fbpx
Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

La problemática de la autoexigencia corporal


Macarena Córdoba y Aldana Barreto, profesoras de Educación Física, desmienten mitos y verdades sobre la autoexigencia extrema del cuerpo humano.


La autoexigencia extrema en cuanto a la actividad física puede ser un problema para la salud. El Milenio conversó con Macarena Córdoba y Aldana Barreto, profesoras de Educación Física, para desmentir mitos y verdades.

A la hora de hacer ejercicio en épocas de altas temperaturas es importante tener en cuenta una buena hidratación, tanto antes, durante y después del entrenamiento, ya que “cuando hace mucho calor y entrenamos, nuestro cuerpo juega con una presión externa extra, la cual puede afectarnos de manera negativa si no estamos atentos” según informó Barreto.

Asimismo, Córdoba agregó “el calor de nuestro cuerpo se disipa a través de nuestra transpiración, por eso es muy importante que cuando el cuerpo transpira, dejarlo que transpire y no secarle la transpiración ya que cuando el viento rosa esas gotitas de agua, hace que la temperatura del cuerpo se vuelva regular”.

¿Cuánto ejercicio hay que hacer por dia?

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) se recomienda hacer 30 min de actividad física diarios para mantener un estilo de vida saludable.

Macarena comento que “esos 30 min debe ser una actividad aeróbica o recreativa podría decirse, no es un entrenamiento específico. Si va a hacerse un entrenamiento específico de ciertos grupos musculares, con sobrecarga, o aeróbicos o anaeróbicos, llevan un descanso de 24 hs todos los grupos musculares, no se puede repetir dos días seguidos el mismo entrenamiento, se necesita descansar 24 hs el grupo muscular, no quiere decir que no se pueda hacer actividad física sino que se debe hacer otro tipo de actividad, sino se sobrecarga el músculo y se fatiga”.

No obstante, Córdoba agregó que se debe tener en cuenta que “uno también debe ser consciente en cuanto a sus limitaciones y sus capacidades. Se puede hacer actividad física todos los días siempre que sea progresivo, sino puede darte un ataque de tensión, un paro cardíaco, deshidratación, entre otras, por lo que el cuerpo no está acostumbrado a cumplir esa demanda de consumo de energía que está teniendo el cuerpo”.

Al entrenar, Aldana sostiene que “como profesionales debemos tener en cuenta a las personas con distintas patologías que tengan contraindicaciones de algún u otro ejercicio en particular, por ejemplo, personas con hipertensión, diabetes, con las cuáles trabajamos a diario. A pesar de la condición, nunca debemos limitar la realización de actividad física, por eso es importante poder trabajar con las personas de manera personalizada, en lo posible”.

Alimentación

En cuanto a la alimentación previa al ejercicio, ambas profesoras manifestaron que se debe comer una hora antes del entrenamiento para que el organismo pueda digerir la ingesta y de esa manera generar más energía en forma de glucosa, el cual es nuestro combustible energético.

Además, si se ingiere el alimento con poca anticipación la sangre estará acumulada en el estómago y no se podrá cumplir la demanda de flujo de sangre en los músculos al hacer actividad física. Sin embargo, tampoco se recomienda alimentarse de manera excesiva ya que el cuerpo podría no llegar a finalizar la digestión.

Beneficios

Es importante destacar los beneficios de realizar actividad física, “desde la mejora de la capacidad respiratoria, el aumento de masa muscular y la disminución de tejidos adiposos, el fortalecimiento de huesos y articulaciones y la hidratación de manera regular. En general, el movimiento es salud, y además de mejorar la condición física, mejora la salud mental” afirmó Barreto.

Por su parte, Córdoba sostiene que “libera endorfina, una hormona que libera nuestro cuerpo que nos da la sensación de placer, de satisfacción, de alegría.

A nivel metabólico, surgen muchos cambios, como por ejemplo las hormonas segregadas por el cuerpo llevan un ritmo mucho más fluido cuando se hace actividad física, nuestro sistema cardiovascular, endocrino, circulatorio, respiratorio, mejora ampliamente, se podría decir que los primeros cambios son a nivel fisiológico, casi imperceptibles para el cuerpo, sin embargo en nuestro interior los cambios van a la velocidad de la luz y son todos muy positivos.

Después, están los cambios estéticos, como por ejemplo, un cuerpo más esbelto, músculos más tonificados, etc. Pero eso se consigue más a largo tiempo y con entrenamiento constante. Los cambios físicos y metabólicos internamente producen desde el primer día.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: