27 septiembre, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Alma, fútbol y corazón: el mundial del seleccionado femenino (análisis)

Luego de su eliminación del mundial, el conjunto nacional llegó esta mañana al país con la frente en alto y el pecho lleno de orgullo.

Luego de su eliminación del mundial, el conjunto nacional llegó esta mañana al país con la frente en alto y el pecho lleno de orgullo.

Florencia Bonsegundo, goleadora del mundial,en un grito de gol que sería histórico.

¿Encontraste algún error? Avísanos

Tras su paso por el mundial Francia 2019, las chicas de la selección nacional volvieron a casa sin la clasificación a octavos pero con el corazón de los argentinos en sus manos. Poco se esperaban el recibimiento que tuvieron en Ezeiza, más de un centenar de personas esperaron en el aeropuerto a las representantes de la celeste y blanca. “Pioneras hoy y presentes” rezaba una bandera.

El desempeño del equipo de Borrello es totalmente destacable, sobretodo por el hecho de que en nuestro país muy recientemente el fútbol femenino se ha vuelto profesional. Luego de mucho tiempo de lucha por parte de las jugadoras, el presidente de la AFA anunció en marzo que apoyaría a los clubes para que firmen sus primeros contratos. Y así, clubes como San Lorenzo de Almagro comenzaron a formalizar su vínculo con sus jugadoras. Lo justo es justo.

Con todo esto de por medio, las chicas consiguieron algo histórico en este mundial. En su retorno a la máxima competencia, después de doce años de ausencia, lograron sus primeros puntos. El empate ante Japón y la inolvidable remontada del partido ante Escocia, en menos de 20 minutos lograron tres goles, llevaron al conjunto albiceleste a lo más alto.

La Selección Argentina firmó su mejor actuación en un Mundial Femenino, consiguiendo los dos primeros puntos de su historia y plantando una gran ilusión a futuro.

El objetivo era lograr el tan ansiado pase a octavos, pero la entrega y dedicación en las jugadoras fue suficiente para llenar el alma pasional de los hinchas argentinos. Así mismo, este fue recién el tercer mundial del equipo nacional, lo que implica que a las chicas les queda un largo camino por delante. Con rivales de alto nivel, ex campeonas y subcampeonas del mundo, la Argentina se vio obligada a poner todo de sí dejando lo mejor en la cancha, y así lo hizo.

El aprendizaje y la experiencia son algunas de las cosas que se obtienen de estos encuentros. Compartir y adquirir técnicas con chicas de las otras selecciones es una oportunidad única. En el mundial se encuentra lo mejor de lo mejor, y lo mejor de lo mejor es Vanina Correa, que es cajera en un supermercado y figura clave en el arco de la selección nacional. Es Florencia Bonsegundo, que cuando tenía 13 años no pudo continuar jugando al fútbol porque en su ciudad no existía una liga femenina, y ahora es goleadora del equipo albiceleste.


Gentileza del twitter oficial de la AFA. Cálido recibimiento de la selección nacional en Ezeiza.


Es claro que las chicas necesitan mejorar ciertos aspectos para llegar a superarse a sí mismas. También es claro que sienten la camiseta y dejan el cuerpo por los colores de la celeste y blanca. Cerrando Francia 2019 con el mejor mundial del seleccionado femenino nacional, es difícil contener las ansias de ver los próximos duelos que se vienen.  

No es momento de ver esta eliminación como una derrota. Es tiempo de verla como una posibilidad. Esto forma parte de un proceso en el que las puertas comenzarán a abrirse para el conjunto femenino nacional. Las chicas se lucieron en las canchas, mostrando sus habilidades defensivas y sus técnicas de ataque. Allí, tanto ellas como el cuerpo técnico, aprendieron qué es lo mejor para el equipo y qué le conviene también. Cuál es la mejor forma de plantarse ante el rival, de qué manera se pueden abrir espacios, y cómo generar chances de gol. El sueño recién empieza.