fbpx
Anuncios
Espacio publicitario

La experiencia Open Data


Cómo llevar transparencia y celeridad al proceso electoral (Informe)

La experiencia Open Data 1
Foto cortesía GEN107.5FM

¿Encontraste algún error? Avísanos

Actualmente, el mundo está viviendo un proceso de convergencia como nunca se vivió en otras épocas. Se trata de un mundo altamente tecnificado, donde cada vez más aspectos de la vida cotidiana están en manos de las Inteligencias Artificiales (IA).

La IA se utiliza, entre otras cosas, para agilizar y automatizar procesos teniendo como beneficio directo una reducción en tiempo y costos.

El Estado no está excepto de estos cambios. Y cada vez se integran más tecnologías tendientes a agilizar, ordenar, calcular y transmitir datos públicos y privados.

Datos sensibles e importantes como cuentas bancarias, estadísticas poblacionales, registros de antecedentes penales o incluso resultados electorales.

Es entonces, donde más que celeridad, debiera existir la preocupación de los usuarios por la transparencia en la administración de estos datos. Es decir, saber quién y cómo programó esa IA encargada de manejar dicha información.

Ante esta problemática surge Open Data. Un organismo colectivo integrado por programadores, periodistas y ciudadanos interesados en lograr una integración tecnológica abierta, transparente y libre.


“Las prácticas de Gobierno Abierto y el Periodismo, apoyándose en los Datos Abiertos, deben ayudar a formalizar definiciones y aportar datos duros y evidencia que acompañe el debate”. Patricio Del Boca, miembro de Open Data.


Los inicios de este proyecto

Open Data nació en octubre de 2013, donde ante ciertas dudas en cuanto los resultados de las elecciones legislativas cordobesas de ese año, un grupo de jóvenes programadores decidieron unirse para realizar un control paralelo de los mismos.

De esta forma y durante los años posteriores realizaron diversas tareas tendientes a chequear datos oficiales como relevamientos de precios y control de gastos de campañas.

Además de recomendar a diversos organismos estatales, el cambio de software privados a otros de carácter libre y de código abierto.

Hasta que este año llevaron la experiencia a otro nivel: realizar un escrutinio paralelo y participativo de las elecciones provinciales cordobesas de 2019.

Una experiencia inédita en América Latina

Para realizar esta tarea, Open Data se unió a Desarrollo Digital el día de las elecciones para realizar un escrutinio paralelo.

Es decir, el pasado domingo 12 de mayo, tanto los miembros de ambas ONGs, como los representantes de varios partidos políticos y docentes universitarios, se juntaron en la Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación (FAMAF), para efectuar un conteo paralelo.

La forma de realizarlo fue simple: los diferentes partidos intercambiaban información de las actas oficiales firmadas por sus fiscales en tiempo real. Luego estos datos eran subidos a una plataforma digital creada exclusivamente para estas elecciones. Contabilizando los datos de forma rápida, pero por sobre todo trasparente.

La plataforma permitía una instancia de doble chequeo, del escrutinio provisorio, mediante fotos de cada telegrama que fueron transmitidas a un centro de cómputos independiente.

“Esta experiencia fue la primera en América latina, y las pocas a nivel mundial, que una organización social, una ONG y con partidos políticos contaban los votos y no una empresa privada o el Estado”, declaró a El Milenio, Cristian Pérez, periodista de Sierras Chicas y miembro de Open Data.

“El escrutinio final dio exactamente el mismo resultado que el nuestro. Se llegó a contar la totalidad de los votos”, continuó Perez.

Luego de conocerse el pasado 6 de junio el escrutinio final que confirmó a Juan Schiaretti como gobernador de Córdoba. Quién alcanzó un total de 1.101.960 de votos en toda la provincia, es decir el 57,37  del total de votos.

“Tuvieron que romper las mismas leyes que promulgaron”

No obstante, la propuesta no estuvo exenta de polémica.

Desde el Tribunal Electoral de la Provincia tuvieron que emitir un comunicado el mismo día de las elecciones, aclarando que el escrutinio paralelo no tenía ningún tipo de validez legal. Ante el miedo de que la carga de datos realizada, sea más rápida que la oficial.

“Hubo una presión muy fuerte el sábado a la noche de la Justicia Electoral para dar de baja el escrutinio en autoridades del FAMAF. Pero se llegó a negociar que se hiciera de todas maneras”, nos relata el también periodista de Radio GEN.

“Desde la Justicia Electoral tuvieron que romper, ellos mismos, la veda electoral a las siete y cuarto de la tarde”, comentó.

“Preocupados que este escrutinio paralelo, libere los datos por otras vías como Internet que no está legislado y tengamos los datos antes que el oficial”.


Nota Relacionada


Anuncios

Finalmente, comentó que desde Open Data están analizando repetir la misma experiencia para las elecciones presidenciales de octubre.

“Estamos conversando con presidenciables nacionales que están interesados en llevarlo a cabo a nivel nacional con la incorporación de nuevos actores y nuevas figuras que estén mirando el proceso electoral”, concluyó.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: