fbpx
Anuncios

¿Qué pasa con los residuos electrónicos en Sierras Chicas?


El Milenio indagó sobre la situación de los desechos generados a partir de aparatos tecnológicos en la región y sus posibles consecuencias negativas para la salud y el ambiente.

¿Qué pasa con los residuos electrónicos en Sierras Chicas? 1
La falta de información puede afectar el accionar de los diferentes sujetos involucrados en esta temática, provocando daños irreversibles.

¿Encontraste algún error? Avísanos

En los últimos años, la problemática de los residuos y su manejo ha sido objeto de múltiples críticas y debates por las consecuencias y daños que estos pueden ocasionar al medio ambiente y sus habitantes.

Muchas veces, el desconocimiento y la falta de concientización pueden provocar que se arrojen a la basura productos que, por su composición, deberían someterse a un tratamiento diferenciado. Tal es el caso de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), que incluyen desde una pila hasta un televisor que ya no funciona.

Por un lado, estos desechos están constituidos por materiales que, en muchos casos, pueden volver a reutilizarse. Y por otro, poseen elementos químicos que, si no pasan por determinados procesos, pueden ser perjudiciales para la salud y el ambiente.

En Sierras Chicas, los municipios llevan adelante algunas medidas para prevenir la nocividad de los RAEE y promover su recuperación (rescate de los residuos desechados) y valorización (proceso que permita su aprovechamiento y el de los materiales que los conforman), aunque se trata de políticas de alcance limitado.

La implementación de este tipo de acciones es apoyada por profesionales relacionados al área, como el ingeniero químico nuclear y vecino de Río Ceballos Gerardo Luis Grisolía, quien aseguró que lo ideal es que los restos de estos materiales se entreguen a centros de tratamiento y gestión de RAEEpara reutilizar y reciclar sus partes.

Asimismo, confirmó que muchos de estos residuos están compuestos por elementos que son dañinos para las personas, por ejemplo, metales pesados. En contacto con el cuerpo, estas sustancias y elementos pueden afectar la piel, ciertos órganos, el sistema nervioso, el aparato respiratorio y hasta llegar a producir cáncer y mutaciones genéticas.

¿Qué pasa con los residuos electrónicos en Sierras Chicas? 2

Sin embargo, Grisolía señaló que el efecto tóxico de estas sustancias sólo puede producirse en determinadas situaciones. En principio, debe existir una “vía de transporte” a través de la cual las partículas de estos desechos puedan ingresar al organismo. Esto se da generalmente a partir del contacto con el agua (contaminada por los RAEE) o el humo (ocasionado por la quema a cielo abierto de estos residuos).

En este punto, el ingeniero señaló que no debería existir peligro para la salud de los habitantes de Sierras Chicas aguas arriba de cada basural, ya que no tendrían que producirse ninguna de las circunstancias de riesgo antes mencionadas, dadas las características de localización de los basurales actuales y la topografía del terreno.

Riesgo en puerta

Aunque el problema de los RAEE y su tratamiento no es un tema menor en la agenda de los vecinos y los municipios, para el Licenciado en Geografía Joaquín Deon todavía queda mucho por hacer en las ciudades de Sierras Chicas.

Miembro de la Dirección de Ambiente de Villa Allende entre 2011 y 2013, Joaquín Deon ha realizado múltiples investigaciones en la región y posee una vasta experiencia en materia de problemáticas ambientales.

Al ser consultado sobre los residuos electrónicos, el geógrafo comenzó señalando que una sola batería puede contaminar miles de litros de agua y, en consecuencia, producir un impacto muy grande en la salud y el territorio, razón por la cual es fundamental que exista una planificación respecto al tratamiento y deposición final de dichos desechos a escala local, regional y provincial.

Desde su conocimiento, manifestó que no se encuentran tan alejadas las posibilidades de que se produzca la infiltración de toxinas derivadas de los RAEE en el entorno natural, dadas ciertas características ambientales de la zona. Es decir, indicó que sí se pueden dar casos en Sierras Chicas donde se produzca contacto entre los químicos de los residuos electrónicos y los habitantes.

“Las políticas tienen que ser coherentes con una práctica técnica, social, ciudadana y ética a la hora de asumir la responsabilidad de qué hacer con los residuos”. Joaquín Deon, geógrafo e investigador.

En principio, señaló que en algunos basurales de la región se observa la emanación de gases causados por la ignición de desechos. “Para empezar, hay humo y combustión constante. Yo mismo he ido a los basurales y lo he visto”, afirmó Deon.

Asimismo, explicó que, aunque no se hayan realizado estudios sobre la composición de los lixiviados (líquidos generados por la basura) en estos lugares, muchos de ellos pueden llegar a parar, por medio de las cuencas, a los cuerpos de agua (sean subterráneos o superficiales) que continúan abasteciendo a la población de la zona.

En este punto, es necesario aclarar que, si bien los residuos electrónicos no deberían depositarse en el mismo sitio que los Residuos Sólidos Urbanos (RSU), en la práctica, muchas veces se da esta situación debido a que no existe una plena concientización en la sociedad sobre la importancia de separar y dar un tratamiento adecuado a estos elementos. A esto se suma que las políticas que llevan a cabo los municipios tampoco llegan a ser suficientes en cuanto a la difusión y ejecución de estas acciones.

¿Qué pasa con los residuos electrónicos en Sierras Chicas? 4

Responsabilidad compartida

Este panorama puede representar un problema para los recursos naturales de la región y, en consecuencia, para la salud de los ciudadanos, si no se implementan las medidas necesarias para una adecuada gestión de los RAEE.

Para el ingeniero Grisolía, el asunto más grave es que la sociedad “no está dispuesta a pagar todos los costos de reutilización, reciclaje y demás acciones” y que, “hasta que eso no entre en la mente de cada ser humano, el tema va a seguir siendo un problema”. En este sentido, defendió la realización de campañas de difusión y enseñanza, así como el establecimiento de posibilidades reales de reducción, reutilización y reciclaje en cada ciudad.

Deon, por su parte, señaló que la solución de esta problemática depende del accionar de tres sujetos: los vecinos, el gobierno y las empresas productoras de aparatos tecnológicos. Respecto al primero de estos actores, el geógrafo reconoció que “hay cierta conciencia en la ciudadanía”, ya que muchas personas se preocupan por diferenciar los residuos electrónicos y llevarlos a centros de tratamiento.

Sin embargo, apuntó que un gran sector de la población todavía permanece en el desconocimiento sobre esta problemática y, por esta razón, “es necesario profundizar en las políticas y en la educación en torno a las actividades que se llevan adelante en ámbitos públicos, a través de eventos y otras acciones”.

En cuanto al rol de la gestión pública, Deon sostuvo que se debe mantener una continuidad en la concientización de la temática, garantizando que la adecuada disposición final de estos desechos sea real y efectiva. “Las políticas tienen que ser coherentes con una práctica técnica, social, ciudadana y ética a la hora de asumir la responsabilidad de qué hacer con los residuos”, afirmó.

Finalmente, Deon apuntó contra las industrias que producen estos aparatos, pero no tienen interés por implementar acciones para gestionar estos mismos productos una vez que son descartados, situación que no ocurre en otros países, donde las empresas sí toman este tipo de medidas. “Ese agente tendría que estar presente acá y debería hacerse cargo de la situación”, enfatizó.

Anuncios

Antecedentes en la provincia

La contaminación del medio ambiente es un tema tristemente conocido en Córdoba. En los últimos años, a raíz de diversos hechos, se llevaron a cabo estudios y pericias para determinar la existencia de sustancias extrañas en la composición del agua utilizada para consumo en diversas regiones de la provincia.

En 2017, el incidente de la planta de tratamiento de residuos peligrosos Taym fue uno de los casos más resonantes para los cordobeses. La inundación que se generó el 28 de marzo por las tormentas ocurridas aquel año, afectó al predio de la industria y desembocó en el canal Los Molinos, que conduce el recurso hacia Aguas Cordobesas para su potabilización.

“La sociedad no está dispuesta a pagar todos los costos de tratamiento, reutilización y reciclaje. Hasta que eso no entre en la mente de cada persona, los RAEE van a seguir siendo un problema”. Gerardo Luis Grisolía, ingeniero químico nuclear.

Un año más tarde, las pericias realizadas manifestaron en su informe: “En efecto, se ha demostrado que una parte del agua llegó al canal Los Molinos-Córdoba, proveniente de la planta Taym, y que existen probabilidades de haber ingresado a la planta potabilizadora. De allí se deduce que se puso en riesgo a la población. Es decir, al existir un peligro potencial de la llegada del agua desde la planta, y al resultar insuficiente el análisis practicado sobre la misma, se asume que pudieron pasar a la red sustancias que no se miden regularmente según los protocolos de Aguas Cordobesas”.

Anuncios

Residuos electrónicos ciudad por ciudad

¿Qué pasa con los residuos electrónicos en Sierras Chicas? 5

Villa Allende: Javier Vázquez, director de Ambiente, comentó que “no se hace una recolección concreta de los RAEE” en la ciudad, aunque sí se reciben aparatos de los vecinos que luego son trasladados a la empresa RRR, la cual se encarga de desensamblar y reciclar los residuos tecnológicos con un certificado de disposición final. Los habitantes deben comunicarse con la Dirección de Ambiente para coordinar la entrega de los artefactos.

Mendiolaza: Luis Chávez, secretario de Servicios Públicos, mencionó que se encargan de recoger estos dispositivos cuando los vecinos se ponen en contacto con el área. Los mismos son destinados a otra empresa que se encarga de la diferenciación de materiales. Aun así, anticipó que el municipio planea instalar contenedores específicos para RAEE en los próximos meses.

Unquillo: El área de Ambiente de la municipalidad informó que se efectúa el acopio de residuos tecnológicos en la planta de tratamiento de la ciudad, para luego derivarlos a las empresas recicladoras. Aun así, explicó que todavía no se realiza la recolección de este tipo de desechos, por lo tanto, los vecinos que deseen contribuir con la correcta gestión de estos materiales, deben comunicarse con la Secretaría de Obras Públicas, la cual emitirá una autorización de ingreso para que puedan llevar los RAEE a la planta de manera particular.

Río Ceballos: El secretario de Ambiente, Sebastián Marini, confirmó que se llevará a cabo la colocación de cinco contenedores individuales en la ciudad para depositar residuos tecnológicos. Los mismos se trasladarán a un centro de tratamiento, donde se realizará la separación y diferenciación de los materiales que componen estos artefactos.

Salsipuedes: Noel San Martín, coordinadora de Ambiente, señaló que la ciudad aún no posee ningún sistema de gestión de residuos electrónicos y que, actualmente, cada vecino procura llevar estos desechos a un destino donde se puedan reciclar. Igualmente, prevén montar puntos de acopio y retiro a través de los centros vecinales en la segunda mitad del año.  

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: