fbpx
Anuncios
CUBRIMOS, CUMPLIMOS

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Hacia un nuevo paradigma de la vejez


“Estamos construyendo nuestro camino. Creemos que la formación técnica es esencial para tener claridad en las prácticas y en el diseño de las políticas públicas”, sostuvo Eugenia Martínez en diálogo con El Milenio.

“Cuando el adulto mayor se ve obligado a abandonar su vivienda para irse a vivir a una residencia está comprobado que hay un deterioro de la salud, tanto física como psíquica”. Eugenia Martínez.

Eugenia Martínez es Coordinadora de la nueva Área de Adultos Mayores del municipio de Unquillo, que a su vez depende de la Secretaría de Desarrollo Comunitario. Su formación como Licenciada en Psicopedagogía y sus recientes estudios para una Diplomatura en Gerontología Comunitaria y Políticas Públicas de la Vejez le permitieron promover diversas propuestas para el adulto mayor en la ciudad.

Una de las tantas iniciativas es la innovadora Escuela de Verano para Adultos Mayores en el Polideportivo, que abrió sus puertas durante los días de diciembre a pedido de la nueva mesa de derechos del Adulto Mayor, o bien, la incipiente conformación de un Consejo local para brindar un apoyo legal a la conquista de derechos.

Asimismo, a estas propuestas le preceden diversos trabajos, como la firma del plan provincial Córdoba Mayor o la implementación del taller de promoción en salud para el Alzheimer y otras demencias, o el programa del buen trato y la promoción de derechos del adulto mayor que se realizó junto al SeNAF (Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia) y otros grupos e instituciones abocadas al cuidado del adulto mayor, como el que se encuentra en Gobernador Pizarro que atiende a más de 80 adultos mayores o el Centro de Jubilados que brinda diversos programas de apoyo, talleres y viajes de turismo.

El Milenio: ¿Cuáles son las principales características del área?

Eugenia Martínez: En la diplomatura se trabaja en el posicionamiento social del adulto mayor desde un nuevo paradigma: envejecimiento activo, las personas mayores como sujetos de derechos a partir de que en el 2015 se sancionó la Convención de Adultos Mayores, donde pasan a tener valor legislativo. Es muy importante que todo el mundo lo conozca.

Culturalmente se ha atravesado por estos procesos en todas las etapas evolutivas, así como en la niñez donde también hubo un cambio de paradigma. Un recorrido similar es el que hacemos hoy con los adultos mayores, que ahora son sujetos de derecho: derecho a decidir qué hacer con su dinero, derecho a vivir en su casa, a decidir si quiere vivir en una residencia o no, por lo tanto las residencias de larga estadía o geriátricos, como antes se los llamaba, tienen la obligación de contar con la previa aprobación por parte del adulto para el ingreso. No como en la posición anterior, donde era la familia la que decidía el ingreso y el adulto ni se enteraba que debía mudarse para el resto de su vida. Todas esas situaciones, entre otras, son vulneraciones de derechos que culturalmente estaban aceptados, pero a partir de la normativa internacional, de la cual participan todos los países de Sudamérica, esto tiene un valor legal y por ende, nosotros podemos exigir que se responda en ese sentido.

EM: ¿Qué sucede con los adultos mayores que se encuentran en sus domicilios por diferentes causas?

EM: Coordinamos con los equipos de salud que tienen un área de promotores los cuales realizan la parte comunitaria. Ellos trabajan directamente con nosotros en las visitas al domicilio, porque es muy importante poder encontrarse con alguien y hablar, muchas veces las problemáticas tienen que ver con la angustia y la soledad. Y con estos espacios comunitarios vamos haciendo seguimientos de la población. La idea con el área de Hábitat es realizar visitas coordinadas, con técnicas para favorecer la autonomía de los adultos en algunos puntos críticos, como el uso del baño, las barras en la ducha, etc.

Las ideas centrales sobre los nuevos paradigmas de la vejez tienen que ver con que el adulto mayor envejezca en su casa. Es un sentido de pertenencia que tiene que ver con sus cosas, su espacio, cuestiones que favorecen a un envejecimiento activo.

EM: ¿En qué consiste un cuidador domiciliario?

EM: Mundialmente, el porcentaje de adultos mayores que viven en residencias es mínimo, es el 1,5% de esta población. La mayor parte viven en sus domicilios, uno de los estereotipos sobre la vejez es que el adulto termina en un geriátrico. Por eso, desde las políticas públicas se plantean estos cursos de capacitación de cuidadores domiciliarios.

Es muy distinto al acompañante terapéutico que trabaja sobre patologías específicas en relación directa con un profesional de la salud mental. El cuidador domiciliario trabaja sobre estados de salud. Tenemos muy en claro el declive físico del adulto mayor, las funciones se van disminuyendo, pero no tienen que ver puntualmente con las patologías. El declive es normal y esperable para todos. Los cuidadores trabajan con áreas específicas como psicólogos, médicos, nutricionistas. Tienen una formación muy específica y cuando terminan, se inscriben en el padrón donde las oficinas de empleo de cada ciudad realizan el nexo entre el adulto y el cuidador. Al padrón acceden todas las obras sociales, se puede llamar a la obra o bien a la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) ya que ellos también realizan los padrones y brindan referencias por zona.

EM: ¿Es accesible?

EM: Hay una asociación con el Sindicato de Amas de Casa, porque son personas que ingresan a un domicilio a trabajar con roles diferenciados y demás, tienen una tarifa de acuerdo a los turnos que cumplen. No es muy caro el servicio, es accesible, se habla con la familia.

Además, contamos con un grupo de adultos muy activos que funciona de manera independiente en el Parque Integrador y se autodenominan Los Amigos Del Andén, es un grupo que aparece con demandas, planteos, necesidades. Se juntan dos o tres veces por semana sistemáticamente y con ellos estamos iniciando las gestiones para forjar un Consejo local de adultos mayores. Están los consejos federales y provinciales y para acceder a esos niveles de representación necesitamos conformar un consejo local y ellos están con mucha decisión para habitar estos espacios, donde pueden contar con un estatuto legal para ejercer sus derechos.


Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: