo el establecimiento al que se recurra.  

Sin dudas,  se trata de un tratamiento muy eficaz,  que se ha vuelto “tendencia beauty” para quienes no quieren seguir debilitando sus pestañas con maquillaje ni preocupándose por tenerlas arregladas.