2 julio, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Transhumanos implantan tecnologías en su cuerpo

Una creciente comunidad de lo que se denomina “transhumanos” están impulsando los límites de la tecnología para implantar chips e introducir mejoras en su cuerpo. Los conocemos en la nota.

Una creciente comunidad de lo que se denomina “transhumanos” están impulsando los límites de la tecnología para implantar chips e introducir mejoras en su cuerpo. Los conocemos en la nota.

Archivo.

Algunos buscan mejorar sus vidas, pero otros están llevando la ideología a auto implantes que se parecen más al bricolaje, que a la tendencia del «biohackeo«, es decir, a los esfuerzos de las personas para modificar su propia biología.

De acuerdo a un informe de la bbc.com, para realizarlo utilizan una variedad de medios que incluyen cambios de estilo de vida, cambios en su dieta y muchas cirugías.

«El transhumanismo se basa en la filosofía de que podemos y debemos mejorar la calidad de vida usando la tecnología», señala al medio inglés, una hacker británica conocida como Lepht.

«El transhumanismo se basa en la filosofía de que podemos y debemos mejorar la calidad de vida usando la tecnología».

Para entender más este movimiento y sus principios, que cuenta con partidarios y detractores alrededor del mundo, hay que mencionar al filósofo británico, Max More. Quien en 1990 explicó que «los transhumanistas buscan la continuación y aceleración de la evolución de la vida inteligente más allá de su forma humana actual y sus limitaciones».

«Los transhumanistas buscan la continuación y aceleración de la evolución de la vida inteligente más allá de su forma humana actual y sus limitaciones».

Entonces, para entender mejor este concepto, un ejemplo de “transhumanidad” son las personas que se inyectan chips o código de barras en la piel para facilitar el acceso a nuevas tecnologías. Es el caso, de la activista británica Lepht que se metió 50 chips y varios imanes para su cuerpo.

Los microchips tienen el tamaño de un grano de arroz. Fuente BBC.

“Puede hacer más de lo que tenía. Quería  ver si podía leer la información de una tarjeta de pago por contacto”, agrega la activista.

Sorprendentemente, cuando acercó su mano con el nuevo chip al lector de su lápiz de memoria o USB, los datos aparecieron en la pantalla de su computador. Esto quiere decir que, si se lo permitieran, al pagar por algo, no necesitaría pasar una tarjeta sino simplemente su mano.